HOA DIOCESANA DE CÁDIZ Y CEUTA

[hoac.gif]










UNA MIRADA CRISTIANA DEL TRABAJO HUMANO Y EL BIEN COMÚN
¡ACOGE, ABRAZA, CUIDA, ACOMPAÑA...!
LA VIDA DEL MUNDO OBRERO, CON MISERICORDIA.


¡Bienvenido/bienvenida! al "blog" de la HOAC diocesana de Cádiz y Ceuta.


viernes, 29 de septiembre de 2017

«EL MOVIMIENTO MUNDIAL DE TRABAJADORES CRISTIANOS ANTE LA JORNADA POR EL TRABAJO DECENTE»

El Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos
ante la Jornada por el Trabajo Decente

28 septiembre 2017 | Por

El Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos ante la Jornada por el Trabajo Decente

Con motivo de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente del 7 de octubre, el Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos (MMTC) renueva su compromiso con esta convocatoria, cada vez más consolidada y extendida por la OIT, las organizaciones sindicales mundiales, los movimientos y entidades de inspiración católica… con un mensaje de denuncia y esperanza para los trabajadores en todo el mundo.

Mensaje del MMTC

Quiero ver el derecho brotar como fuente y correr la justicia como arroyo que no se seca…
(Am 5, 24).

El 7 de octubre tiene que ser un marco imperativo en la lucha por el trabajo digno, tal como lo propone la Organización Internacional del Trabajo (OIT). A la vista de los avances de la tecnología, afirmamos que el trabajo, hoy y en el futuro, puede ser realizado en libertad y con creatividad, tiene que corresponder a las necesidades de las personas y de las comunidades, necesita respetar el ambiente y los recursos naturales y debe ser factor de cohesión, integración y justa repartición de la riqueza.

Nosotros, militantes del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos (MMTC), manifestamos nuestra preocupación, nuestra indignación y nuestro desasosiego frente a la manera como las clases dominantes, políticas y económicas, conducen a las crisis sociales y laborales que perjudican a los trabajadores en el mundo y afectan a la población sin distinción, pero sobre todo a los más empobrecidos. Con las altas tasas de desempleo, con empleos cada vez más precarios, con los derechos laborales y la protección social en regresión en tantos países e inexistentes en muchos otros, somos voz de denuncia y de compromiso en el combate a la devaluación del trabajo humano y al descarte de los trabajadores y trabajadoras.

La desigualdad socioeconómica, en estos últimos años, se ha agravado significativamente. Trabajadores que en parte habían superado a la miseria y la pobreza, hoy están volviendo a la seguridad social. Se percibe que, junto con la desigualdad social, la violencia tiende a aumentar, la violencia de todos los tipos en las sociedades; contra la persona y la vida; contra las familias; tráfico de drogas, armas y otros negocios ilícitos; excesos en el uso de la fuerza policial; corrupción, evasión fiscal; “mala administración” de los bienes públicos; abuso del poder económico y político; el poder manipulador de los medios de comunicación y los crímenes ambientales.

El papa Francisco, hace fuerte observación a lo que viene sucediendo en relación a la prioridad dada al dinero, al consumo, a los bienes materiales, que contrasta fuertemente con el desprecio y abandono en relación a las personas ya sus familias. Creemos que no es justo someter el Estado de derecho al mercado neoliberal en nombre de la reanudación del desarrollo. Cuando es el mercado que gobierna, el Estado se vuelve débil y termina sometido a una perversa lógica del capital financiero. Como nos advierte el papa Francisco, “el dinero es para servir y no para gobernar” (Evangelii gaudium 58).

En el esfuerzo de superación del grave momento vivido por la clase trabajadora actual, son necesarios cambios que se legitiman cuando obedecen a la lógica del diálogo con toda la sociedad, teniendo en vista el bien común. Los movimientos sindicales, sociales y populares, como todas las instituciones que luchan en favor de las poblaciones más pobres y excluidas, que están siendo criminalizadas y falsamente denunciadas, son fundamentales para estos cambios. La creación de redes y asociaciones nos hace más fuertes, más incisivos y eficientes en la intervención cívica.

