HOA DIOCESANA DE CÁDIZ Y CEUTA

[hoac.gif]










UNA MIRADA CRISTIANA DEL TRABAJO HUMANO Y EL BIEN COMÚN
¡ACOGE, ABRAZA, CUIDA, ACOMPAÑA...!
LA VIDA DEL MUNDO OBRERO, CON MISERICORDIA Y COMPASIÓN.


¡Bienvenido/bienvenida! al "blog" de la HOAC diocesana de Cádiz y Ceuta.


sábado, 29 de octubre de 2016

«FICCIÓN», por José Antonio Hernández Guerrero




Ficción



En contra de los juicios más generalizados entre los teóricos y los críticos de Literatura, me permito opinar que la “ficción” no se opone a la realidad, sino que la amplia y la completa, de la misma manera que la teoría no es lo contrario de la práctica sino su entraña más esencial, su médula y su semilla. Hemos de reconocer que la vida humana no cabe dentro de la razón sino que la desborda. La locura es ir a ese otro lado de la razón y no saber volver, pero el artista y el poeta sí que vuelven y luego se marchan de nuevo, siempre se las arreglan para tener fantasías y hasta delirios para soñar, y, después, vuelven a la realidad para hacerla vivir de una manera más intensa. La ficción es un nuevo poder sobre el mundo para conmovernos y para hacernos reflexionar sobre las posibilidades de seguir mejorando, para vivir de una manera más intensa y más humana. La imaginación, sobre todo cuando está trenzada con los sentimientos, nos permite tender puentes, desestabilizar la realidad, cambiar sus medidas, sus distancias y sus colores. La fantasía, empujada por los amores y, a veces, atenazada por los temores, nos acerca a lo que deseamos y transforma el valor de las cosas y las dimensiones de las personas.


Fijaos -queridos amigos- cómo Homero, Virgilio, Plauto, Dante, Rabelais, Shakespeare, Andersen, Cervantes, Calderón de la Barca o Lope de Vega, reivindicando el prodigio y la magia, utilizan la imaginación como herramienta, como palanca, con la que amplían el campo de la realidad. Aunque la vida no podamos entenderla en toda su complejidad, tenemos que trabajar para vivirla y para disfrutarla en toda su plenitud posible.


Por eso leemos novelas y por eso asistimos al teatro o al cine, con la esperanza -aunque sea ilusionada- de que nos cuenten historias que, aunque la mayoría de las veces no tengan nada que ver con nuestra vida ordinaria y ni siquiera van a ser posibles, pero que nos pueden ayudar a descubrir el fondo misterioso de los sucesos aparentemente más anodinos. Por eso seguimos necesitando todo ese mundo de la ficción. Las ficciones nos permiten soportar y vivir la realidad cotidiana que suele ser monótona y anodina. Como afirma Salvador Compán, en su Cuaderno de viaje, “la novela es ese tipo de texto, matriz de otros muchos, que se hace con trozos profundos de realidad y reduce al narrador a un simple minero capaz de bajar a las últimas galerías para arrancar las vetas nunca vistas, transportarlas a la superficie y exponer al sol sus mejores irisaciones”.






José Antonio Hernández Guerrero, reflexiona, semanalmente en nuestro “blog”, sobre las Claves del bienestar humano el sentido de la dignidad humana y el nuevo humanismo.


«SILENCIO»
(Claves del bienestar humano)




jueves, 27 de octubre de 2016

ORAR EN EL MUNDO OBRERO:
XXXI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO,
Ciclo “C” (30 de OCTUBRE de 2016)

31º Domingo del tiempo ordinario (30 octubre)

27 octubre 2016 | Por
31º Domingo del tiempo ordinario (30 octubre)
No. No son los hombres los que me pueden convertir a Cristo.
El único que me puede convertir a Cristo, es el mismo Cristo
(Rovirosa. Dimas…, OC, TI, 365).

