HOA DIOCESANA DE CÁDIZ Y CEUTA

[hoac.gif]










UNA MIRADA CRISTIANA DEL TRABAJO HUMANO Y EL BIEN COMÚN
¡ACOGE, ABRAZA, CUIDA, ACOMPAÑA...!
LA VIDA DEL MUNDO OBRERO, CON MISERICORDIA.


¡Bienvenido/bienvenida! al "blog" de la HOAC diocesana de Cádiz y Ceuta.


viernes, 8 de abril de 2016

REUNIÓN DEL SECTOR
Lunes, 18 de abril de 2016. A las 6:00 de la tarde.
Cádiz, Parroquia del “Cerro del Moro”


REUNIÓN DEL SECTOR
CURSO 2015 – 2016
___________________________

CONVOCATORIA ___________________________


Querido/a compañero/a:

Conforme al calendario que tenemos establecido para el Sector, convocamos esta reunión, que tendrá lugar el próximo:

DÍA: Lunes, 18 de abril de 2016.
Hora de comienzo: 6:00 de la tarde.
Hora de finalización: 8:00 de la tarde.
LUGAR: En Cádiz. Barrio “Cerro del Moro”.
Parroquia de La Asunción de Ntra. Sra.

c/ Alcalde Blázquez, 11 (Cádiz)




Con objeto de poder tratar el siguiente:

ORDEN DEL DÍA:

1.- Oración inicial, a cargo del Consiliario diocesano o en su defecto el Animador de la Fe.


2.- Puesta en común, reflexión y diálogo sobre el trabajo remitido por la Comisión Permanente sobre las situaciones, los objetivos y funcionamiento de los sectores, el cual se adjunta. (Es importante que para dinamizar el trabajo, sea una sola persona quien sea portavoz de su equipo y resuma las aportaciones de cada cuestionario).


3.- Avisos urgentes, ruegos y preguntas.


4.- Oración de despedida.


Contando con tu asistencia, recibe un abrazo fraternal.



La Coordinación de los Sectores
Diócesis de Cádiz y Ceuta








DINÁMICA PARA REPENSAR
LOS OBJETIVOS Y EL FUNCIONAMIENTO DE LOS SECTORES

SITUACIONES DEL MUNDO OBRERO

En el curso 2004-2005, las diócesis dialogaron la propuesta aprobada por el Pleno y decidieron qué situaciones conformarían su QAC; una vez tomada esta decisión, se pusieron en marcha los sectores y su primera tarea fue la de analizar cada situación en su realidad concreta, ver cuáles eran sus manifestaciones más importantes, las causas y consecuencias, así como los aspectos fundamentales en los que debería centrarse el trabajo de la HOAC diocesana y el Proyecto Evangelizador de los y las militantes.  Todo este análisis se compartió en una Asamblea Diocesana y se decidió la acción de la Diócesis en torno a cada una de las situaciones elegidas.

Estos análisis y la acción de las HOAC diocesanas sirvió para encauzar el paso que dimos a continuación: los contenidos del Quehacer Apostólico Comunitario. Con lo dialogado en las Asambleas Diocesanas y en la primera reunión general de Sectores (octubre de 2005)[1] más lo aprobado en el PGR de 2004, se elabora la propuesta que recogía los objetivos en torno a los cuales giraría el trabajo en cada situación.  Esta parte del proceso finaliza en el PGR de enero de 2006.

2007-2009 estuvo marcado por la revisión de los acuerdos de la XI AG y la preparación de la XII AG.  En ella nos enfrentábamos al reto de combatir el empobrecimiento y la deshumanización existente en nuestra sociedad, generando y construyendo otra manera de sentir, pensar y actuar.  Algo que cobraba mayor urgencia ante las consecuencias que la crisis económica estaba generando.  Esa “otra manera de” pasaba por denunciar la normalidad con la que se viven las injusticias, recobrar la lucha por la justicia y su sentido comunitario, construir una nueva cultura política y recuperar la conciencia de la importancia que tiene la realización de nuestra humanidad.  Este reto quedó plasmado en la propuesta de vida y acción 7 “Vivir la comunión con los empobrecidos del mundo obrero y del trabajo y ofrecerles a Jesucristo a través de nuevos modos de vida y de acción: el Quehacer Apostólico Comunitario”.

