HOA DIOCESANA DE CÁDIZ Y CEUTA

[hoac.gif]










UNA MIRADA CRISTIANA DEL TRABAJO HUMANO Y EL BIEN COMÚN
¡ACOGE, ABRAZA, CUIDA, ACOMPAÑA...!
LA VIDA DEL MUNDO OBRERO, CON MISERICORDIA.


¡Bienvenido/bienvenida! al "blog" de la HOAC diocesana de Cádiz y Ceuta.


lunes, 20 de abril de 2009

ACTOS DIOCESANOS CON MOTIVO DEL 1º DE MAYO de 2009: “TIEMPOS PARA UNA ESPERANZA COMPROMETIDA”


Secretariado de Pastoral Obrera
Diócesis de Cádiz y Ceuta.



1º DE MAYO de 2009
DÍA INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES
Y FESTIVIDAD DE SAN JOSÉ OBRERO

“TIEMPOS PARA UNA ESPERANZA COMPROMETIDA”



Vivimos en una sociedad con profundas convulsiones, que se nos presenta con grandes amenazas para la vida de los hombres y mujeres del mundo obrero, pero también con posibilidades para la vida humana.


En esta situación comprobamos cómo el sistema neoliberal de producción y consumo, que domina la sociedad y los cambios sociales, se ha manifestado incapaz de solucionar los graves problemas de la humanidad y ha seguido generando empobrecimiento en amplios sectores del mundo obrero.


Esta realidad está rompiendo la sociabilidad humana, provocando un radical empobrecimiento de las personas y de las relaciones que se dan entre ellas. Esto se ve agravado con la crisis económica que estamos padeciendo.


Esta crisis no es solo un problema económico sino, sobre todo, un problema moral que pone de manifiesto “los valores éticos” y las bases sobre las que está construida la economía y la sociedad.


La crisis es también un problema político ya que la liberalización de la economía ha impedido e impide el bien común de la humanidad. Los Estados anteponen la economía a las personas y premian a los culpables a costa de las víctimas.


“La experiencia pascual nos permite afirmar que la crisis social, el paro y la miseria no son situaciones definitivas e irreversibles. Hombres y mujeres estamos llamados a vivir con la dignidad de hijos de Dios y es tarea nuestra la de transformar este mundo en otro mundo más justo, mas humano y más digno.”
Carta Pastoral de D. Antonio Caballos. Obispo de Cádiz y Ceuta, con motivo del 1º de mayo de 1994).


Con motivo de este día el Secretariado Diocesano de Pastoral Obrera, os enviamos un material de reflexión sobre la crisis, el Comunicado elaborado por MTC, HOAC y JOC, y os invitamos a los actos organizados que a continuación os detallamos.


PROGRAMA

• VIGILIA DE ORACION

“Por los Crucificados del Mundo Obrero”

Día: 30 de Abril
Hora: 19:00 h.
Lugar: Parroquia de San Bernardo Abad de La Línea de la Concepción.


• CELEBRACION EUCARISTICA

PRESIDE D. ANTONIO CEBALLOS ATIENZA,
OBISPO DE LA DIOCESÍS DE CÁDIZ Y CEUTA


· Día: 1 de Mayo
· Hora: 19:00 h.
· Lugar: Parroquia de San Antonio Abad de Chiclana de la Frontera.

_________

Invitamos a todos los sacerdotes que tengan posibilidad, a que concelebren la Eucaristía , y a todos los miembros de la comunidad diocesana que puedan desplazarse a que participen en esta Celebración Diocesana. Animamos igualmente a las parroquias que puedan, a colaborar y facilitar el traslado de las personas interesadas.

Feliz Pascua de Resurrección y que la confianza en nuestro Padre dinamice y fructifique tu trabajo evangelizador y el de tu parroquia, comunidad y movimiento.