Como Movimiento de Formación y Evangelización, creemos que el derecho a un ingreso mínimo (básico), contribuirá a que el trabajador tenga mejores condiciones de negociar en el mercado de trabajo, teniendo íntima relación con el derecho al trabajo digno. Esta renta mínima (básica) debe ser asumido por los Estados, como un derecho accesible y sin restricciones, a quien no tiene trabajo. Este derecho permitiría que trabajadores y trabajadoras no necesitasen someterse a ciertos tipos trabajo para obtener algún ingreso. Con un ingreso mínimo (básico), este trabajador tendría la capacidad de elegir mejor donde trabajar, pudiendo rechazar ocupaciones precarias y de baja remuneración.

Como Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos, reafirmamos nuestro compromiso de continuar firmes en la misión a través de reflexiones, propuestas y acciones, en el compromiso con los trabajadores, principalmente con aquellos de trabajos precarios, mal remunerados, con los desempleados, los más empobrecidos y excluidos, en la promoción de la vida digna y de la “vida en abundancia”.

Estamos llamados a mantenernos fieles al Evangelio, que nos impulsa a denunciar y luchar contra todas las injusticias estructurales e históricas, sobre todo en la gran deuda social en relación a los más débiles y vulnerables. Así es como renovamos constantemente el compromiso de llevar el Evangelio al mundo del trabajo.

***

Oración. 

Señor Dios, fuente de toda Santidad y de toda dignidad, te oramos en confianza en este día importante. Nos creaste a tu imagen, en tu dignidad, y nos encomiendas a este mundo para que todos los hombres y todas las mujeres de nuestro país vivan en esa imprescindible dignidad.

Señor, ¡mira! Mira a estos millones de hombres, mujeres, niños y jóvenes que sobreviven en condiciones indignas para el ser humano… indignas para ti, Dios de Amor. Mira a todos aquellos y aquellas que viven sin un techo que les proteja, sin una tierra que les alimente, sin un trabajo que les realice. Mira a aquellos y aquellas que respiran, comen y beben, o trabajan en condiciones o entornos que no respetan su dignidad.

Señor, mira: (relatar un hecho de vida elegido por cada movimiento, en función de la actualidad de su país).

Señor, en este 7 de octubre de 2017, queremos expresarte nuestra voluntad con nuestro movimiento de dar esperanza a este mundo que nos entregas.

Tal como lo dice nuestro papa Francisco: «¡las cosas tienen un precio y se pueden negociar, pero las personas tienen una dignidad, valen más que las cosas y su dignidad no tiene precio que se pueda negociar!». Es lo que afirmaba también el padre Cardijn del que se inspiraron nuestros movimientos: «un (joven) trabajador vale más que todo el oro del mundo porque es hijo e hija de Dios».  Con ellos y gracias a ellos sabemos perfectamente que la dignidad humana va ligada a un empleo gratificante y a una remuneración suficiente.

Queremos, Señor, que inspires a los responsables económicos y políticos de nuestro país y de todo el planeta para que vuelvan a colocar lo humano en el centro de todas sus decisiones.

Señor, inspira asimismo a todos los movimientos militantes como el MMTC para que todos los hombres y todas las mujeres de buena voluntad construyan un mundo nuevo que se parezca a tu Reino.

Señor, inspira a los militantes de nuestro movimiento de …………………. que …. (presentar una acción realizada o en curso de realización, elegida por cada movimiento en el marco de su actualidad).

 Señor, inspíranos a todos cuantos somos para que luchemos con mayor fuerza contra la fatalidad y todo lo que atente contra la dignidad de las personas.

Es así como seremos los testigos de tu amor.

Es así como proclamaremos tu esperanza para el mañana y por los siglos de los siglos.

Amén.

***

Declaración del Movimiento de Trabajadores Cristianos de Europa: Por un ¡Trabajo digno para una vida digna!

