HOA DIOCESANA DE CÁDIZ Y CEUTA

[hoac.gif]










UNA MIRADA CRISTIANA DEL TRABAJO HUMANO Y EL BIEN COMÚN
¡ACOGE, ABRAZA, CUIDA, ACOMPAÑA...!
LA VIDA DEL MUNDO OBRERO, CON MISERICORDIA Y COMPASIÓN.


¡Bienvenido/bienvenida! al "blog" de la HOAC diocesana de Cádiz y Ceuta.


sábado, 30 de abril de 2016

«29.- ASUMIR LA REALIDAD»
(Claves del bienestar humano),
por José Antonio Hernández Guerrero




Asumir la realidad



Los seres humanos poseemos una singular tendencia a engañarnos a nosotros mismos, a convencernos de que las realidades que perciben nuestros sentidos son puras imaginaciones y meras apariencias. A veces, impulsados por convicciones ideológicas, por creencias religiosas, por falacias pseudocientíficas o, incluso, por convenciones artísticas y literarias -cuya función específica consiste en emocionarnos mediante ficciones-, tratamos de persuadirnos de que algunas verdades comprobadas por nuestros sentidos son falsedades. Pero el hecho cierto es que no podemos cerrar los ojos ante los objetos físicos y ante los sucesos reales: podemos ignorarlos, olvidarlos e, incluso, negarlos; pero no está en nuestras manos hacerlos desaparecer como si no hubieran existido.


La realidad es tozuda, irrenunciable y, si le somos infieles, las consecuencias son graves. Por mucho que lo empujemos, el corcho vuelve a salir a flote. La realidad no desiste. Los deseos humanos o la voluntad pueden hacerlo. No podemos hacer concesiones sobre la gravedad o sobre la dureza de los materiales o sobre la impenetrabilidad de los cuerpos.


La realidad tiene una naturaleza que hemos de reconocer y aceptar humildemente: si la desconocemos o la negamos, se "venga" a su manera de nosotros, con un sistema implacable de resistencias y de reacciones. Pero también hemos de reconocer que la realidad es poliédrica y no es sólo física y biológica sino también humana, personal, psicológica, social e histórica. Sus estructuras son más complejas y, por eso, más difíciles de descubrir, de definir y de precisar, aunque no por eso son menos efectivas. Y el error respecto a ellas o la falta de respeto también los pagamos con estrepitosos fracasos. A veces tengo la impresión de que los políticos de diferentes ideologías tienen en común una obstinada ceguera para percibir lo que realmente ocurre en la sociedad. Quizás deberían leer el [i]Ensayo sobre la ceguera[/i] del premio Nobel de Literatura, el portugués [b]José Saramago[/b], en el que traza [b]una imagen aterradora[/b] -y conmovedora- de los tiempos sombríos que estamos viviendo.




José Antonio Hernández Guerrero, reflexiona, semanalmente en nuestro “blog”, sobre las Claves del bienestar humano el sentido de la dignidad humana y el nuevo humanismo.


28.- «MIEDOS».
(Claves del bienestar humano)




jueves, 28 de abril de 2016

LA PRECARIEDAD PERJUDICA LA SALUD



José Luis Palacios | Cada día en nuestro país, dos personas pierden la vida y 68 contraen una enfermedad en el trabajo, ante la indiferencia de las autoridades, la sociedad y unos medios de comunicación que se contentan con recoger lánguidamente el reguero de víctimas que deja este asesino silencioso.


Cada 28 de abril se celebra el día mundial de la Salud y Seguridad en el trabajo. Una ocasión que no nos deja mirar para otro lado y nos pone cara a cara con el devorador de personas y ladrón de salud que es la siniestralidad laboral.


La lacra de los accidentes de tráfico ha merecido fuertes inversiones en campañas de publicidad y políticas decididas de control y sanción. La violencia machista concita la repulsa general, muy merecidamente, y se ensayan respuestas policiales y judiciales, aunque con resultados todavía descorazonadores.


La seguridad en el trabajo tiene su propia ley. Es verdad. El pasado mes de febrero, se cumplieron 20 años de la entrada en vigor de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Su aplicación ha servido para cambiar la cultura existente en las empresas en esta materia, pasando de la gestión del daño a la prevención. La reducción de los niveles de siniestralidad ha sido más que notable. Por lo menos hasta el año 2012, momento en que los accidentes en el trabajo comenzaron a repuntar.


La crisis y las sucesivas reformas laborales, según los expertos, han tenido mucho que ver en el aumento de la siniestralidad. A falta del cierre oficial de la estadística por parte del Ministerio de Empleo y Seguridad social, el año pasado se registraron 608 accidentes laborales mortales, 28 más que el año anterior. De ellos, 500 se produjeron en plena jornada laboral, 33 más que en 2014.