Ver más oraciones aquí.
Para saber cómo bajar este documento, imprimir, etc. ver:descargar
“Cómo descargar documentos en nuestra web”
Comparte y difunde esta información

lunes, 24 de octubre de 2016

JORNADA MUNDIAL POR EL TRABAJO DECENTE: ACTOS DIOCESANOS VIERNES 28 Y DOMINGO 30 DE OCTUBRE




Carta Pastoral


Queridos amigos:


La Jornada Mundial del Trabajo Decente que tuvo lugar el día 7 de octubre vuelve a celebrarse en todas las diócesis con actos públicos de oración, reflexión y testimonio. Nosotros celebraremos con esta intención la Misa del Domingo 30 de octubre a las 12:00 en la Catedral poniendo en las manos del Señor la vida e intenciones de todos los trabajadores y la feliz convivencia en nuestra nación, que prospera siempre cuando se dan condiciones de justicia social y se ven defendidos los derechos de las personas. Desde que el Papa Benedicto XVI hizo una llamada para “una coalición mundial a favor del trabajo decente”, son muchas las organizaciones y grupos de la Iglesia que se han sumado y que nos invitan a orar y a actuar eficazmente, alentados por la Santa Sede. Un empleo digno nos permite desarrollar los propios talentos, nos facilita su encuentro con otros y nos aporta autoestima y reconocimiento social (cf. CEE, Iglesia servidora de los pobres, 32).


“No hay peor pobreza material que la que no permite ganarse el pan y priva de la dignidad del trabajo”. “El desempleo juvenil, la informalidad y la falta de derechos laborales no son inevitables, son resultado de una previa opción social, de un sistema económico que pone los beneficios por encima de la persona”. Son algunas de las palabras del Papa Francisco sobre el trabajo y su centralidad para la vida de las personas. De manera reiterada nos lo recuerda el Papa.


El trabajo es medio imprescindible de realización personal de la propia vocación y reconocimiento de la sagrada dignidad de las personas. Mediante el trabajo construimos la vida social y política y contribuimos al Plan de Dios para la humanidad. Si falta el trabajo, la dignidad humana está herida. Es, por tanto, ineludible poner en primera línea de las agendas de nuestras organizaciones la necesidad de un trabajo decente para todas las personas. Debe estar en la agenda política, en las agendas de las entidades sociales y empresariales y en nuestras agendas personales. Y también en las propuestas de la Iglesia.


El acceso a un trabajo decente debe ser una meta prioritaria de las políticas públicas y de las organizaciones sociales, empresariales y sindicales. Es necesaria la articulación de políticas en España, en la Unión Europea y en el ámbito de Naciones Unidas de cara a la consecución de este objetivo. Es urgente la formulación y puesta en práctica de un nuevo conjunto de objetivos de desarrollo internacionales, junto con unas condiciones de ayuda y unas políticas económicas.


Con el Papa Francisco hemos de decir que “nuestro sueño vuela más alto. No hablamos solo de asegurar a todos la comida, o un “decoroso sustento”, sino de que tengan “prosperidad sin exceptuar bien alguno”. Esto implica educación, acceso al cuidado de la salud y especialmente trabajo, porque en el trabajo libre, creativo, participativo y solidario, el ser humano expresa y acrecienta la dignidad de su vida” (EG 192).


Os invito a participar en este encuentro que convocan conmigo la Delegación de Pastoral Obrera, Cáritas, Justicia y Paz, Confer, Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), Juventud Obrera Cristiana (JOC) y la Delegación de Pastoral de Migraciones de nuestra diócesis. En todo caso, sed conscientes de que la Iglesia no es ajena a la vida de las personas, que se implica y trabaja, especialmente en sus organizaciones y movimientos, para que las personas y las familias vivan con dignidad, pues Jesucristo, Dios Encarnado, ha abrazado nuestro mundo para elevarlo y devolverle su dignidad, también en el mundo del trabajo.


+ Rafael Zornoza Boy

Obispo de Cádiz y Ceuta

http://www.hoac.es/wp-content/uploads/2016/09/ITD_manifiesto_JMTD_2016.pdf


sábado, 22 de octubre de 2016

«SILENCIO», por José Antonio Hernández Guerrero




Silencio



Mucho más difícil que hablar es callar. Acertar con la palabra adecuada en una situación delicada exige una habilidad especial, pero administrar las pausas en las selvas de las conversaciones y repartir los silencios en las rutas de los discursos es una destreza que supone un rico capital de prudencia, de paciencia y de templanza; es una habilidad que exige el desarrollo de facultades tan escasas como el tacto y el gusto. En nuestras correrías por los senderos en busca de la palabra adecuada y oportuna, todos hemos tenido que atravesar los amplios desiertos del silencio.


No podemos olvidar que las semillas de las palabras fructifican cuando caen en la tierra del silencio y se cubren con la vegetación de la reflexión. Nuestro amor por la palabra a veces comienza cuando oímos hablar a nuestro padre y cantar a nuestra madre, pero se desarrolla cuando los escuchamos callar y cuando nos esforzamos por descifrar y por deletrear sus silencios. Las dos experiencias forman esa trenza que es la convivencia y la comunicación humanas: el decir y el escuchar.


