HOA DIOCESANA DE CÁDIZ Y CEUTA

[hoac.gif]










UNA MIRADA CRISTIANA DEL TRABAJO HUMANO Y EL BIEN COMÚN
¡ACOGE, ABRAZA, CUIDA, ACOMPAÑA...!
LA VIDA DEL MUNDO OBRERO, CON MISERICORDIA Y COMPASIÓN.


¡Bienvenido/bienvenida! al "blog" de la HOAC diocesana de Cádiz y Ceuta.


martes, 4 de octubre de 2011

POR UN TRABAJO QUE SEA EXPRESIÓN DE LA DIGNIDAD ESENCIAL DE TODO HOMBRE O MUJER

POR UN TRABAJO QUE SEA EXPRESIÓN DE LA DIGNIDAD ESENCIAL DE TODO HOMBRE O MUJER


Jornada Mundial por el Trabajo Decente


Sindicatos de todo el mundo se movilizan el 7 de octubre
El 7 de octubre el movimiento sindical internacional (CSI) organizará una Jornada Mundial por el Trabajo Decente. Esta fecha constituye una oportunidad sin precedentes para que todos los trabajadores del mundo reivindiquemos un trabajo decente para todos.

El trabajo decente, en cuanto concepto y programa, fue introducido y promovido inicialmente por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en 1999. Su director general, el chileno Juan Somalia lo propone como expresión de las condiciones que permiten a todas las personas vivir con dignidad.


El 1º de mayo de 2000, Juan Pablo II, con ocasión del Jubileo de los Trabajadores, lanzó un llamamiento para «una coalición mundial a favor del trabajo decente», alentando la estrategia de la Organización Internacional del Trabajo. Más tarde, noviembre de 2008, esta idea tomó forma en el congreso fundacional de la Confederación Sindical Internacional (CSI), resultado de la unión entre las antiguas centrales sindicales CMT, de origen cristiano, y CIOSL, de origen socialdemócrata.


"Pero ¿qué significa la palabra «decente» aplicada al trabajo? Significa un trabajo que, en cualquier sociedad, sea expresión de la dignidad esencial de todo hombre o mujer: un trabajo libremente elegido, que asocie efectivamente a los trabajadores, hombres y mujeres, al desarrollo de su comunidad; un trabajo que, de este modo, haga que los trabajadores sean respetados, evitando toda discriminación; un trabajo que permita satisfacer las necesidades de las familias y escolarizar a los hijos sin que se vean obligados a trabajar; un trabajo que consienta a los trabajadores organizarse libremente y hacer oír su voz; un trabajo que deje espacio para reencontrarse adecuadamente con las propias raíces en el ámbito personal, familiar y espiritual; un trabajo que asegure una condición digna a los trabajadores que llegan a la jubilación.”[1]



Cerca de 46.000 personas se suman a las listas del paro en el último año en Andalucía

Las medidas adoptadas por el Gobierno para la mejora del empleo no funcionan, no hacen más que incidir y aumentar la precariedad laboral

paro
En el mes de septiembre el paro se sitúa en 943.094 trabajadores en Andalucía. El número de parados ha aumentado un 2,57% con respecto al mes anterior en nuestra comunidad autónoma (23.592 personas más) y en España un 2,32% (95.817 personas más). En un año el paro ha crecido un 5,06%. (45.449)
El paro en las mujeres supone el 51,02% del total de los parados en Andalucía. Por el contrario disminuye, con respecto a agosto, el paro en la población extranjera en un 1,53%. Con respecto al año anterior se produce un aumento del 1,68%.

Por comunidades autónomas, en septiembre, el paro ha disminuido en La Rioja (-2,04%), Castilla La Mancha (-0,36%) y Canarias (-0,19%). Los mayores aumentos se han producido en Baleares (6,59%) seguido de Cantabria (5,81%). En datos interanuales ha subido en todas, excepto en Canarias (-2,99%) y Baleares (-0,75%). La variación en Andalucía se sitúa en un 5,06%. A nivel nacional ha sido del 5,20%.

A nivel provincial, este mes, el paro ha bajado sólo en Almería (-0,63%). Por el contrario, crece en todas las demás. Los incrementos más significativos han sido los de Cádiz (4,66%, más de 167.000 parados) y Granada (4,33%). En el último año, es Huelva (8,15%) la provincia donde más ha aumentado el paro, tras ella, Jaén (7,66%). La que menos, Almería (0,15%).

A nivel sectorial, y sobre el mes anterior, porcentualmente desciende el paro en la agricultura (-2,32%). Crece en los demás sectores, destacando el colectivo sin empleo anterior (5,86%), seguido de los servicios (3,42%). El menor aumento se ha producido en la construcción (0,27%) y la industria (0,93%). En el último año es el colectivo sin empleo anterior (13,55%) el que con mayor incidencia está sufriendo los efectos del desempleo y las dificultades para encontrar un puesto de trabajo, ya que en dicho colectivo se integran los parados de larga duración. A éste le sigue la agricultura (10,71%).

Se han registrado un total de 312.485 contratos en Andalucía, un 35,57% más que el mes anterior y un 1,63% más que en septiembre de 2010. La contratación indefinida aumenta, realizándose 5.112 contratos más que el mes anterior. Se sitúa en un 4,02% del total, frente al 7,51% a nivel nacional. En un año ha disminuido un 17,04% esta modalidad contractual. La contratación temporal también ha crecido un 34,47% (76.884 contratos más).
La afiliación a la Seguridad Social ha experimentado una disminución. La media en septiembre es de 2.834.462 afiliaciones, un 0,47% menos que el mes anterior. 37 de cada 100 trabajadores en paro en nuestra comunidad autónoma no perciben ningún tipo de prestación por desempleo. En Andalucía hay 372.400 hogares en los que todos sus miembros se encuentran en paro, 41.700 hogares más que hace un año.