A vuestra disposición y un fuerte abrazo en Jesús Obrero,

Diego Rodríguez
Director Diocesano de Pastoral Obrera
Diócesis de Cádiz y Ceuta








Coordinadora de Pastoral Obrera de Andalucía

1º DE MAYO
DÍA INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES

MATRIAL DE REFLEXION
SOBRE LA CRISIS ECONOMICA


Elaborado por el Secretariado de Pastoral Obrera de la Diócesis de Cádiz y Ceuta

REFLEXIÓN SOBRE LA CRISIS ECONÓMICA
CON MOTIVO DE LA CELEBRACIÓN DEL 1º DE MAYO,
DÍA INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES


I. VER

a) LO QUE NOS CUENTAN DE LA CRISIS


Desde hace unos meses, los medios de comunicación no paran de saturarnos y agobiarnos con informaciones sobre diversas crisis: crisis financiera, crisis alimentaria, crisis del petróleo, crisis inmobiliaria, crisis industrial… Pero pocos medios nos hablan de las causas y de las consecuencias, y menos aun de los responsables. Y ese poco que nos dicen resulta muy sospechoso:

· Que se concedieron hipotecas muy baratas a personas y familias con escasos recursos y, ahora, cuando los intereses han subido, no pueden pagarlas, y los bancos y otras instituciones financieras atraviesan dificultades…

· Que los nuevos países industrializados, sobre todo los del sudeste asiático y particularmente China, consumen muchos recursos (alimentos, petróleo…) e impulsan los precios al alza.

· Que los países productores de petróleo quieren obtener mayores beneficios y mayor control sobre sus recursos (Chávez en Venezuela, países árabes…)

· Que ha caído la confianza de los consumidores de los países ricos y estos consumen cada vez menos (compran menos coches, casas…)

En resumidas cuentas, una crisis que nada tiene que ver con la globalización, con el funcionamiento del sistema capitalista, con la actuación de los bancos y entidades financieras, con las intervenciones y decisiones de los países más ricos del planeta…

Que en esta crisis nada tiene que ver la especulación financiera y las prácticas corruptas de muchas de sus instituciones; ni con los intereses de las grandes potencias, cuando invaden países o zonas estratégicas para el control del petróleo y otras materias primas estratégicas; nada que ver con las políticas comerciales de los grandes organismos internacionales y su fuerte intervencionismo y proteccionismo a favor de los intereses de las grandes potencias y multinacionales. Y, por supuesto, ninguna referencia al sistema productivo basado en la explotación de los trabajadores y en su reducción a mercancía, ni a los procesos por lo que se le excluye de acceso al mercado de la fuerza del trabajo y, en consecuencia, a los medios necesarios para sobrevivir.


b) UNAS MEDIDAS CON SABOR A INMORALIDAD.

Con las medidas adoptadas se confirma una ley del cinismo neoliberal: se privatizan los beneficios pero se socializan las pérdidas. Se hace pagar a los pobres las excentricidades irracionales de los banqueros, y se les amenaza, en caso de que se nieguen a pagar, con empobrecerlos aun más.

Hay que tener una sangre muy especial para ser capaces de estar proporcionando a los mercados bancarios ciento de miles de millones de dólares/euros de financiación privilegiada y no tener un miserable dólar/euro para ponerlo a disposición de los millones de hambrientos del planeta, de las poblaciones empobrecidas, de los países que sufren destrozos causados por los efectos de la naturaleza…

Una de las cuestiones que llama la atención de los ciudadanos normales es de donde va a salir o está saliendo todos esos millones de dólares/euros que los bancos centrales están poniendo a disposición de los bancos privados. La pregunta es lógica porque realmente sorprende la magnitud del apoyo que se destina a los ya de por sí más ricos del mundo. Y sorprende, sobre todo, si se compara con otras necesidades para las que nunca hay dinero.


c) CAUSAS DE LA CRISIS ECONÓMICA.

• Causas inmediatas:

· La desnaturalización progresiva del negocio bancario. En lugar de continuar sirviendo para trasladar los recursos financieros desde los ahorradores a los inversores productivos, que son los empresarios que crean empleo y riqueza, lo que vienen haciendo los bancos desde hace años es trasladar esos ahorros hacia la especulación financiera.

· Desregulación de los mercados financieros. En los últimos años se ha ido desregulando cada vez más los mercados financieros, es decir: concediendo una libertad ilimitada a los capitales y a los que lo mueven por todo el planeta en busca solamente de ganancias financieras.