El silencio ha sido objeto de profundas reflexiones y de repetidas recomendaciones de científicos, filósofos, psicólogos y religiosos. El sabio Salomón nos advirtió que "aún el ignorante, si calla, será reputado por sabio, y pasará por entendido si no despliega los labios"; Pitágoras aseguraba que "el silencio es la primera piedra del templo de la Filosofía"; Plutarco nos enseñó que "de los hombres aprendemos a hablar, a callar, de los dioses"; Balzac nos avisa que "el silencio es el único medio de triunfar"; Larra ironiza diciéndonos: "Bienaventurados los que no hablan, porque ellos se entienden"; Huxley decía que "el silencioso no presta testimonio contra sí mismo"; Amado Nervo sostiene que "el que sabe callar es el más fuerte" y Ramón y Cajal nos indica que, "de todas las reacciones posibles ante la injuria, la más hábil y económica es el silencio". El silencio de Jesús ante Herodes, como me recordó, hace ya diez años, Julio Anguita, es uno de los discursos más elocuentes de toda la Historia de la Retórica.






José Antonio Hernández Guerrero, reflexiona, semanalmente en nuestro “blog”, sobre las Claves del bienestar humano el sentido de la dignidad humana y el nuevo humanismo.


«LA MALDAD DE LOS BUENOS» (Claves del bienestar humano)



viernes, 21 de octubre de 2016

30º DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO “C”
(23 OCTUBRE 2016)


30º Domingo del tiempo ordinario (23 octubre)

21 octubre 2016 | Por
30º Domingo del tiempo ordinario (23 octubre)
La tragedia estriba en las declaraciones de confesionalidad para que uno pueda tenerse por un excelente cristiano. El ¡Ah! Si todos fueran como yo… en vez de: ¡Ah! Si yo fuera como Cristo… (Rovirosa. Dimas…, OC, TI, 394).

Ver más oraciones aquí.
Para saber cómo bajar este documento, imprimir, etc. ver:descargar
“Cómo descargar documentos en nuestra web”
Comparte y difunde esta información



miércoles, 19 de octubre de 2016

JORNADA MUNDIAL POR EL TRABAJO DECENTE: ACTO EN PUERTO REAL PARROQUIA DE SAN BENITO, SÁBADO 29 DE OCTUBRE A LAS 7 DE LA TARDE




Carta Pastoral


Queridos amigos:


La Jornada Mundial del Trabajo Decente que tuvo lugar el día 7 de octubre vuelve a celebrarse en todas las diócesis con actos públicos de oración, reflexión y testimonio. Nosotros celebraremos con esta intención la Misa del Domingo 30 de octubre a las 12:00 en la Catedral poniendo en las manos del Señor la vida e intenciones de todos los trabajadores y la feliz convivencia en nuestra nación, que prospera siempre cuando se dan condiciones de justicia social y se ven defendidos los derechos de las personas. Desde que el Papa Benedicto XVI hizo una llamada para “una coalición mundial a favor del trabajo decente”, son muchas las organizaciones y grupos de la Iglesia que se han sumado y que nos invitan a orar y a actuar eficazmente, alentados por la Santa Sede. Un empleo digno nos permite desarrollar los propios talentos, nos facilita su encuentro con otros y nos aporta autoestima y reconocimiento social (cf. CEE, Iglesia servidora de los pobres, 32).


“No hay peor pobreza material que la que no permite ganarse el pan y priva de la dignidad del trabajo”. “El desempleo juvenil, la informalidad y la falta de derechos laborales no son inevitables, son resultado de una previa opción social, de un sistema económico que pone los beneficios por encima de la persona”. Son algunas de las palabras del Papa Francisco sobre el trabajo y su centralidad para la vida de las personas. De manera reiterada nos lo recuerda el Papa.


El trabajo es medio imprescindible de realización personal de la propia vocación y reconocimiento de la sagrada dignidad de las personas. Mediante el trabajo construimos la vida social y política y contribuimos al Plan de Dios para la humanidad. Si falta el trabajo, la dignidad humana está herida. Es, por tanto, ineludible poner en primera línea de las agendas de nuestras organizaciones la necesidad de un trabajo decente para todas las personas. Debe estar en la agenda política, en las agendas de las entidades sociales y empresariales y en nuestras agendas personales. Y también en las propuestas de la Iglesia.