Los datos hacen pensar al secretario de Salud Laboral de CCOO Pedro José Linares, que se ha tomado la prevención como un «lujo de otra época, cuando creíamos que éramos ricos». Algo está cambiando, y no precisamente para mejor. «En la industria donde tradicionalmente estaban las empresas grandes, donde hay presencia sindical y comités de seguridad, en el último año ha habido un incremento del 45% de accidentes. Creemos que está cambiando el modelo de empleo, está desapareciendo el trabajador indefinido que conocía bien su puesto y los procesos», añade.


Aquí es donde entran en juego «las distintas reformas laborales», que en opinión de Linares, «han aumentado la unilateralidad de los empresarios que acaba exponiendo más al trabajador, por el incremento de la presión sobre la actividad y la modificación de las propias tareas».


Desde la secretaría de Salud Laboral de UGT, que acaba de celebrar su congreso confederal, también se señalan los cambios en la legislación laboral como un factor que ha incrementado los riesgos para los trabajadores y trabajadoras. «La precariedad se ha identificado como un elemento de riesgo para la salud», comentan fuentes de la UGT. «La rotación y la temporalidad se usan como excusa para hurtar la formación y la información sobre prevención de riesgos en el trabajo», completa Linares.


Tampoco las mutuas han ayudado mucho, señala la responsable de este área de USO, Sara García «la nueva ley de mutuas y especialmente la regulación de la incapacidad temporal están pensadas para ahorrar costes, no para garantizar la salud de los trabajadores». Es más, convertir el absentismo justificado en causa de despido objetivo, «está obligando a muchas personas a ir al trabajo enfermas, con lo que no solo ponen en riesgo su salud, sino también la de los demás».


Las empresas han vuelto a considerar la prevención como un coste, aunque según estudios de UGT, por cada euro invertido en seguridad se generan dos de beneficio, y la administración ha relajado su empeño en combatir la siniestralidad, como demuestra el hecho de que hasta el año pasado no se firmó la estrategia preventiva con las Comunidades Autónomas y la Inspección de Trabajo ha priorizado la lucha contra el fraude en la contratación.


Con unas relaciones laborales marcadas por el miedo a perder el puesto de trabajo, los delegados de prevención tampoco lo tienen fácil. «En las pequeñas empresas a veces se le echa la culpa al delegado por los despidos de personal. Este denuncia, con la consiguiente multa o la inversión para subsanar las irregularidades, y el empresario dice que ha tenido gastos imprevistos y tiene que echar a gente», comenta García.


«O se hacen muchos esfuerzos o estamos abocados a la falta de control de los riesgos en el trabajo», opina Linares para quien es necesario impulsar «políticas públicas que hagan que la salud sea igual de importante para todos y no dependa de las condiciones contractuales de cada trabajador».


«Es necesaria la colaboración de todos, sin exclusiones institucionales, porque esto nos afecta a todos y es la manera de abrir el debate social», insiste García, para quien «hacen falta más medios para que la prevención no se quede en el papel». De lo contrario, ese asesino que no parece preocupar lo suficiente, seguirá cobrándose la vida y la salud de las personas trabajadoras.

Atacar con fuerza la siniestralidad

Coincidiendo con la CSI y con CES, los sindicatos reivindican el desarrollo normativo, de las normas internacionales para adecuarlas a la situación actual, especialmente la directiva europea de cancerígenos y enfermedades musculoesqueléticas, con el objetivo de que las enfermedades profesionales sean debidamente reconocidas.


En Europa, hay fuertes presiones para desvirtuar la legislación y reducir lo que algunos consideran cargas administrativas que lastran la competitividad con otros polos económicos. De ahí que los sindicatos europeos reclamen leyes, controles y sindicatos fuertes que puedan hacer frente los riesgos para la salud y la misma vida derivados de la actual organización del trabajo.

La salud mental en el trabajo

En todo el mundo, cada 15 segundos, un trabajador muere a causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo y 153 trabajadores tienen un accidente laboral. El coste de esta lacra va mucho más allá del 4% del PIB global que se estima suponen las malas prácticas en seguridad y salud laboral.