· El caos del orden financiero internacional. No se puede olvidar que los intercambios económicos necesitan inexcusablemente un orden financiero internacional y que hoy día vivimos un no-orden por que el viejo orden se concibió en torno al dólar que hoy día no cuenta con el suficiente respaldo como para constituirse en la base del sistema monetario y financiero internacional.

· Las políticas neo-liberales. En los últimos decenios han reformados los mercados laborales, han sometido a los sindicatos, han debilitado a los trabajadores mediante el empleo precario y el endeudamiento y le han dado todo el poder a las empresas que hoy día imponen las condiciones que quieran a los trabajadores. Eso ha favorecido un crecimiento impresionante de las rentas del capital, de los beneficios, en perjuicio de los salarios.


• Causas estructurales:

· El papel del dinero. “El dinero”, inventado en principio para facilitar el comercio y el mercado, se transformado en un fin en sí mismo. El dinero ha adquirido cada vez más vida propia al desprenderse de las ataduras políticas y sociales que lo condicionaron en su funcionamiento y pasa, cada día más, a someter a sus designios todos los ámbitos de nuestra existencia.

· El papel del trabajo. El trabajo un medio de solidaridad, servicio y bienestar de la persona, de su familia y con proyecciones al bien común, se ha convertido en mero instrumento de explotación para satisfacer los intereses egoístas de unos pocos. El trabajo ha sido convertido por el sistema en mera mercancía. Pero el trabajo es actividad humana y no se puede convertir en mercancía sin convertir en mercancía al ser humano, porque el trabajo por sí mismo no existe, lo que existe son mujeres y hombres que trabajan.

· El papel de la naturaleza. La naturaleza que es un bien para toda la humanidad y a la cual hay que cuidar y proteger para las generaciones futuras, es usada generalmente para explotarla, para sacarle dinero y ganancias. El capitalismo que se nos mete en nuestras mismas mentes y corazón, ya no ve las cosas como son en su esencia y en su finalidad, las ve en base al precio que valen o podrían valer. Además para este sistema economicista los bienes de la naturaleza no son “para todos”, son “para mi, para mi empresa, para mis ganancias”.


d) LAS VICTIMAS DE LA CRISIS.

Todo el mundo notará las consecuencias de la crisis. Pero no todos la vivirán de igual manera. Para los que especularon y se enriquecieron con el esfuerzo de los demás, se quedaran en una etapa de reajuste de sus cuentas. En cambio, los que han perdido el puesto de trabajo o los que ya lo habían perdido, los precarios, los jóvenes, las mujeres, los inmigrantes, los pueblos del tercer mundo, seguirán cargando sobre sus espaldas la inseguridad de sus propias vidas, las de sus familias, las de sus pueblos.

Aquí, en España la crisis la van a pagar los trabajadores, pero no todos ellos, ni todos en igual medida. La van ha pagar principalmente los grupos más débiles, los que poseen menores recursos económicos, políticos, laborales y sociales para defenderse, la van a pagar de manera especial:

· Los inmigrantes económicos. Y en especial los procedentes de países llamados menos desarrollados, y de estos especialmente los llamados “ilegales” o “sin papeles”. A estos últimos trabajadores ya se le ha pasado la factura de la crisis, con el endurecimiento de sus condiciones de entrada y permanencia.

· Los parados. Las cifras del paro siguen creciendo y según todos los analistas seguirán creciendo. Los expertos aseguran que nos encontramos ante el ajuste más brutal que va a sufrir el empleo desde que existe la estadística laboral. Ellos mismos, son también los primeros en sufrir recortes derivados de la crisis, dado que los fondos previstos para financiar las medidas directas de reinserción laboral.

· Los precarios. Un tercio de los trabajadores y trabajadoras tienen contrato temporal y con ellos la empresa lo tiene fácil: no se le renueva y punto. Eso han hecho las grandes empresas y ahora le llega el turno a la pequeña y mediana empresa, fuente principal del empleo en nuestro país. A esto hay que unir el hecho de que nunca antes salía tan barato como ahora despedir a la gente. Los salarios son bajos, muchos trabajadores no han acumulado antigüedad y la indemnización despido contempla para los que firmaron el nuevo contrato fijo es menos de 20 días por años trabajado.