El acceso a un trabajo decente debe ser una meta prioritaria de las políticas públicas y de las organizaciones sociales, empresariales y sindicales. Es necesaria la articulación de políticas en España, en la Unión Europea y en el ámbito de Naciones Unidas de cara a la consecución de este objetivo. Es urgente la formulación y puesta en práctica de un nuevo conjunto de objetivos de desarrollo internacionales, junto con unas condiciones de ayuda y unas políticas económicas.


Con el Papa Francisco hemos de decir que “nuestro sueño vuela más alto. No hablamos solo de asegurar a todos la comida, o un “decoroso sustento”, sino de que tengan “prosperidad sin exceptuar bien alguno”. Esto implica educación, acceso al cuidado de la salud y especialmente trabajo, porque en el trabajo libre, creativo, participativo y solidario, el ser humano expresa y acrecienta la dignidad de su vida” (EG 192).


Os invito a participar en este encuentro que convocan conmigo la Delegación de Pastoral Obrera, Cáritas, Justicia y Paz, Confer, Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), Juventud Obrera Cristiana (JOC) y la Delegación de Pastoral de Migraciones de nuestra diócesis. En todo caso, sed conscientes de que la Iglesia no es ajena a la vida de las personas, que se implica y trabaja, especialmente en sus organizaciones y movimientos, para que las personas y las familias vivan con dignidad, pues Jesucristo, Dios Encarnado, ha abrazado nuestro mundo para elevarlo y devolverle su dignidad, también en el mundo del trabajo.


+ Rafael Zornoza Boy

Obispo de Cádiz y Ceuta

http://www.hoac.es/wp-content/uploads/2016/09/ITD_manifiesto_JMTD_2016.pdf


domingo, 16 de octubre de 2016

«LA MALDAD DE LOS BUENOS»,
por José Antonio Hernández Guerrero




La maldad de los buenos



La crueldad -esa propiedad tan humana de causar daño a un ser viviente y de complacerse en los sufrimientos ajenos- es singularmente visible y extraordinariamente grave cuando la practican los que poseen armas militares, competencias políticas, instrumentos jurídicos, riqueza económica, poderes religiosos, facultades intelectuales e, incluso, destrezas artísticas. Por eso -queridas amigas, queridos amigos- los poderosos, los fuertes, los ricos, los inteligentes y los hábiles nos inspiran, además de respeto y admiración, cierto temor reverencial porque, en el fondo de nuestra conciencia, advertimos que ellos poseen mayor capacidad agresiva y mayor poder de destrucción.


Pero no podemos olvidar que los seres débiles tampoco están libres de esta perversión. Fíjense cómo, a veces, los niños hacen sufrir a los padres, los tontos a los listos, los pobres a los ricos, los débiles a los fuertes, los inferiores a los superiores e, incluso, los buenos a los malos. Y es que la crueldad, al menos en dosis pequeñas, la llevamos todos anidada en los pliegues secretos de nuestras entrañas; es un ingrediente dañino que, en diferente proporción, se mezcla con las buenas intenciones y con los nobles propósitos.


Podemos observar, por ejemplo, cómo algunos aficionados deportivos disfrutan, más que con los propios triunfos, con las derrotas de los adversarios y cómo, a veces, tras esas palabras rituales de pésame que expresan compasión por los dolores y por las penas de los demás, advertimos un sutil gesto incontrolado de íntima complacencia. Por esta razón hemos de confesar que nos resulta más fácil acompañar a los que sufren y sintonizar con los sentimientos de dolor que disfrutar con las victorias de los vencedores y compartir las alegrías de los ganadores. Las lágrimas brotan con mayor facilidad que los aplausos e, incluso cuando aplaudimos, nos tenemos que preguntar contra quién aplaudimos. Hace tiempo que los autores clásicos nos advertían que la tragedia es un género dramático más fácil que la comedia.






José Antonio Hernández Guerrero, reflexiona, semanalmente en nuestro “blog”, sobre las Claves del bienestar humano el sentido de la dignidad humana y el nuevo humanismo.


«LO IMPERFECTO»,
(Claves del bienestar humano)




jueves, 13 de octubre de 2016

29º DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO “C”
(16 OCTUBRE 2016)

29º Domingo del tiempo ordinario (16 octubre)

13 octubre 2016 | Por
29º Domingo del tiempo ordinario (16 octubre)
Les pido sobre todo que mantengan el coraje en medio de sus angustias, para conservar la alegría de la esperanza. Que esa llama que habita en ustedes no se apague. Porque nosotros creemos en un Dios que repara todas las injusticias, que consuela todas las penas y que sabe recompensar a cuantos mantienen la fe en Él (Francisco, Discurso 6.7.2016).