Comparte y difunde esta información

«EL 2017, AÑO DE CELEBRACIÓN DE CENTENARIOS», por José Antonio Hernández Guerrero



El 2017, año de celebración de centenarios



Insisto en que, si pretendemos vivir el presente de una forma plena, no tenemos más remedio que asentarlo sobre los dos pilares firmes del pasado y del futuro. El sentido temporal de la existencia humana exige que apoyemos nuestros diferentes momentos presentes, por un lado, en el camino de la dilatada historia recorrida por nuestros antepasados y en la breve trayectoria de nuestra propia biografía. Por el otro lado, hemos de afianzarlo en el panorama abierto de un futuro renovador que oriente nuestros esfuerzos diarios hacia nuevos horizontes y que nos descubra unas metas cada vez más altas. El recuerdo nos hace renacer sólo cuando nos genera unos propósitos transformadores. Si prescindimos de uno de estos dos apoyos y nos quedamos sin memoria o sin proyectos, perderemos el equilibrio y el puente del presente se derrumbará irremisiblemente.


El recuerdo nos ayuda a dominar la vida presente y nos proporciona seguridad en nuestros vacilantes pasos cuando nos ayuda a interpretar correctamente los acontecimientos actuales y a descubrir el significado de las experiencias nuevas. Por eso nos llama la atención la facilidad con la que muchos niegan su propia historia y tratan de disimular su pasado o, al menos, se comportan como si se les hubiera olvidado. Si prestamos un poco de atención a nuestro alrededor, podemos comprobar cómo algunos que, entusiasmados, cantaban el “cara al sol” ahora, con idéntica pasión, entonan la “internacional”, otros que corrían delante de los “grises”, después han sido los jefes de la policía. Para renovar el presente y para ganar el futuro, hemos de recordar nuestro pasado porque negarlo es inútil ya que, al ocultarlo o al disimularlo, lo hacemos más evidente. Está bien que mantengamos las tradiciones pero, a condición de que las adaptemos de manera permanente a las condiciones de los tiempos nuevos.


Por eso creo que son acertadas las iniciativas de los dirigentes políticos que, conscientes de que son los arquitectos del futuro, favorecen la conmemoración de episodios históricos y convocan a los especialistas para que estudien sus secretos, para que nos expliquen sus significados y para que extraigan las conclusiones. Repasar la historia es la mejor manera de elaborar los proyectos. Vamos a ver si, por ejemplo, los actos que se han programado para celebrar los diferentes centenarios que este año conmemoramos, nos sirven para elaborar proyectos realmente innovadores.


Si el porvenir depende, en gran medida, de lo que imaginemos y realicemos hoy, este hoy no lo vivimos plenamente si, en él, no integramos el futuro construido como ilusión, como meta y como proyecto. Es así cómo se generan las expectativas y cómo se alimentan las esperanzas, esos vientos saludables que despliegan las velas del entusiasmo y nos empujan hacia puertos más confortables. Tras volver a recordar que el pasado -ya purificado- sólo vale cuando nos proyecta hacia el futuro, me permito afirmar que el presente lo vive plenamente quien posee suficiente destreza para construir puentes que conectan el pasado con el futuro.




José Antonio Hernández Guerrero, reflexiona, semanalmente en nuestro “blog”, sobre las Claves del bienestar humano el sentido de la dignidad humana y el nuevo humanismo.


«LOS ELOCUENTES SILENCIOS DE ALFONSO CASTRO»,
por José Antonio Hernández Guerrero,
(Claves del bienestar humano)




«VIDA NUEVA» Boletín semanal: 29/09/2017 – núm. 390


http://www.vidanueva.es/

http://www4.teenvio.com/v4/public/estadisticas/lee/?id_envio=368&id_c=sm_ppc&id_contacto=6469&key2=98d5b68885e209fc470126d825a36155



 
 
Si no puede ver el correo correctamente pinche aquí
 
 
 Todos los contenidos en VidaNuevaDigital.comSíguenos en:twittertwitterfacebookfacebook
VidaNueva
29/09/2017 - Boletín semanal nº 390
 
portadaVidaNuevaTienen voz, pero quieren voto
A un año del Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes
Solo 1 de cada 10 jóvenes que se declaran católicos va a misa. La cifra puede llamar la atención más o menos, pero lo que también es seguro es que los jóvenes realmente comprometidos con y en la Iglesia quieren ser más que estadísticas o relleno en celebraciones. Vida Nueva accede a los informes que se preparan de cara al Sínodo del próximo año.