· Los excluidos y los pobres. Es decir, aquellos que poseen ingresos por debajo de lo considerado nivel de pobreza. Son unos nueve millones de personas según el último Barómetro del Colectivo IOE de Intervención Sociológica.

· Las mujeres trabajadoras, unas 8’5 millones, de las que 6’5 están en situación de precariedad, con una fortísima discriminación salarial.

· Los jóvenes trabajadores, los menores de 35 años y en peores condiciones los menores de 25 años. Los primeros son unos 8’5 millones, de los cuales 6’5 son precarios, los segundos son unos 2 millones, de los que 1’8 millones son precarios.

Como podemos comprobar de nuevo va a tocar a los más empobrecidos aguantar el chaparrón de la crisis: inmigrantes que en los últimos años apostaron por una larga estancia entre nosotros que ahora ven frustrados sus planes sin otra alternativa que el retorno a sus países de origen, jóvenes que no van a poder formalizar una familia, parados que no podrán pagar el alquiler o la hipoteca de sus casas, despedidos que irán a engordar las filas del trabajo precario… son ellos los que están llamados a pagar los platos rotos de la crisis, cuando los responsables de ella son otros: Los gestores del sistema económico, los gobernantes, los que siempre han especulado y engordados sus arcas a costa del hambre, la dignidad y la vida de tantas personas.


e) UN SISTEMA INCAPAZ DE SOLUCIONAR LOS PROBLEMAS DEL MUNDO.

Que en el mundo haya 950 millones de hambrientos, 4750 millones de pobres, 1000 millones de desempleados, más del 50% de la población mundial activa esta subempleada o trabaja en precario, que el 45% de la población mundial no tenga acceso directo al agua potable, que 3000 millones de personas no tengan atención sanitaria mínima, que 12 millones de niños mueran de enfermedades curables, que 113 millones de niños no tengan posibilidad de la educación y 850 millones de adultos sean analfabetos, que 13 millones de personas al año mueran por el deterioro medioambiental y el cambio climático, que 16.306 especies animales están en peligro de extinción, entre ellas la cuarta parte de los mamíferos, no es una crisis del sistema capitalista.

Ningún otro sistema histórico ha producido tanta riqueza, pero ningún otro sistema histórico ha producido más destrucción. Esta doble tarea, la hace mejor que nadie. Consigue que cada vez haya más alimento y cada vez más hambre, más medicina y más enfermos, más casas vacías y más familias sin techos, más trabajos y más parados, más derechos y más crímenes contra la humanidad…

Si para algo está sirviendo la crisis actual es para mostrar la inutilidad del discurso pseudocientífico que sustenta el neoliberalismo. La idea de que era posible y eficiente una sociedad basada en individuos egoístas sólo coordinados por el mercado…

Ahora es evidente su ineficiencia social, su incapacidad para gestionar racionalmente las necesidades humanas. Esta crisis tiene la virtud de poner de manifiesto la irracionalidad y la injusticia del sistema capitalista vigente.

CUESTIONARIO:

· Describe un hecho que ponga de manifiesto como la crisis afecta a tu vida o la vida de las personas y familias más cercanas del mundo obrero.

· ¿Cómo estas viviendo esta situación y la gente?

· ¿Cómo esta influyendo en tu vida y en la de los demás?

· ¿Como te estas situando ante este hecho y los demás?

· ¿Qué causas hay detrás de estos hechos?

· ¿Qué consecuencias tiene todo esto?



II. JUZGAR

a) LA PRESENCIA DE JESÚS (Lc 7,11-16).

«Después de esto fue Jesús a una ciudad llamada “Naín” acompañado de sus discípulos y de una gran multitud. Cuando se acercaba a las puertas de la ciudad resultó que sacaban a enterrar a un muerto, hijo único de su madre, que era viuda; una considerable multitud de la ciudad la acompañaba. Al verla el Señor se conmovió y le dijo: “no llores”. Acercándose, tocó el ataúd (los que lo llevaban se pararon) y dijo: ¡Joven, a ti te hablo, levántate! El muerto se incorporó y empezó a hablar, y Jesús se lo entregó a su madre. Todos quedaron sobrecogidos y alababan a Dios diciendo: Un gran profeta ha surgido entre nosotros. Y también: Dios ha visitado a su pueblo»


b) NUESTRA PRESENCIA.