Ver más oraciones aquí.
Para saber cómo bajar este documento, imprimir, etc. ver:descargar
“Cómo descargar documentos en nuestra web”

Comparte y difunde esta información

domingo, 9 de octubre de 2016

«LO IMPERFECTO», por
José Antonio Hernández Guerrero




Lo imperfecto



"Las cosas que merecen ser hechas, merecen ser... mal hechas". Este juicio de Chesterton que, en una primera lectura, nos puede resultar sorprendente, encierra, a mi juicio, una profunda lección de pedagogía. Si lo examinamos con atención, descubriremos que, de una manera sencilla y clara, nos explica aquel principio fundamental -aquella obviedad- tan olvidado en la teoría de la enseñanza y en la práctica del aprendizaje: "El ser humano es por naturaleza ignorante y torpe". Este axioma antropológico constituye, además, un estímulo para que los seres normales y ordinarios nos decidamos a emprender proyectos que, inicialmente, parecen irrealizables. Esta afirmación puede ser, además, un alentador lema para animarnos los que, conscientes de nuestras limitaciones, corremos el peligro de caer en el desaliento y desistir de nuestras ilusiones. Nos sirve para recordar que la perfección es una meta suprema, es un destino inalcanzable plenamente y, por eso, es un reto permanente para los que pretendamos seguir creciendo e, incluso, para los que, con independencia de la edad, nos sintamos con ganas de, simplemente, seguir viviendo.


Pero esa aspiración de perfección sólo es estimulante para los que estén dispuestos a hacer mal las cosas, para los que reconozcan serenamente sus errores y se empeñen en corregirlos pacientemente. La perfección es el resultado final de un larguísimo proceso de ensayos fracasados, de tanteos frustrados, de errores corregidos, de defectos enmendados y de imperfecciones rectificadas. El alpinista que aspire a las alturas, no sólo ha de aceptar de antemano las caídas, los traspiés y los despistes, sino que, además, ha de gastar energías y ha de consumir tiempo ensayando, entrenando y emborronando con garabatos los borradores. El que no esté dispuesto a hacer mal las cosas, difícilmente llegará a hacerlas bien. Esta es la única puerta abierta por la que la que la mayoría de los mortales podemos superar nuestra radical pobreza y mediocridad.






José Antonio Hernández Guerrero, reflexiona, semanalmente en nuestro “blog”, sobre las Claves del bienestar humano el sentido de la dignidad humana y el nuevo humanismo.


«EL IRRESISTIBLE ATRACTIVO DE LOS TRONOS Y DE LAS POLTRONAS»,
(Claves del bienestar humano)




sábado, 8 de octubre de 2016

NOTICIAS OBRERAS | FAMILIAS TRABAJADORAS ROTAS POR LA ECONOMÍA

Noticias Obreras | Familias trabajadoras rotas por la economía

01 octubre 2016 | Por
Noticias Obreras | Familias trabajadoras rotas por la economía
Presento el sumario de contenidos de la revista Noticias Obreras, una mirada cristiana del trabajo humano y el bien común, número 1.588 de octubre de 2016.

Las palabras claves son: #familiaobrera#7décadasHOAC, #horasextra, #CIEno, #elecciones, #CIJOC y #FuturodelTrabajo.

Animo a lectores y suscriptoras a participar en la dinámica de diálogo de la revista.

NNOO digital

Secciones abiertas al diálogo y la participación

Editorial • «¡Ahora más que nunca!». Este editorial conmemora las siete décadas de vida y experiencia de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), editora de la revista, encarnada en el mundo obrero y del trabajo.


Se publicará en la web y en las redes sociales el próximo 14 de octubre. En la redes sociales, te animamos a su valoración y a compartirlo con la etiqueta #7décadasHOAC. También puedes hacer llegar tu opinión a participacion@noticiasobreras.es


Tema del mes • «Familias rotas por los demonios de la economía».En Amoris laetitia, el papa Francisco no habla solamente del matrimonio y la familia, sino también del contexto socioeconómico en que se desenvuelve la vida familiar. Este aspecto tiene gran importancia para los lectores y lectoras de Noticias Obreras y es objeto de este «Tema del Mes» desarrollado por el teólogo y escritor Luis González-Carvajal. Acompañamos este texto con una nueva viñeta de Chipola. Puedes hacer tus aportaciones a través de las redes sociales con la etiqueta #TM1588 o mediante el correo participacion@noticiasobreras.es.