Para llevar a cabo este acuerdo, del 2009 al 2011 nos propusimos seguir potenciando el QAC, pero incorporando un nuevo elemento: la concreción de un aspecto en cada una de las cinco situaciones, desde el cual se centrarían los sectores correspondientes en el ámbito general y diocesano.  Fue la Comisión General de noviembre de 2009 la encargada de dialogar y aprobar las “Orientaciones para concretar el Quehacer Apostólico Comunitario y el funcionamiento de los sectores”, donde se incluían los cinco aspectos en los que centrarnos.[2]

Una vez llegan estas orientaciones a las diócesis, los sectores valoraron si trabajar ese aspecto sugerido o no.  Esta decisión, junto con otros elementos se incluyó en la propuesta que las Comisiones Diocesanas presentaron a sus respectivas Asambleas como el QAC de la Diócesis.

A finales del bienio, en mayo de 2011, se publica la ficha nº 10 “Quehacer Apostólico Comunitario y los sectores”, en donde se recalca que la HOAC sólo desarrolla un QAC a través de las cinco situaciones que sufre el mundo obrero.  Que cada militante y toda la HOAC queremos mirar la realidad desde esas problemáticas, y que aunque nos centremos sólo en una, es toda la realidad del mundo obrero la que nos preocupa.


·           PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO

Una vez hemos recordado el camino que hemos ido recorriendo juntos, se trataría ahora de compartir nuestra experiencia.  En este momento se nos pide que realicemos personal y comunitariamente (equipo, sector o lo que la diócesis haya decidido) un esfuerzo por situar adecuadamente la reflexión sobre nuestra vivencia en el trabajo de las situaciones y en la dinámica y funcionamiento de los sectores.

Importante: no estamos revisando el Quehacer Apostólico Comunitario, sino las situaciones y sectores.  Es verdad que son los elementos fundamentales de la dinámica comunitaria, pero no son los únicos que conforman en QAC. Es necesario que lo tengamos en cuenta a la hora de reflexionar personal y comunitariamente para no dispersarnos y centrarnos en lo que se nos está pidiendo en estos momentos.


CUESTIONARIO sobre LAS SITUACIONES

1)      ¿Estás implicado en alguna situación de la diócesis?  Sí / No
En caso que respondas , ¿en cuál?
En caso que respondas No, ¿por qué?

2)      ¿En qué medida el aspecto elegido y los análisis realizados han contribuido a avanzar en la concreción de tu Proyecto Evangelizador?

3)      ¿Cómo te ha ayudado a centrarte en la vida de los y las trabajadoras afectados por esta situación?

4)      En estos momentos, ¿qué relación existe entre tu Proyecto Evangelizador y el Quehacer Apostólico Comunitario de la diócesis?

5)      A nivel general, ¿crees que el análisis del que partimos en el 2004, los objetivos que aprobamos en el 2006 y la concreción del aspecto en el 2009 han contribuido a plantearnos  la situación desde los empobrecidos del mundo obrero? ¿Por qué?

6)      Otros aspectos que quieras destacar de la experiencia vivida durante este tiempo y que no estén contemplados en ninguna de las preguntas anteriores


DINÁMICA PARA REPENSAR LOS OBJETIVOS
Y EL FUNCIONAMIENTO DE LOS SECTORES

En el curso 2004-2005 se ponen en marcha los sectores en las diócesis con las orientaciones remitidas.