Las reestructuraciones y cambios en la organización del trabajo, generados por la recesión económica, se traducen en menos oportunidades laborales, aumento del trabajo precario, miedo a perder el empleo, despidos masivos y desempleo, lo que conlleva graves consecuencias para la salud mental y bienestar. La competitividad, las altas expectativas sobre el rendimiento y las largas horas de trabajo contribuyen a que los ambientes de los lugares de trabajo sean cada vez más estresantes. El lugar de trabajo es una fuente importante de riesgos psicosociales y al mismo tiempo el lugar idóneo para tratarlos y proteger la salud y el bienestar de los trabajadores. De ahí que la Organización Internacional del Trabajo dedique este 28 de abril a señalar el estrés como un reto colectivo.


faldon publicado en TU

faldon suscripcion
Comparte y difunde esta información

martes, 26 de abril de 2016

«LA FIESTA DEL 1 DE MAYO, DÍA DEL TRABAJO»

Estimado/a amigo/a:

Recibe un saludo muy cordial del Secretariado Diocesano de Pastoral Obrera de Cádiz y Ceuta.  Tenemos el gusto de invitaros a la celebración de la Eucaristía del 1º de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores y Festividad de San José Obrero.  Este año celebrado bajo el lema "Misericordia de Dios en el Mundo Obrero" nos reuniremos en Vejer de la Ftra. en la Parroquia del Divino Salvador, el domingo 1 de Mayo a las 18:30 horas, para celebrar juntos la Eucaristía.

Un saludo afectuoso,

Eugenio Díaz Melero
Director del Secretariado Diocesano
de Pastoral Obrera
MAIL: pobreracadiz@gmail.com




#1MAYO | REPENSEMOS UN TRABAJO DECENTE QUE CONSTRUYA HUMANIDAD


Comunicado del Primero de Mayo de 2016 • Día Internacional del Trabajo • HOAC y JOC. 
En twitter #1MayoHumanicemoselTrabajo • #1Mayo

«Juan, tras 20 años en la misma empresa, se encuentra en el paro con 48 años y pronto dejará de percibir la prestación.


Eloísa, su mujer, ha conseguido ir a limpiar por horas sueltas, sin contrato, a la vez que atiende a su madre enferma.


David, el hijo mayor, ha dejado la universidad al recortarle la beca. Ana, la segunda hija, está pendiente del móvil por si la llaman para cubrir alguna baja.


Y Tamara, la tercera hija, estudia 3º ESO y falta bastante a clase para cuidar de su sobrina de 2 años».



Como Juan, Eloísa, David, Ana… hay en nuestro país 4.094.770 personas paradas, y 1.556.600 familias tienen a todos sus miembros en paro. Además:


■ El 12,6% de los trabajadores en España son pobres (su salario no les permite salir de la pobreza).


608 trabajadores fallecieron en 2015 víctimas de accidentes laborales, dos muertes al día.


■ Si miramos al mundo, 21 millones de personas son víctimas de trabajo forzoso (según la OIT).


■ La desigualdad sigue creciendo. El 1% más rico de la población mundial posee más riqueza que el otro 99%. En España, las 20 personas más ricas disponen de tanto dinero como los 14 millones de personas más pobres.



De nuevo este 1º de mayo, Día Internacional del Trabajo, la HOAC y la JOC, movimientos de Acción Católica especializada en el mundo obrero y del trabajo, no permanecemos indiferentes y denunciamos esta situación inadmisible.


El trabajo ha pasado de ser un bien para la vida a ser un instrumento para la producción, con mayor crudeza en estos últimos años.

El trabajo se ha degradado de tal manera que es difícil reconocerlo.

Muchos trabajadores y trabajadoras están sufriendo una gran precariedad.

Muchos de ellos no pueden optar al tipo de trabajo para el que se han formado ni participar en la decisión de sus condiciones laborales, el horario, el sueldo, la duración del contrato, el tipo de jornada, etc.

Esta precarización del trabajo que estamos padeciendo supone también la degradación de la empresa y de la economía, por lo que estamos llamados a repensar el sentido y la función que realmente deben tener para que sirvan al bien común.


Ante la situación de insolidaridad estructural que se vive en todo el mundo respecto a los trabajadores y trabajadoras, y más si cabe respecto a jóvenes que quieren y no pueden trabajar, la persona debe ser y estar en el centro de la actividad económica, de la política, de las relaciones laborales, del trabajo.



Es necesario repensar el sentido del trabajo, la economía y la empresa, devaluado en nuestra sociedad.

Para ello tenemos que exigir a los políticos, gobernantes y poderes económicos unos derechos que son básicos y fundamentales y que deben promoverse siempre, y que a menudo no son respetados:


El derecho al trabajo, a una justa remuneración, a unas condiciones dignas con horarios y condiciones que permitan el adecuado desarrollo de la vida personal, familiar y social.


■ El derecho a un ambiente de trabajo saludable que no atente contra la integridad física ni psíquica, y que permita el desarrollo de la propia personalidad en el trabajo.