Secciones y colaboraciones destacadas


Laboral • «Trabajar de más sin cobrar: un fraude y un freno», por José Luis Palacios. Alargar un poco la jornada parece un gesto insignificante. Pero no lo es. La suma del tiempo de más trabajado frena la creación de empleo, genera horas por las que no se cotiza y desincentiva la búsqueda de otras medidas para ganar en productividad.


Vidas precarias • «Para denunciar las condiciones inhumanas del CIE me apoyaron personas con luz». Yolanda Cañada nos presenta a Mohamed Alí, refugiado y exinterno de un CIE. Llegar al día de hoy le ha costado no dejar de pelear, aprender a estar solo y confiar, poco a poco, en su capacidad para pedir respeto, hasta asumir la responsabilidad de denunciar las condiciones inhumanas del CIE…
E

ntrevista • Converso con Joaquín Nieto, director de la OIT España: «La perspectiva antropológica de la Iglesia tiene mucho que decir sobre el futuro del trabajo». En la entrevista se abordan cuestiones tales como la tarea cotidiana de la OIT, la situación de los convenios y protocolos que España ratificará en breve -según nos adelanta-. Así como el déficit de empleo decente en nuestro país; el debate abierto sobre el futuro del trabajo y la necesidad de que la visión de la Iglesia se haga presente en ese diálogo global.


Política • «Un combinado de tronos». Pedro José Navarro reflexiona sobre la política en nuestro país, que se ha convertido en los últimos tiempos en un Juego de Tronos, donde las jugadas están milimétricamente calculadas, los escenarios no se escogen al azar y los pasos están tan medidos que nadie desvela sus cartas.


Economía • «Tipos de interés negativos o finanzas que andan de cabeza». Juan Torres vuelve a colaborar con nosotros escribiendo sobre el significado de los tipos de interés negativos y la tendencia de algunos bancos centrales a aplicar estos tipos a los depósitos realizados por bancos privados y diversos países (entre ellos España).


Otra vida familiar es posible • «Convivencia para la gratuidad, sobriedad y comunión». David Caño, militante de la HOAC de Burgos, comparte esta experiencia de vacaciones compartidas en la convivencia de verano de la HOAC en Castilla y León, un espacio para la familia, el descanso, el encuentro con Dios en la naturaleza…


Iglesia • «Un nuevo Dicasterio para el desarrollo humano integral». El presidente de Justicia y Paz, Eduard Ibáñez, nos habla de las reformas del Papa, en concreto de la reforma de la Curia romana.


Experiencia • Estíbaliz Fraca, presidenta de la JOC nos relata en «Una vocación, una convicción, una misión compartida» su viaje a Corea del Sur para participar en el 9º Consejo Internacional de la Coordinación de la Juventud Obrera Católica (CIJOC), celebrado el pasado mes de agosto.


Cultura • «La neutralidad en la red: igualdad en las comunicaciones». Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas, esclarece sobre uno de los principios sobre los que se ha construido internet: la neutralidad en la red.


Libros • Diego Escribano nos presenta el libro Revertir el guión. Trabajos, derechos y libertad, en su artículo titulado: «Cambiando el paso».


El Atrio • «Trabajar con amor». Francisco Bautista reflexiona sobre el trabajo desde una perspectiva cristiana, tras su experiencia este verano pasado con los cursos de verano de la HOAC.

Noticias Obreras recoge también las imprescindibles colaboraciones de Juani Sosa, en la sección El trabajo es para la vida con el artículo «Muy lejos del empleo seguro», en política contamos con la viñeta de MiCruz sobre Pedro Sánchez; Araceli Caballero, en El cuidado de la creación, con «Para modernas, nuestras abuelas»; Francisco Porcar escribe en La Mundialización «Migración laboral en América Latina y el Caribe». Jesús Espeja en El Termómetro con «Iglesia en salida». José García Caro escribe «¡Qué grande es tu fe, compañera!» en El Evangelio en tu vidaIñaki Lancelot, en Cine, con «Alta tensión» nos habla de la película «Tarde para la ira»; Los Dos minutos de José María Toro con «Los latidos del servicio y del compromiso con la vida (II)» y en La oración de cada día, Presen Pérez con «Cuando este plan de otoño nos habita».


tantoportanpoco560-05
NNOO 1588.jpgparticipayconversa_560-05
Comparte y difunde esta información

viernes, 7 de octubre de 2016

JORNADA MUNDIAL POR EL TRABAJO DECENTE
7 de octubre de 2016.
«UN TRABAJO PARA VIVIR EN DIGNIDAD»

http://www.trabajodignosociedadecente.es/

http://www.trabajodignosociedadecente.es/


Querid@s herman@s:

Os adjunto escrito sobre el Trabajo Decente
que en el día de hoy (viernes, 14 de octubre de 2016),
ha sido publicado en Carta al Director del Diario de Cádiz.