El lugar de presencia de Jesús es la calle, los caminos, las plazas. Es ahí donde está la vida de las personas. Jesús se hace presente en las esquinas, los locales, las empresas, los centros de estudios, en el barrio, ahí transcurre la vida de la gente. ¿En qué lugar te haces tu presente y tu grupo, movimiento, parroquia…?

Jesús se cruza con un acontecimiento. Una madre va a enterrar a su hijo. El pueblo acompaña el funeral. Un acontecimiento se cruza también en nuestra vida: mujeres y hombres, jóvenes y adultos están siendo deshumanizadas por el actual sistema de producción y consumo y la actual crisis económica (paro, precariedad laboral, pérdida de conciencia, de esperanza… Al igual que la madre del Evangelio, la clase obrera va viendo con desesperanza e impotencia cómo el sistema neocapitalista va matando a muchos de sus hijos.

La presencia de Jesús le hace estar atento a los acontecimientos que se cruzan en su vida ¿tu presencia y la de tu grupo… te hace/os hace estar atento/s o atenta/s a los acontecimientos que se cruzan en vuestra vida?

Al Señor le impacta la muerte del joven y la impotencia de la madre. ¿Cuáles son tus sentimientos y los de tu grupo… ante estos acontecimientos?

Jesús no se une al funeral, sino que abre esperanza. ¿Cuál es tu actitud y la de tu grupo… ante estos acontecimientos? ¿Es la indiferencia, el pesimismo o la evasión…? ¿Es la esperanza y la confianza en la gente…?

Los sentimientos lleva a Jesús a la acción. Se pone cercano hasta tocar el ataúd y le hace al muchacho una propuesta para que se levante y recobre la dignidad. Su presencia da vida, transforma… ¿Tu presencia y la del grupo… da vida, transforma?

La actuación de Jesús provoca sentimientos en la gente de alrededor. Sentimientos que llegan a lo profundo, a reconocer la presencia de Dios. ¿Tu presencia y la de tu grupo… que sentimiento provoca en la gente?

La presencia de Jesús da testimonio de que Dios vive entre la gente. En Jesús la Palabra de Dios se hace carne (hombre y mujer). ¿Tu presencia y la de tu grupo… dan testimonio de que Dios vive en medio del barrio, del trabajo, del sindicato…? ¿La Palabra de Dios se va haciendo carne en ti y en tu grupo…?


CUESTIONARIO

· ¿Cómo nos interpela la lectura del Evangelio?

· ¿Qué llamada surge de esta realidad para el desarrollo del Reino?

· ¿Qué cambio personal se nos pide a nosotros/as y al grupo?




III. ACTUAR

a) ¿QUÉ PODEMOS APORTAR LOS CRISTIANOS PARA QUE SE REALICE DICHO NACIMIENTO?

Se ha afirmado que la situación generalizada de malestar y la crisis de credibilidad y esperanza eran síntomas de un grito, sin duda confuso, de que algo nuevo desea nacer entre dolores de parto. ¿Cómo será esa "conciencia alternativa", ese hombre nuevo?

No creo que el cristianismo como tal se tenga que presentar en el mercado de competencias como un modelo racional y científico de esa "conciencia alternativa", del hombre nuevo. (A veces podemos caer en la tentación de que nuestro grupo, comunidad, movimiento, Pastoral…, son racionalmente necesarios, y queremos justificar su necesidad racionalmente...)

No es ésta la misión del cristianismo. Los creyentes somos seres humanos como los demás. Según el Concilio Vaticano II, los cristianos "somos testigos de que nace un nuevo humanismo" (GS nº 55). No somos creadores, sino testigos, de los que el Espíritu de Dios está realizando en la Iglesia y en la historia de los hombres (GS nº 11).

Pero los cristianos caeríamos en un estúpido complejo de inferioridad y haríamos un mal servicio a la humanidad, si escondiésemos por pudor o complejo la gran riqueza que constituye nuestra conciencia de creyentes.