■ El derecho a prestaciones sociales, y al descanso.


■ El derecho de reunión y de asociación, a la negociación colectiva y a la huelga, y a la participación en la organización del trabajo.


Afirmamos que el trabajo es esencial para la vida de las personas porque ayuda a construir nuestra humanidad.

A través de él potenciamos, desarrollamos y expandimos nuestras capacidades y cualidades, y podemos aportar lo mejor de nosotros para la construcción de la sociedad en la que vivimos.

El trabajo está «en función del hombre» y no el hombre «en función del trabajo» (Juan Pablo II, Laborem exercens 6).



Ante esto, nos sentimos llamados y llamadas, e invitamos a toda la sociedad a:


Romper la actual lógica de pensar y organizar el trabajo, poniendo en el centro a la persona y no la economía y los intereses de unos pocos.


Plantear el sentido y el valor del trabajo más allá del empleo: distribuir de manera justa y digna el empleo y reconocer socialmente todos los trabajos de cuidados necesarios para la vida humana.


■ Establecer unos ingresos mínimos suficientes para cubrir las necesidades básicas de todas las personas y familias por el hecho de serlo.


■ Articular de forma humanizadora el trabajo y el descanso.


■ Luchar por condiciones dignas de empleo: sin la lucha por la afirmación de los derechos de las personas en el empleo no es posible humanizar el trabajo.


■ Denunciar que actualmente el capital no tiene fronteras (especialmente con el TTIP), mientras que las personas sí las tenemos, lo cual crea una mayor injusticia social.


■ Repensar el modelo económico y productivo, para que sea respetuoso con la vida y que permita la de generaciones futuras.


Como creyentes en Jesús de Nazaret, quienes integramos la JOC y la HOAC animamos a todas las personas a denunciar las situaciones injustas que se padecen en el mundo obrero y del trabajo, y a promover el derecho a tener un trabajo decente que no niegue la dignidad de los trabajadores y trabajadoras, ya que el trabajo es para la vida.


Os invitamos a celebrar este 1º de mayo, participando en los actos que se convoquen para denunciar esta forma de entender el trabajo, y defendiendo que éste sea un bien de la persona y de la sociedad al servicio de la vida.

Comparte y difunde esta información
Comunicado con motivo del Día Internacional del Trabajo.
#1Mayo | Repensemos un trabajo decente que construya humanidad
Descargar aquí

FOTOGRAFIAS DEL PRIMERO DE MAYO








ORAR EN EL MUNDO OBRERO:
SEXTO DOMINGO DE PASCUA, Ciclo “C”
(1 de mayo de 2016) FESTIVIDAD DE
SAN JOSÉ OBRERO, FIESTA DEL TRABAJO

«Hoy, 1 de mayo,
hemos de ser
más conscientes
de que “el discípulo de Cristo,
cuando es transparente en el corazón
y sensible en la vida,
lleva la luz del Señor
a los lugares donde
vive y trabaja”
…».


(Francisco, Mensaje a los miembros
del Movimiento Cristiano
de Trabajadores. 16-enero-2016)

 […]




Dibujos de Cerezo


ORAR EN EL MUNDO OBRERO
Ciclo “C”  (2015 — 2016)


«SEXTO DOMINGO DE PASCUA»
(1 de MAYO de 2016)
FIESTA DEL TRABAJO


«Una evangelización con Espíritu
es muy diferente
de un conjunto de tareas
vividas como una obligación pesada
que simplemente se tolera…
Una evangelización con espíritu
es una evangelización
con Espíritu Santo,
ya que Él es el alma
de la Iglesia
evangelizadora».
(EG 261)

 


 

ESCUCHA AHORA LA PALABRA DEL SEÑOR

 Juan 14,23-29:
El Espíritu Santo
os irá recordando
todo lo que os he dicho.
 

ACOGE LA PALABRA, MEDITA Y CONTEMPLA

 El que me ama
guardará mi palabra
y mi Padre lo amará
y vendremos a él
y haremos morada en él.
 

El Espíritu Santo, que enviará
el Padre en mi nombre,
será quien os lo enseñe todo
y os vaya recordando
todo lo que os he dicho.

[…]






TERMINA ORANDO

 Gracias a Ti tenemos ganas de vivir
y de construir un mundo mejor.

Gracias a Ti siguen vivos los gérmenes
de igualdad, libertad y fraternidad.

Gracias a Ti, soñamos utopías
y caminamos con dignidad.

Gracias a Ti hemos aprendido la tolerancia
y a compartir nuestras semillas de verdad.
[…]




Señor, Jesús,
te ofrecemos
todo el día,
nuestros trabajos,
nuestras luchas,
nuestras alegrías,
y nuestras penas.