La envié con mi nombre y de la HOAC CADIZ,
esto último ha sido omitido.

Podéis difundirlo y hacer el uso que creáis conveniente.

Un abrazo en Jesús Obrero.


TRABAJO DECENTE,
EXPRESIÓN DE DIGNIDAD


El pasado día 7 de Octubre se celebró la Jornada Mundial del Trabajo Decente, Jornada que se consolida como espacio de coordinación para favorecer dinámicas de sensibilización y denuncia sobre una cuestión central en la sociedad y esencial para la vida de millones de personas: el Trabajo Humano Decente.


La exigencia del trabajo decente no es ajena en la iglesia; el papa Francisco insiste en la importancia de la dignidad humana, la lucha contra la pobreza y la configuración de una sociedad que, con el trabajo de las personas, cuide la vida de todos y la del medio ambiente, realizando así la vocación humana.


También es una justa reivindicación de los sindicatos, tanto de ámbito estatal como internacional.


Defender el trabajo decente, significa poner en el centro a la persona en vez de la rentabilidad económica; ir más allá del empleo y distribuirlo justamente; luchar por las condiciones dignas y el cumplimiento de los derechos laborales; conciliar trabajo y descanso.


Es importante visualizar y reevindicar el Trabajo Decente, ya que el paro, la precariedad laboral y la explotación, es causa del empobrecimiento, exclusión social y deshumanización, situaciones que por desgracia, la padecen miles de personas en nuestro país, y concretamente en Cádiz, fruto de políticas económicas injustas e insolidarias.


Conchi Vallejo Quintero

HOAC CADIZ





Carta Pastoral


Queridos amigos:


La Jornada Mundial del Trabajo Decente que tuvo lugar el día 7 de octubre vuelve a celebrarse en todas las diócesis con actos públicos de oración, reflexión y testimonio. Nosotros celebraremos con esta intención la Misa del Domingo 30 de octubre a las 12:00 en la Catedral poniendo en las manos del Señor la vida e intenciones de todos los trabajadores y la feliz convivencia en nuestra nación, que prospera siempre cuando se dan condiciones de justicia social y se ven defendidos los derechos de las personas. Desde que el Papa Benedicto XVI hizo una llamada para “una coalición mundial a favor del trabajo decente”, son muchas las organizaciones y grupos de la Iglesia que se han sumado y que nos invitan a orar y a actuar eficazmente, alentados por la Santa Sede. Un empleo digno nos permite desarrollar los propios talentos, nos facilita su encuentro con otros y nos aporta autoestima y reconocimiento social (cf. CEE, Iglesia servidora de los pobres, 32).


“No hay peor pobreza material que la que no permite ganarse el pan y priva de la dignidad del trabajo”. “El desempleo juvenil, la informalidad y la falta de derechos laborales no son inevitables, son resultado de una previa opción social, de un sistema económico que pone los beneficios por encima de la persona”. Son algunas de las palabras del Papa Francisco sobre el trabajo y su centralidad para la vida de las personas. De manera reiterada nos lo recuerda el Papa.


El trabajo es medio imprescindible de realización personal de la propia vocación y reconocimiento de la sagrada dignidad de las personas. Mediante el trabajo construimos la vida social y política y contribuimos al Plan de Dios para la humanidad. Si falta el trabajo, la dignidad humana está herida. Es, por tanto, ineludible poner en primera línea de las agendas de nuestras organizaciones la necesidad de un trabajo decente para todas las personas. Debe estar en la agenda política, en las agendas de las entidades sociales y empresariales y en nuestras agendas personales. Y también en las propuestas de la Iglesia.


El acceso a un trabajo decente debe ser una meta prioritaria de las políticas públicas y de las organizaciones sociales, empresariales y sindicales. Es necesaria la articulación de políticas en España, en la Unión Europea y en el ámbito de Naciones Unidas de cara a la consecución de este objetivo. Es urgente la formulación y puesta en práctica de un nuevo conjunto de objetivos de desarrollo internacionales, junto con unas condiciones de ayuda y unas políticas económicas.


Con el Papa Francisco hemos de decir que “nuestro sueño vuela más alto. No hablamos solo de asegurar a todos la comida, o un “decoroso sustento”, sino de que tengan “prosperidad sin exceptuar bien alguno”. Esto implica educación, acceso al cuidado de la salud y especialmente trabajo, porque en el trabajo libre, creativo, participativo y solidario, el ser humano expresa y acrecienta la dignidad de su vida” (EG 192).