Por eso, los creyentes no podemos menos de comunicar humildemente a nuestros hermanos la riqueza de nuestra experiencia de fe en lo que respecta a la emergencia de la "conciencia alternativa", que apunta a una nueva concepción de persona, base de un proyecto utópico social. Desde la fe cristiana no es posible deducir unos modelos de organización social, pero sí que nos proporciona una luz, una sabiduría, una clave de lectura e interpretación de la realidad; nos proporciona unos presupuestos, una perspectiva, que afectan a la comprensión global del hombre y a el diseño ético de unas transformaciones necesarias para el nacimiento de un nuevo modelo social.

Nuestra aportación como cristianos podría ir en esta dirección:

· Ofrecer una lectura honesta y lúcida de los desafíos de nuestro mundo desde la sabiduría de la cruz y de los crucificados, en orden a descubrir los signos de la "conciencia alternativa" emergente y los signos que la obstaculizan, que impiden su nacimiento.

· Presupuestos y perspectiva cristiana, que afectan a la comprensión global del hombre y los valores-marco éticos de un nuevo orden social utópico.

· Propuestas globales a los modelos vigentes, que encarnan la conciencia dominante opresora.


b) PRESUPUESTO CRISTIANO DE UN PROYECTO UTÓPICO SOCIAL

La luz, la sabiduría con que el cristiano contempla y analiza la realidad política, económica, social no viene de ninguna ideología, sino del evangelio. Dos son las coordenadas a tener en cuenta en el análisis político:

· El programa, su proyecto económico, social, su organización etc. Aquí, la visión cristiana no aporta nada.

· La cultura política, sus valores, su moral, su horizonte, el motor que lo mueve (mística). Aquí sí que el cristiano como cristiano puede aportar.


c) IMAGEN DE DIOS

El primer punto a tener en cuenta en orden al proyecto social debe comenzar por la imagen de Dios. Alguien ha dicho que una sociedad no cambia, sino cambian sus dioses: "Dime que dioses tienes y te diré que imagen de sociedad, política, económica y social aspiras a tener". Y, al contrario, "dime que sociedad, que política, que nivel de sociedad tienes y te diré cuales son tus dioses, ya que en la base del compromiso socio-político de los cristianos se esconde una imagen de Dios, que lo legitima".

¿Qué imagen de Dios nos revela Jesús de Nazaret? En el evangelio aparecen dos palabras que nos revelan a Dios y so proyecto sobre el mundo: Reino y ABBA. La voluntad, el proyecto de Dios sobre el mundo es congregar a toda la humanidad rota en familia de hijos y de hermanos, en una tierra donde todos puedan vivir con dignidad de hijos y d hermanos sin privilegios. Este proyecto no es más reflejar a Dios revelado en Jesús, que es un Dios comunidad, de iguales y diferentes.

d) TIPO DE HOMBRE: PROTAGONISTA DEL PROYECTO SOCIAL

El principio, el agente (sujeto) y el fin del proyecto social y político es y debe ser la persona humana (GS. 25), situada, y condicionada por unas estructuras sociales, económicas y políticas. En coherencia con la persona humana, imagen del Dios revelado en Jesús, se van a señalar unos rasgos que determinarán a la persona capaz de protagonizar dicho proyecto social:

· Una persona que cree en el amor y en el futuro.

· Una persona democrática, es decir, que reconoce al otro en su inviolable dignidad.

· Un ser solidario, que reconoce la igualdad fundamental de los otros como asunto, propio.

· Un ser libre, no esclavo de las personas, ni de las ideas, sino capaz de tomar decisiones.

· Un ser lúcido y crítico frente a la sociedad, al colectivo político y religioso.

· Un ser participativo.

· Un ser pobre, austero en el consumo, porque toma conciencia de los costes sociales de su consumismo sin control, de la escasez del trabajo y de la marginación social.

· Un ser tolerante y no-violento, esto es, capaz de alcanzar acuerdos a través del diálogo, de la negociación, y capaz de razonar las convicciones propias.

· Un ser planetario y ecológico, es decir, capaz de plantearse la opción de calidad de vida para todos, en solidaridad con las generaciones venideras, con los pueblos y con las clases expulsadas a la periferia del desarrollo. Un ser capaz de adoptar el punto de vista de la humanidad y del planeta, en interdependencia con las comunidades nacionales, con la comunidad universal de los pueblos, con los animales, las plantas y toda la creación.