María, Madre de los pobres,
Ruega por nosotros.

----------------------------------------------------------------------------------
01 de mayo de 2016
SEXTO DOMINGO DE PASCUA (C)
FIESTA DEL TRABAJO SAN JOSÉ OBRERO

Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles 15,1-2. 22-29
Hemos decidido, el Espíritu Santo y nosotros, no imponeros más cargas que las indispensables.

Salmo 66, 2-3. 5. 6 y 8
Oh Dios, que te alaben los pueblos, que todos los pueblos te alaben.

Lectura del libro del Apocalipsis 21,10-14. 22-23
Me enseñó la ciudad santa, que bajaba del cielo.

o bien:

Lectura del libro del Apocalipsis 22,12-14.16-1 7.20
Ven, Señor Jesús.

Lectura del santo evangelio según san Juan 14,23-29
El Espíritu Santo os irá recordando todo lo que os he dicho.

o bien:

Lectura del santo evangelio según san Juan 17,20-26
Que sean completamente uno.
----------------------------------------------------------------------------------


La Iglesia se abre a otras culturas.

Los apóstoles se reúnen en Jerusalén
y dan soluciones a los problemas
surgidos en la comunidad cristiana.


Buscan la comunión entre todas las comunidades
y determinan aceptar las diferencias existentes
entre las comunidades (1 Lect.).


En nuestra sociedad se va construyendo
la ciudad del futuro (2 Lect.).


El Espíritu de Cristo sigue enseñándonos
y recordándonos lo que Jesús dijo e hizo.


Su vida y enseñanza se resumen en el amor (Ev.).

Las oraciones semanales y el material de la HOAC
lo podéis encontrar archivado en:
http://issuu.com/hoac/docs

Le agradecemos haga uso de esta página
y esperamos que las orientaciones
para la oración le sean de provecho.

Si no la recibe y quiere hacerlo, puede solicitarla
enviándonos su dirección electrónica a:
hoaccadizyceuta@gmail.com
y se la enviamos para cada domingo.


https://issuu.com/hoac/docs/6___semana_pascua

sábado, 23 de abril de 2016

«28.- MIEDOS»
(Claves del bienestar humano),
por José Antonio Hernández Guerrero




Miedos



Experimentar miedo cuando nos acecha algún peligro es un síntoma bueno y una reacción -emocional y fisiológica- beneficiosa. Como todos sabemos, el miedo es la respuesta espontánea que, tras la toma de conciencia de una amenaza, nos estimula para que nos defendamos, para que evitemos los riesgos alejándonos de ellos, resguardándonos en lugares seguros, protegiéndonos con escudos preventivos. Otras veces, sin embargo, el miedo -si logramos vencerlo- es un impulso que nos empuja para que, provistos de las armas adecuadas, nos enfrentemos a las agresiones con mayores garantías de éxito. Puede ocurrir, también, que algunos aprovechados -desactivando su función protectora y haciéndonos más frágiles- desencadenen nuestro temor intencionadamente, y que lo empleen como ardid perverso para vencer nuestra resistencia a confiar en ellos y, así, lograr más fácilmente nuestra adhesión a sus propósitos.


Fíjense cómo lo usan los tiranos, los terroristas y, en general, todos los sinvergüenzas ambiciosos que, cobardemente, pretenden jugar con ventajas y beneficiarse debilitando inicuamente nuestras defensas físicas y desactivando nuestras protecciones anímicas. La historia de la humanidad está plagada de personajes célebres sembradores de terror, que han conseguido acumular poderes políticos, religiosos y económicos, gracias a su habilidad para amedrentarnos anunciando males y prediciendo ruinas y catástrofes. Es cierto que, en muchos casos, esos pájaros de mal agüero y esos profetas de calamidades, son unos neuróticos asustadizos que, con su pesimismo, pierden la credibilidad, pero también es verdad que, en amplios sectores de la población, logran crear un clima de inseguridad y un ambiente de ansiedad.




José Antonio Hernández Guerrero, reflexiona, semanalmente en nuestro “blog”, sobre las Claves del bienestar humano el sentido de la dignidad humana y el nuevo humanismo.