En el siguiente bienio, 2005-07, nos proponemos consolidar su funcionamiento y dinámica.  Como primer paso para este objetivo, se celebra la primera reunión general de Sectores[3] (octubre de 2005) donde se comparten los pasos dados hasta el momento y se definen lo que debería realizar la HOAC en cada situación del mundo obrero.  Con lo dialogado se elabora la propuesta sobre los contenidos del Quehacer Apostólico Comunitario[4].  Entre estos, se recoge las orientaciones para la continuidad del trabajo de los sectores en las diócesis:
·           ir haciendo del Sector un espacio de conocimiento, reflexión y diálogo de la situación del mundo obrero sobre la que estamos trabajando (profundizar en aspectos concretos de la situación y recoger información sobre ella de forma permanente),
·           dialogar para concretar y evaluar las actuaciones planteadas,
·           dialogar sobre el contenido de los Proyectos Evangelizadores de los y las militantes, y cómo ir implicando a otras personas en el trabajo del sector.

En el 2006-07 los sectores concretaron estas orientaciones en su realidad diocesana.

En el 2007-08, tiene lugar la segunda reunión de sectores a nivel general[5]. En ella, además de hacer seguimiento de la experiencia vivida, se dialoga sobre si la dinámica estaba cualificando el PE de los militantes y si estaba posibilitando la evangelización del mundo obrero (dificultades, avances, aspectos a cuidar…). Se insiste en que el Quehacer Apostólico tiene un fuerte contenido político porque pone en el centro de su acción a las personas, desarrollando en ellas un proceso de concienciación y promoción para que sean protagonistas de su propia liberación y de la transformación de la sociedad.

El 2008-09 nos centramos en la preparación de la XII Asamblea General.  Teníamos el reto de desarrollar y profundizar la dinámica del QAC y del PE, poniendo los sectores a su servicio[6].  Y por ello nos planteamos que los Sectores fueran el instrumento central para seguir potenciándolo, incorporando a  su trabajo:
·           La participación de las víctimas,
·           Ser cauce de acción y protagonismo de los militantes, simpatizantes y víctimas de esos problemas,
·           Ser ámbito de diálogo y cualificación del PE de los y las militantes,
·           Hacer seguimiento y narrar la vida de las víctimas y de las acciones que desarrolla el propio sector,
·           Continuar reflexionando sobre las situaciones del mundo obrero y del trabajo teniendo en cuenta las causas y consecuencias de la crisis económica sobre las personas que sufren esas situaciones,
·           Valorar, acoger y animar las iniciativas de otras realidades sociales o eclesiales que intentan responder a las situaciones de empobrecimiento y deshumanización que padece el mundo obrero y del trabajo[7].

Este acuerdo se materializó, cuando la Comisión General de noviembre de 2009 aprueba las “Orientaciones para concretar el QAC y el funcionamiento de los sectores”[8].  Estas orientaciones se dirigían a concretar las líneas de trabajo y actividades de cada sector:
·           Para la acción: campañas, actos de concienciación, denuncia, solidaridad y promoción de iniciativas; tareas para la difusión de las reflexiones; creación de espacios públicos de información y diálogo; planificación del trabajo con los medios de comunicación; medios para la concienciación; diálogo con las organizaciones sociales; mayor implicación de la Iglesia diocesana; ir implicando a otras personas en la dinámica del sector,
·           Para el Proyecto Evangelizador de los y las militantes.
·           Para la dinámica del sector: hacer propuestas para la concreción del QAC, desarrollar la acción de la HOAC en torno al aspecto elegido en cada situación, cualificar el PE de los y las militantes en el sector.

Los sectores en las diócesis elaboran su planificación partiendo de estas orientaciones.  Las Comisiones Diocesanas recogen estas aportaciones y hacen una propuesta de QAC diocesano, que se aprueba en las AA.DD. del primer trimestre del 2010.  Este paso ayudó a aglutinar toda la vida y trabajo que se venía realizando y a tener una visión más global del Quehacer Apostólico Comunitario: uno, en cinco situaciones.

En mayo de 2011 se edita la ficha nº 10 “Quehacer Apostólico Comunitario y los sectores”.  En ella se recalca que “no estamos en un sector”, sino que “vivimos desde el sector”, que nuestra acción como militantes debe girar en torno a la situación del sector en la que nos hemos encuadrado.  Pasaríamos de decir “yo estoy en el sector de precariedad, paro…” a precisar “yo vivo desde la precariedad, el paro…”.