Opciones a tomar.

· La persona humana como valor supremo de la vida social.

· La dignidad de la persona como el fundamento de una igualdad fundamental entre todos los pueblos y entre todos los seres humanos, a partir de los más desfavorecidos.

· La solidaridad universal, desde los más desfavorecidos. Solidaridad, que el la traducción de la filiación divina y de la fraternidad.

· Participación corresponsable, esto es, el pueblo entero ha de ser el protagonista de su historia. Dicha participación evita el tener que esperar la respuesta en orden a solucionar los problemas sólo de la decisión de un solo factor: el partido, el gobierno; de una sola acción principal: la conquista del poder; de un núcleo social principal: la económico, lo tecnológico etc.


Para conseguir todo esto se necesitan unas condiciones objetivas y unas mediaciones socio-políticas, que hagan posible un desarrollo integral humano, universal, solidario y ecológico, y antes que nada, capaz de satisfacer las necesidades básicas de todos. Toda legalidad política y el mismo derecho de propiedad están supeditados a esta primacía del ser humano. La desatención económica de los colectivos marginados desacredita a una economía y a una democracia.


e) VALORES-MARCO DE SOCIEDAD

Desde el evangelio no se puede deducir un proyecto de organización de la sociedad; pero, sí, que nos proporciona una luz, una perspectiva, que orienta la determinación de valores-marco en la configuración del proyecto socio-político. El ser hijos de Dios, hermanos y señores (libres), es algo decisivo a la hora de elegir los valores prioritarios, que han de informar el proyecto de organización de la sociedad.

La fraternidad universal, cuya traducción laica es la solidaridad, ha de ser la bóveda para la construcción de un consenso. Pero un consenso sólo será creíble sobre la base de la fraternidad universal, si parte de la opción por los últimos, si privilegia los derechos y la dignidad de los que socialmente no son reconocidos.

Ahora bien, para que la vivencia de la fraternidad universal pueda influir en la elaboración de los “valores-marco”, es preciso encontrar unas mediaciones, que relacionen el nivel cristiano con el nivel socio-político. Situados en este nivel, se trataría de encontrar en el nivel ético y político valores, que puedan ser convergentes al proyecto de fraternidad universal. He aquí los valores:

En nivel ético: El Bien Común, la libertad, la solidaridad e igualdad.

En el nivel político: la democracia del pueblo y para el pueblo.

La construcción de una sociedad democrática sana, consolidada y pacífica es inseparable del:

Bien Común, que es una traducción o mediación del Proyecto de Dios. Y el Bien Común es todo aquello que es lo mejor para la familia humana. Esto no significa que haya contradicción entre Bien Común y bien particular, ni que el individuo no sea valioso como ser único. Lo que se quiere decir que lo que es Bien Común es lo mejor para cada individuo único e irrepetible. Lo que suele pasar es que se abusa del Bien Común para aplastar o ignorar los derechos de las personas. Esto hacen los gobiernos opresores y manipuladores, pero es un abuso, ya que los intereses egoístas de una elite o grupo los presentan como bien para todos.

Creación de espacios de libertad, de solidaridad, justicia y verdad. La solidaridad, la justicia, la libertad y la verdad, son los pilares sobre los que se apoya la salud social y democrática

Reconocer y potenciar la libertad es lo mismo que reconocer y potenciar la responsabilidad a través de la participación y consenso. Para que esto sea posible.

El poder político y estatal ha de reconocer sus limitaciones y aceptar la autonomía de otras esferas y fuerzas sociales y contar con ellas a la hora de tomar decisiones que afectan a todos, ya que en los últimos años se ha asistido a un debilitamiento de los grupos primarios a causa de la colonización de la lógica del sistema y de los efectos negativos de la intervención estatal.

Solidaridad y justicia, por lo que se reconoce la inviolable dignidad de todos y cada ser humano y la igualdad de toda persona en su diversidad.

Verdad, sin la cual no es posible la convivencia, ya que falla la confianza mutua.


f) ALTERNATIVA GLOBAL A LOS MODELOS VIGENTES

Aquí se van a indicar algunos de los grandes capítulos de un proyecto social utópico. En este proceso se ha compaginar lo inmediato y urgente y las propuestas a largo plazo.