27.- «ESPERANZA».
(Claves del bienestar humano)




martes, 19 de abril de 2016

ORAR EN EL MUNDO OBRERO:
QUINTO DOMINGO DE PASCUA, Ciclo “C”
(24 de abril de 2016)



LA VIDA TE IMPULSA A ORAR

 «Comienza por
hacerte consciente
de que Dios te ama,
te ha amado
y te sigue amando
como nadie…».
[…]
(…continúa…)



ORAR EN EL MUNDO OBRERO
Ciclo “C”  (2015 — 2016)

«QUINTO DOMINGO DE PASCUA»
(24 de abril de 2016)

«El mandamiento Nuevo,
el mandamiento del Amor
es el camino de
la felicidad humana,
para las personas,
los ambientes
y las instituciones.
Un amor que
se nos muestra
en toda su plenitud
en Jesucristo,
que es el camino
hacia Dios
y hacia los demás.
Amor y Justicia
son inseparables».
(PBFC 3ª parte.  Encuesta
“El Mandamiento Nuevo”)

A veces nos cuesta mucho
dar lugar al amor
incondicional de Dios.

Ponemos tantas condiciones
a la misericordia
que la vaciamos
de sentido concreto
y de significación real,
y esa es la peor manera
de licuar el Evangelio.

Es verdad, por ejemplo,
que la misericordia
no excluye la justicia y la verdad,
pero ante todo tenemos que decir
que la misericordia es
la plenitud de la justicia
y la manifestación
más luminosa
de la verdad de Dios.

(Francisco, Amoris Laetitia 311)
 


[Para  seguir  leyendo  o  bajar
 el  documento...]




 

DEJA AHORA QUE RESUENE
LA PALABRA DEL SEÑOR
EN TU VIDA:



Juan 13,31-33a.34-35:
Os doy un mandamiento nuevo:
que os améis unos a otros.



ACOGE LA PALABRA DE VIDA QUE DIOS PRONUNCIA



 Una vida vivida en el amor,
camino para ir construyendo la utopía.

¿Me reconocen a mí por el amor en mi vida?

¿Nos reconocen por estar acompañando
con amor la vida de las personas?

Somos Iglesia convocada por el amor.

Somos Iglesia llamada a vivir en el amor
y desde el amor abrir caminos de humanidad.

Somos sacramento del amor de Dios,
experiencia vivida de la misericordia de Dios:
Una tarea:

La auténtica felicidad humana está
en vivir la gratuidad
en el amor y en el servicio
que Cristo nos propone.

[…]

(…continúa…)








TERMINA ACOGIENDO
LA INVITACIÓN DE DIOS
A AMAR:



Solo os pido
que os améis;
no hacen falta
otras leyes
ni otros ritos:
que os améis
unos a otros,
que multipliquéis
los encuentros,
las ternuras,

los abrazos
y los besos.

[…]

(…continúa…)






Señor, Jesús,
te ofrecemos
todo el día,
nuestros trabajos,
nuestras luchas,
nuestras alegrías,
y nuestras penas.



María, Madre de los pobres,
Ruega por nosotros.


---------------------------------------------------------------------------------

24 de abril de 2016
QUINTO DOMINGO DE PASCUA (C)


Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles 14,21b-27
Contaron a la Iglesia lo que Dios había hecho por medio de ellos.

Salmo 144, 8-9. 10-11. 12-13ab
Bendeciré tu nombre por siempre jamás, Dios mío, mi rey.

Lectura del libro del Apocalipsis 21,1-5a
Dios enjugará las lágrimas de sus ojos.

Lectura del santo evangelio según san Juan 13,31-33a. 34-35
Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros.

La novedad del Evangelio.
Dios es permanentemente novedad.
Hace todo nuevo: al hombre, a la vida, al tiempo, al mundo.
El tiempo pascual constituye la máxima novedad.
Jesús enseña la novedad de su mandamiento que deben observar sus discípulos (Ev.).
Pablo narra cómo el evangelio, la buena Noticia, es acogido por los pueblos (1 Lect.).
El fruto de la salvación consiste en un cielo nuevo y una nueva tierra, sin muerte ni dolor (2 Lect.).

Las oraciones semanales y el material de la HOAC
lo podéis encontrar archivado en:
http://issuu.com/hoac/docs

Le agradecemos haga uso de esta página
y esperamos que las orientaciones
para la oración le sean de provecho.

Si no la recibe y quiere hacerlo, puede solicitarla
enviándonos su dirección electrónica a:
hoaccadizyceuta@gmail.com
y se la enviamos para cada domingo.


sábado, 16 de abril de 2016

«27.- ESPERANZA»
(Claves del bienestar humano),
por José Antonio Hernández Guerrero




Esperanza.



Todos conocemos a personas que se caracterizan por recordar preferentemente los hechos malos del pasado, por destacar los aspectos negativos del presente y por advertir los peligros del futuro. Son aquellos individuos dolientes y afligidos para quienes “todo tiempo pasado fue peor”, si no fuera porque el presente les parece todavía más horrible que el pasado y porque están convencidos de que caminamos veloz e irremisiblemente hacia el caos fatal y hacia la catástrofe más aniquiladora.