En el bienio 2011-13, tiene lugar la tercera reunión general de sectores (noviembre de 2012).  Además de compartir la experiencia, se dialogan las insistencias para el funcionamiento de los sectores como instrumento fundamental en la dinámica del Q.A.C., para seguir dando pasos para VIVIR desde el Sector, como cauce para unir espiritualidad, formación y compromiso, para implicar a todos los y las militantes, continuar planificando el trabajo del sector y  mejorar la coordinación entre sectores y CD[9].

Y en este último bienio, 2013-15, una de las dos prioridades que nos planteábamos, era la de poner toda nuestra vida y misión al servicio del Quehacer Apostólico Comunitario para afrontar, desde la comunión y la encarnación en la debilidad del mundo obrero, la deshumanización y el empobrecimiento del mundo obrero y del trabajo.  Así los Sectores diocesanos harían especial hincapié en la participación de simpatizantes y víctimas de los problemas del mundo obrero.


·           PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO

Una vez hemos recordado el camino que hemos ido recorriendo juntos, se trataría ahora de compartir nuestra experiencia.  En este momento se nos pide que realicemos personal y comunitariamente (equipo, sector o lo que la diócesis haya decidido) un esfuerzo por situar adecuadamente la reflexión sobre nuestra vivencia en el trabajo de las situaciones y en la dinámica y funcionamiento de los sectores.

Importante: no estamos revisando el Quehacer Apostólico Comunitario, sino las situaciones y sectores.  Es verdad que son los elementos fundamentales de la dinámica comunitaria, pero no son los únicos que conforman en QAC.  Es necesario que lo tengamos en cuenta a la hora de reflexionar personal y comunitariamente para no dispersarnos y centrarnos en lo que se nos está pidiendo en estos momentos.


CUESTIONARIO sobre LOS SECTORES:

PARA LOS Y LAS MILITANTES:

1)      ¿Estás participando de la vida de un sector? Sí / No
Si contestas , ¿en cuál?
Si contestas No, ¿por qué?

2)      ¿Desde cuándo? (especifica desde cuándo y además los años que llevas en la HOAC)

3)      ¿Cómo has contribuido al funcionamiento del sector? (dinámica, participación,…)

4)      ¿Cómo has colaborado en la difusión de lo que el sector reflexionaba y las acciones que realizaba?

5)      ¿Cómo has colaborado en la implicación de otras organizaciones y/o instituciones en la vida y acción del sector?

6)      ¿De qué forma has implicado a otras personas en la dinámica del sector? (En reuniones, en acciones, reflexiones, difusión,…)

7)      ¿En qué medida el Sector ha cualificado tu Proyecto Evangelizador?


8)      Otros aspectos que quieras destacar y que no estén contemplados en ninguna de las preguntas anteriores


CUESTIONARIO PARA RESPONDER POR EL EQUIPO/SECTOR:

Además de compartir lo reflexionado en el cuestionario personal, el equipo/sector (según lo que haya decidido la diócesis), contestarán a las siguientes preguntas:

1.         Sobre el objetivo del sector de ser “espacio de diálogo y compromiso sobre cada una de las situaciones del mundo obrero”, ¿cómo se ha concretado esto en el sector?

2.         ¿Qué dinámica ha seguido el sector?

3.         ¿Qué elementos son los que más han ayudado al sector a mejorar su funcionamiento?  ¿Y cuáles no?

4.         Otros aspectos que quieras destacar y que no estén contemplados en ninguna de las preguntas anteriores



 


[1] BI 37, pp. 37-105
[2] BI 41, pp. 145-204
[3] BI 37, pp-37-104
[4] Íb idem, pp.181-212
[5] BI 39, pp. 29-82
[6] Acuerdos de la XII Asamblea General, pp. 37-41
[7] Acuerdos de la XII AG, material 3. Propuestas de vida y acción, pp. 94-95
[8] BI 41, pp. 145-204
[9] Reunión General de Sectores, noviembre 2012. Insistencias para avanzar en el QAC, p.3