LOS TRABAJADORES CONTINÚAN PERDIENDO PODER ADQUISITIVO

Como se preveía, el paro experimenta una importante subida en el mes de septiembre. La finalización de la temporada turística de verano y la inscripción, en menor medida, de los estudiantes que han finalizado su periodo de formación hacen que las cifras del paro vuelvan a aumentar.

Por otra parte, se han formalizado más contratos, pero continúa en aumento el número de los temporales, donde el porcentaje no baja del 96%, uno de los signos evidentes de que la precariedad laboral se perpetúa.

Todos los datos vuelven a apuntar la paralización de la economía, donde el estancamiento del consumo de los hogares ante el contexto de incertidumbre es uno de los factores fundamentales. Además, ante el aumento de precios, especialmente de los productos de primera necesidad, los trabajadores seguimos perdiendo poder adquisitivo.

Otro dato que merma la economía familiar es el hecho de que bancos y cajas hayan elevado las comisiones que cobran a los usuarios por el mantenimiento de cuentas y el uso de tarjetas de débito un 15% más, así como por los créditos y las hipotecas.

Los datos confirman también que el descenso de actividad en las empresas se intensifica y las ventas de coches registran el peor septiembre de los últimos 15 años.

Como se viene denunciando, las medidas adoptadas por el Gobierno para la mejora del empleo no están funcionando, van en sentido contrario y no hacen más que incidir y aumentar la precariedad laboral. Es urgente desbloquear el proceso de negociación colectiva para que se reactive la economía y el empleo. Los trabajadores estamos perdiendo poder adquisitivo y esto imposibilita la recuperación del consumo y la inversión.
Los programas de consolidación fiscal están centrados básicamente en el lado de los recortes del gasto público (recorte del salario del funcionariado, congelación de pensiones, supresión de camas hospitalarias…), pero desde el Sindicato continuamos proponiendo actuar sobre el lado de los ingresos del Estado, lo que exige reconstruir la fiscalidad a través de medidas impositivas que sean progresivas. Es fundamental la reforma del sistema financiero que dote de liquidez a las empresas y a los particulares para reactivar la inversión y el consumo.


MOVILIZACIONES EL PRÓXIMO 6 Y 7 DE OCTUBRE

Desde todo el movimiento obrero denunciamos la política de recortes que están llevando a cabo muchas comunidades autónomas, que bajo la excusa de la Reforma Constitucional están subordinando el gasto público, el gasto social y, en definitiva, el Estado de Bienestar al pago de la deuda.

Precisamente los recortes que las comunidades autónomas están diseñando carecen de medidas impositivas y se centran en la reducción del gasto público (sanidad y educación están siendo claros ejemplos).

Por la situación de vulnerabilidad en la que nos encontramos los trabajadores, que somos los más perjudicados en la crisis y porque debemos rebelarnos contra ella, hacemos un llamamiento para acudir a las manifestaciones provinciales de los próximo 6 y 7 de octubre “Por el empleo, contra la destrucción de los derechos laborales y sociales”.


“Al considerar los problemas del desarrollo, se ha de resaltar la relación entre pobreza y desocupación. Los pobres son en muchos casos el resultado de la violación de la dignidad del trabajo humano, bien porque se limitan sus posibilidades (desocupación, subocupación), bien porque se devalúan «los derechos que fluyen del mismo, especialmente el derecho al justo salario, a la seguridad de la persona del trabajador y de su familia»"[2].


Los cristianos volvemos a tener con estas jornadas una oportunidad para testimoniar a Jesucristo en esta realidad sufriente y vivirla como acción de gracias.



[1] "Caritas in veritate" 36. Carta Encíclica, Benedicto XVI
[2] JUAN PABLO II, Carta encíclica. Laborem exercens, 8





La Jornada Mundial por el Trabajo Decente es un día de movilización para todos los sindicatos en el mundo entero, desde Fiji en el extremo oriental a Hawaii en el extremo occidental. Cada año se organizan cientos de actividades en centenares de países, en las que participan millones de personas.
Desde 2008 la CSI ha venido organizando el 7 de octubre la Jornada Mundial por el Trabajo Decente (JMTD). Es una jornada de movilizaciones en el mundo entero: un día en que todos los sindicatos del mundo se unen para promover el trabajo decente. El trabajo decente ha de figurar en el centro de las acciones de los Gobiernos para recuperar el crecimiento económico y construir una nueva economía global que sitúe a las personas en primer término.
Ninguna acción es demasiado grande o demasiado pequeña para la Jornada Mundial por el Trabajo Decente. Visiten el sitio web de la JMTD y registren sus acciones: puede tratarse de una mesa redonda, una gran manifestación, una carta de protesta, una convocatoria “flashmob” o cualquier otra actividad completamente diferente.

Empiecen ya a planificar sus acciones para octubre de este año; el apoyo de su organización resulta muy importante, y les brinda la oportunidad de unirse a millones en todo el mundo en una movilización unificada reclamando un cambio.

En el sitio web especial de la campaña, podrán encontrar más información sobre esta jornada, diversos materiales de campaña, documentos políticos e informes sobre trabajo decente, así como información sobre todos los eventos organizados en años anteriores.