Cuando comentamos con ellos cualquier suceso, estos conciudadanos inconsolables nos recuerdan, sobre todo, las calamidades desoladoras, los rostros cínicos, las miradas crueles y las perversas acciones: la memoria, la razón y la imaginación constituyen para ellos unas temibles luces que alumbran a un mundo que es para ellos un sórdido museo de penalidades, un infierno de padecimientos y un antro de vergonzosas perversidades.


En mi opinión, hemos de defendernos de estos “aguafiestas” para evitar que nos estropeen la función y nos amarguen la existencia. Sin caer en ingenuos optimismos, hemos de buscar la fórmula eficaz para evitar que esta desolación pesimista nos contagie y tiña toda nuestra existencia con los colores lúgubres de sus lamentos pero, además, hemos de encontrar un acicate en el que agarrarnos y una clave que nos ayude a interpretar los signos de esperanza que lucen en medio de ese oscuro paisaje. Si las sombras y los nubarrones pueden servir para resaltar las luces y para aprovechar mejor los días soleados, la profundización en el dolor y en la miseria del mundo nos puede ayudar para que descubramos el germen vital que late en el fondo de la existencia humana. Si pretendemos evitar el desánimo, en el balance permanente de la crítica y, sobre todo, de la necesaria autocrítica, hemos de evaluar los otros datos positivos que compensan los malos tragos. Apoyándonos, por ejemplo, en la convicción de la dignidad y de la libertad del ser humano, en nuestra capacidad para mejorar las situaciones y para aprender, sobre todo de los errores, podemos alentar esperanzas y elaborar proyectos de progreso permanente de cada uno de nosotros y de la sociedad a la que pertenecemos.


Reconociendo el declive que el individualismo contemporáneo ha introducido en las relaciones humanas, esta "ansiedad de perfección" nos permitirá compartir el sentido positivo de la vida, generar unos vínculos más estrechos entre los hombres, las mujeres y la naturaleza, y, en resumen, recuperar el diálogo con los demás y el reconocimiento del mundo que nos rodea. Sólo así mantendremos la posibilidad del amor y los gestos supremos de la vida. Si pretendemos que nuestras vidas no sean escenas sueltas -“hojas tenues, inciertas y livianas, arrastradas por el furioso y sin sentido viento del tiempo”-, hemos de buscar ese vínculo, ese hilo conductor, que las rehilvane y que proporcione unidad, armonía y sentido a nuestros deseos y a nuestros temores, a nuestras luchas y a nuestras derrotas.




José Antonio Hernández Guerrero, reflexiona, semanalmente en nuestro “blog”, sobre las Claves del bienestar humano el sentido de la dignidad humana y el nuevo humanismo.


26.- «EL PERMANENTE ESFUERZO POR CONTROLAR EL FUTURO».
(Claves del bienestar humano)




jueves, 14 de abril de 2016

RETIRO ARCIPRESTAL DE PASCUA:
SÁBADO, DÍA 23 DE ABRIL DE 2016, PUERTO REAL PARROQUIA MARÍA AUXILIADORA.
COMIENZA A LAS 10:00 DE LA MAÑANA




RETIRO ARCIPRESTAL
DE PASCUA
 

Sábado, día 23 de abril de 2016

Parroquia de María Auxiliadora
c/ Vejer, 15 - Puerto Real, 11510

10:00 h.  Oración Inicial (Laudes)

10:30 h.  Ponencia:
«LAS OBRAS DE MISERICORDIA»,
 a cargo del Padre
D. Francisco Granado Díaz
(párroco de S. Pedro Apóstol
en la Bda. Río de San Pedro)
 

11:45 h. Adoración al Santísimo
(estación menor) 

Habrá sacerdotes para el
Sacramento de la Reconciliación
 

12:30 h. Bendición y Reservadespedida



14 de abril de 2016

Estimados hnos:

Adjunto cartel anunciador del próximo Retiro Arciprestal de Pascua, que tendrá lugar (D.M.) el próximo sábado día 23 de abril en la Parroquia María Auxiliadora.

Ruego lo des a conocer en tu grupo parroquial o arciprestal, así mismo como en tu círculo familiar, de trabajo y amigos, a fin de que puedan participar el mayor número de personas posibles.

Los horarios y tema a tratar, está detallado en el mencionado programa adjunto.