 Leer más
 Sumario nº 3.052
 Visor solo suscriptores
  Y ADEMÁS...
  Fractura en la Iglesia catalana
Ante el referéndum soberanista de este domingo
Numeroras entidades cristianas han roto la postura conciliadora de los obispos y se han manifestado a favor referéndum independentista del 1-O. También el Vaticano se ha visto implicado en la cuestión. Solo suscriptores
 Hacia un "humanismo solidario"
"La educación es un derecho que todos tenemos al nacer"
El Vaticano crea la Fundación Pontificia 'Gravissimum educationis' y publica un documento para trazar las líneas a seguir para promover un "humanismo solidario" desde la escuela. Solo suscriptores
  
  Los "nuevos ateos" y la teología católica: confrontación dialéctica
Un Pliego de Jesús Martínenz Gordo
En los últimos años ya no se diferencia entre ateos y antiteístas, sino que se habla de un ateísmo militante. ¿Quiénes son y qué piensan estos "nuevos ateos" sobre Dios, Jesús, la Iglesia o el hecho de creer? Es importante conocer, para plantear con ellos un debate necesario. Leer más
He decidido conducir en dirección contraria
'Notas al pie'. Por José Beltrán, director de Vida Nueva
Lunes 25. He decidido conducir en dirección contraria. Me rebelo. Porque sí. Me he levantado british, y como soy incapaz de cambiar el volante de lugar, hago lo propio con la carretera. Lo decido yo. Porque lo siento y lo necesito. Me siento fuerte. Autónomo. Independiente... Leer más
¿Se retrasa la reforma de Francisco?
'Un minuto'. Por José Lorenzo, redactor jefe de Vida Nueva
Pero los cambios están ahí. Veáse la extraordinaria popularidad de este Papa, incluso entre los no creyentes. Véanse las resistencias. Véanse los dubia. Véanse los manifiestos señalando las "herejías" del Papa.... Leer más
 
EDITORIAL: El sitio para los jóvenes
IGLESIA EN ESPAÑA: Un sínodo para hacer de Coria-Cáceres una Iglesia en salida
EN VIVO: Caminar hoy hasta el Sepulcro vacío
EL LIBRO DEL MES: 'El sabor del silencio', de Santos Urías (Ediciones Khaf)
SOMOS CONFER: Sínodo de los jóvenes: ahora hablan ellos
EN LA WEB: La nota de la Conferencia Episcopal ante el 1-O...
EN LA WEB: ... y todo sobre el 'procés' catalán de independencia
EN LA WEB: ¿Es Francisco un hereje? "Es una operación contra el Papa y contra la Iglesia"
EN LA WEB: Luz Casal pronunciará el pregón del Domund 2017 en Santiago de Compostela
EN LA WEB: El portazo a los refugiados confirma el mayor fracaso de la UE
EN LA WEB: Para entender qué está pasando con los rohinyás en Myanmar
CINE: Hoy se estrena 'Converso' y otras dos recomendaciones para este fin de semana
 
 
Enviado a hoaccadizyceuta@gmail.com por Vida Nueva
 


ORAR EN EL MUNDO OBRERO:
26º DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO,
Ciclo “A” (01 DE OCTUBRE DE 2017)

26º Domingo del Tiempo Ordinario (1 octubre)

28 septiembre 2017 | Por

26º Domingo del Tiempo Ordinario (1 octubre)

Muchos cristianos terminan por instalarse cómodamente en su fe sin que su vida se vea afectada lo más mínimo por su relación con Dios. Cristianos que se desdoblan, que viven una especie de doble vida, que cambian de personalidad, según se arrodillen para orar o se entreguen a sus ocupaciones diarias. También los militantes cristianos nos vemos afectados por esta ambigüedad vital muchas veces.

Orar es ponernos ante Dios sin máscaras, con sinceridad, honestamente, con humildad. Orar nos ayuda a ir unificando nuestra existencia en torno a Jesucristo. Y, si algo necesitan de nosotros nuestras hermanas y hermanos del mundo obrero es, precisamente, que vivamos en Cristo.


Powered by
Publish for Free


San Mateo 21,28-32:
«Recapacitó y fue».

Ver más oraciones aquí.
Para saber cómo bajar este documento, imprimir, etc. ver:descargar

Cómo descargar documentos en nuestra web

https://issuu.com/hoac/docs/26___domingo_to
Comparte y difunde esta información