• Propuestas a la estructura económica.

La propiedad capitalista y el proyecto del Mercado Total son la fuente principal de la explotación económica. De aquí, la necesidad de un control social de los medios de producción. La alternativa es.

· Frente al crecimiento económico, el desarrollo humano. Por eso, indicadores a tener en cuenta no son sólo lo económico, sino también la calidad de vida y el nivel de vida de todos y cada uno.

· Frente a la propiedad privada y la pobreza, el protagonismo de la comunidad, cuyo principio es el “compartir”, la caridad social y política como expresión de la imagen de Dios y del destino universal de los bienes. Su mediación sería la democracia económica. Nuestra crisis actual no afecta sólo a los medios, sino que es crisis del mismo modelo económico.

· Frente a los beneficios que hay que destinarlos al aumento de los procesos económicos y a la defensa del sistema, las ganancias hay que distribuirlas a la mejora del medio ambiente y a la financiación de actividades de utilidad social…

Este principio hoy se podría traducir en reorganizar el gasto público de acuerdo a unas prioridades sociales, por ejemplo, la atención a las múltiples necesidades humanas insatisfechas, útiles socialmente; una planificación democrática en los objetivos económicos a partir de las necesidades humanas de todos, no sólo de aquellos que pueden pagarlas.


• Propuesta a la estructura política.

· Frente a un tejido social centralizado, un tejido social más participativo, más descentralizado. Para ello hay que aspirar a una democracia integral y a la educación de un tipo de ciudadano capaz de protagonizar el cambio. La opción por un tejido social plenamente solidario supone una ruptura con el modelo político actual. Debemos ir a formas de participación muy de base, a formas de descentralización, de desjerarquización, donde las relaciones verticales cedan el paso a relaciones más interpersonales y horizontales. De aquí, la gran importancia del ejercicio de la democratización en los grupos básicos. Esto no es fácil, porque se enfrenta a nuestras inercias, apatías, a nuestra cultura de la pasividad y despersonalización.

Nada fácil para los partidos e instituciones políticas tan ancladas en los valores jerárquicos y elitistas.

· Frente a proyectos particularistas cerrados e insolidarios, proyectos coordinados y planetarios.


• Propuesta a la estructura cultural.

· Frente al individualismo narcisista y la ley del más fuerte, solidaridad planetaria. Este capítulo es nuclear de un proyecto utópico de sociedad, ya que la verdadera alternativa social ha de pasar a través de un cambio en el sistema de valores, de actitudes y pautas de comportamiento.

· Este proceso reeducativo es difícil y arduo en los países ricos.

Pues, una visión solidaria y planetaria quiebra nuestro sistema de valores y necesidades.

Quiebra nuestra idea de libertad desde los no-libres; nuestra idea de propiedad desde los no-propietarios; nuestra idea de igualdad desde las oportunidades desiguales.

Por eso, la oferta educativa debe ir impregnada de los valores de la solidaridad y no basada en una enseñanza elitista, en los valores de competitividad y en mundo de los intereses individualistas.

Una oferta educativa deberá ir hacia la autonomía con una combinación de conocimientos técnicos, informativos, culturales, de creatividad, de relaciones interpersonales para la cooperación y la solidaridad.

Una oferta educativa que fomente y eduque otras necesidades socio-culturales, es decir, que combine los hábitos de consumo, menos materiales y más culturales, espirituales etc.

La utopía del futuro está condicionada a la apuesta utópica de la concienciación y organización de los pobres.

El poder de los pobres y oprimidos reside en su capacidad para presentar sus exigencias aunada y solidariamente, mediante la creación de sus propias organizaciones.

Pero tal como están las cosas casi nadie se atreve a apostar, sino por el camino de la asistencia o beneficencia. Pero sin la educación de los pobres y su participación personal y comunitaria no será posible la creación de una nueva sociedad sana y pacífica.

CUESTIONARIO

· ¿Qué actitudes nos planteamos cambiar en nosotros/as y en el grupo?

· ¿Qué compromisos estamos dispuestos a adoptar cada uno/a y el grupo en relación con la realidad analizada para que sea posible una nueva alternativa al sistema actual?