En espera de vernos honrados con tu presencia, recibe un cordial saludo


Bernardo Domínguez Rivero
Secretario del CPA. Puerto Real




------------------------------------------------------------------------------------------------------

«TRABAJO Y REALIZACIÓN HUMANA»,
por Equipo. G. Rovirosa




Las políticas laborales y económicas
que deben aplicarse,
tienen que ir en función
de la dignidad de la persona.




En esta próxima fiesta del día del trabajo se hace necesaria una visión del trabajo no sesgada por ninguna ideología, es por lo que queremos apuntar unas claves humanistas del trabajo humano y lo que este representa, para ello hemos de hacer la distinción entre el trabajo en sentido objetivo y el trabajo en sentido subjetivo:



El trabajo en sentido objetivo es un bien para la humanidad, pues este es el conjunto de actividades, recursos, instrumentos, técnicas de las que el ser humano se vale para producir lo necesario para la vida.

Es con el trabajo con el que el ser humano transforma la naturaleza, convirtiéndola en la casa de todos, en lugar habitable para el conjunto de la humanidad.

Por lo tanto, es con el trabajo como la persona responde a sus necesidades, pero va a depender de como el trabajo se oriente y se organice, lo que nos va a mostrar la visión del trabajo que se tiene.

Si se hace para cubrir las necesidades de todas y cada una de las personas, poniendo en el centro la dignidad de la persona que trabaja vemos una dimensión humanista del trabajo, dándose esta visión tanto desde algunas orientaciones filosóficas, como también desde algunas orientaciones religiosas.

Si por el contrario, el trabajo humano lo es, como fuente exclusiva de obtención de beneficios sin límites a costa de el trabajo denigrante de las personas, consideradas como otro instrumento más de producción, y/o de la explotación desmesurada de los bienes de la tierra, esquilmando el planeta por una minoría de individuos, vemos una dimensión materialista del trabajo, dándose esta visión tanto en el sistema capitalista, como en el sistema comunista, pues en ambos casos la persona trabajadora no es el sujeto, sino un instrumento más al servicio de la producción.




El trabajo en su dimensión subjetiva, lo constituye el hecho de que quien trabaja es un persona, y como persona el trabajador es sujeto del trabajo y el primer fundamento del valor del trabajo es la dignidad de la persona.

Este reconocimiento práctico de la preeminencia de la subjetividad del trabajo humano tiene unas consecuencias:


El trabajo debe estar en función de la persona y no la persona en función del trabajo.

Ninguna razón puede justificar que la persona debe adaptarse en sus circunstancias personales, familiares, sociales… a las exigencias de la producción, vista esta exclusivamente desde una mayor rentabilidad económica.

Cuando esto se da así, el trabajo se convierte en un obstáculo para la vida personal, familiar, social…, esto es una radical inversión en el justo orden de valores.


El trabajo es un bien de la persona y es un bien de su humanidad.

Mediante el trabajo la persona transforma no solo la naturaleza, adaptándola a sus necesidades, sino que se realiza a sí misma, se hace más persona.



El trabajo no puede ser considerado y tratado como una cosa, porque no lo es; es una propiedad del ser de la persona.

El trabajo no es algo externo al ser humano.

Cuando es tratado como algo externo, se aliena al ser humano, se mutila una dimensión fundamental de su ser.



El trabajo debe ser organizado desde el respeto a la dignidad de la persona en el trabajo, por lo tanto desde la promoción, de la responsabilidad y derechos que son inherente a su dignidad.



Con la afirmación que se hace de que el trabajo humano es camino de realización de la persona, de ninguna manera se puede entender que quien no puede trabajar (ya sea por su edad, por su situación de desempleo, por su salud física o mental…) no puedan realizarse humanamente.

Porque la dignidad humana no depende del trabajo, sino al contrario:

La dignidad del trabajo depende de la dignidad de su sujeto, la persona.



Como conclusión, podemos afirmar que las políticas laborales y económicas que deben aplicarse, tienen que ir en función de la dignidad de la persona, y de todos estos criterios expuestos.




Hermanos/as en nuestro equipo HOAC "Rovirosa" vimos el extraordinario tesoro oculto que era el actual Plan de Formación Política de la HOAC, y que en una reciente revisión de Vida Obrera de ese plan que hicimos, vimos la importancia de difundir algunos de sus temas a través de los medios de comunicación. Hoy hemos enviado el primero de ellos. Este es "Trabajo y realización humana", que forma parte del «Trabajo humano "Un bien de la persona y de la sociedad al servicio de la vida"». Con alguna adecuación del texto para que sea publicable en los medios. No sabemos si será publicado, pero igualmente queremos compartirlo con vosotros. Esperamos que os sea útil.

Un abrazo en Jesús obrero y pobre.

Pepe Carrascosa.