Os invito a participar en este encuentro que convocan conmigo la Delegación de Pastoral Obrera, Cáritas, Justicia y Paz, Confer, Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), Juventud Obrera Cristiana (JOC) y la Delegación de Pastoral de Migraciones de nuestra diócesis. En todo caso, sed conscientes de que la Iglesia no es ajena a la vida de las personas, que se implica y trabaja, especialmente en sus organizaciones y movimientos, para que las personas y las familias vivan con dignidad, pues Jesucristo, Dios Encarnado, ha abrazado nuestro mundo para elevarlo y devolverle su dignidad, también en el mundo del trabajo.


+ Rafael Zornoza Boy

Obispo de Cádiz y Ceuta



jueves, 6 de octubre de 2016

28º DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO “C” (9 OCTUBRE)

28º Domingo del tiempo ordinario (9 octubre)

06 octubre 2016 | Por
28º Domingo del tiempo ordinario (9 octubre)
El hombre sin la Gracia lucha contra todo y contra todos… menos contra su propio pecado y lo que favorece su pecado. El santo, en cambio, colabora con todo y con todos… menos con sus propias concupiscencias, contra las que lucha venticuatro horas cada día, mediante el arma divina de la Gracia y contra el pecado del mundo… Un equipo fiel a la Gracia tiene ante sí unas posibilidades indefinidas: la omnipotencia de Dios busca manifestarse en los que le aman, y si por nosotros no queda, por Él no quedará (Rovirosa, Mensaje a la VI Semana Diocesana de la HOAC de Tarragona).

https://issuu.com/hoac/docs/28___domingo_to
Ver más oraciones aquí.
Para saber cómo bajar este documento, imprimir, etc. ver:descargar
“Cómo descargar documentos en nuestra web”
Comparte y difunde esta información

domingo, 2 de octubre de 2016

«EL IRRESISTIBLE ATRACTIVO DE
LOS TRONOS Y DE LAS POLTRONAS»
,
por José Antonio Hernández Guerrero




El irresistible atractivo de los tronos y de las poltronas



En los tratados teóricos, en los comentarios periodísticos y, sobre todo, en las conversaciones entre amigos y colegas, se dan por supuestos algunos principios en los que se apoyan los juicios críticos sobre el ejercicio del poder y sobre los penosos y agotadores esfuerzos que algunos derrochan para lograr un puesto de mando. Muchos ciudadanos están convencidos, por ejemplo, de que el poder depende del lugar físico en el que se sitúa el que ostenta el poder: de la altura del trono, del esplendor del sitial o de la anchura de la poltrona. Fíjense, por ejemplo, las discusiones y los conflictos que crean las reglas del protocolo de las reuniones oficiales o privadas, de los encuentros profesionales y hasta de las fiestas familiares.


Otros piensan que ocupar puestos de relumbrón es más importante que desempeñar tareas nobles. “¿Has observado -me preguntó hace ya mucho tiempo Antonio Alcedo- cómo, en cualquier profesión e incluso en la Iglesia, los “profesionales” se pelean para sentarse en los sillones de honor?” Repasen las listas de mecánicos, albañiles, profesores, sacerdotes, médicos, arquitectos, abogados, economistas, escribientes, poetas, pintores, periodistas, carpinteros, investigadores, ingenieros o policías, que están “liberados” de sus tareas para dedicar su tiempo y sus esfuerzos a mandar.


El poder fascina, sobre todo, por su brillo y por la ingenua creencia de que proporciona fuerza para influir en las ideas, en las sensaciones, en los sentimientos, en las imaginaciones y en la voluntad de otras personas. No caemos en la cuenta de que el ciudadano que ostenta un cargo, aunque él crea lo contrario, es inevitablemente víctima de los aduladores que le conceden el premio del halago y de los censores que lo castigan con sus críticas. Aunque el poder también se practica infundiendo miedos, concediendo premios, influyendo en las opiniones y cambiando las cosas, el auténtico poder lo ostenta -como dicen los estoicos- el que ejerce dominio sobre uno mismo: “sólo el que controla sus deseos -afirmaba Martín Bueno- es verdaderamente poderoso”.






José Antonio Hernández Guerrero, reflexiona, semanalmente en nuestro “blog”, sobre las Claves del bienestar humano el sentido de la dignidad humana y el nuevo humanismo.


«PARADOJAS»,
(Claves del bienestar humano)