HOA DIOCESANA DE CÁDIZ Y CEUTA

[hoac.gif]










UNA MIRADA CRISTIANA DEL TRABAJO HUMANO Y EL BIEN COMÚN
¡ACOGE, ABRAZA, CUIDA, ACOMPAÑA...!
LA VIDA DEL MUNDO OBRERO, CON MISERICORDIA.


¡Bienvenido/bienvenida! al "blog" de la HOAC diocesana de Cádiz y Ceuta.


lunes, 16 de mayo de 2011

CHARLA – COLOQUIO DEL «DÍA DE LA HOAC»: 25 DE MAYO DE 2011



CHARLA – COLOQUIO DEL «DÍA DE LA HOAC»

La Hermandad Obrera de Acción Católica, con motivo de la celebración del Día de la HOAC, tenemos el gusto de invitarle a la CHARLA-COLOQUIO, que tendrá lugar D.M.


DÍA: Miércoles, 25 de mayo de 2011

HORA: 6:15 de la tarde.

LUGAR: Puerto Real (Cádiz)

Parroquia de San Sebastián

Sala de reuniones por c/Ancha


Queremos acercarnos a los rostros sangrantes de la crisis que reclaman Justicia y
proponer a Jesucristo como respuesta y a la Iglesia como servidora de los pobres.



ESQUEMA DEL ACTO:

18:15 h. Acogida.

18:30 h. Presentación y Marco de la reflexión:

             1. Una mirada a la realidad.

             2. Un juicio cristiano ante esta dolorosa situación.

             3. Algunas ideas para la acción: La Caridad Política:

                 Somos llamados a:

              • Vivir una vida desde el Evangelio.

              • Una vida camino de encarnación con las víctimas.

              • Poner del revés la normalidad.

              • Construir desde las comunidades más pequeñas.

              • La comunidad cristiana en medio de ese trabajo.

19:15 h. Testimonios.

19:30 h. Diálogo en torno al tema.

19:45 h. Despedida.




«…Porque tuve hambre y me disteis de comer,
tuve sed y me disteis de beber,
fui forastero y me hospedasteis»
(Mateo 25,35)


¡ESTÁS INVITADO/A!

¡SI QUIERES VIVIR TU COMPROMISO EN EL MUNDO OBRERO!

¡LA HOAC PUEDE AYUDARTE!

¡ASISTE Y PARTICIPA!



CRISIS ECONÓMICA:
¡JUSTICIA PARA EL MUNDO OBRERO EMPOBRECIDO!


«¡Ay de vosotros! Los que a pesar de obtener cuantiosos beneficios, despedís a miles de trabajadores»


I. UNA MIRADA A LA REALIDAD:

La realidad actual nos muestra un panorama sombrío para muchos trabajadores y trabajadoras y para sus familias. Todos conocemos el rostro de estas personas si no somos una de ellas.


Pero estas víctimas no son sólo resultado de la crisis económica y de los sacrificios que se piden para afrontarla. La crisis y las políticas para hacerle frente están suponiendo una vuelta de tuerca más en el proceso de cambio de modelo de organización social que estamos viviendo.


Un cambio donde se está configurando una nueva lógica económica, política y cultural. Algunas de sus características son:


• La subordinación de la economía productiva a la especulación financiera; el consumismo y el endeudamiento de las familias como eje del crecimiento de la economía.


• La incorporación de la flexibilidad a los procesos productivos y la generalización del trabajo precario, barato y sin derechos.


• Una profunda crisis de la democracia y una transformación del papel de la política y del Estado cediendo su soberanía a grandes complejos multinacionales y financieros y una ruptura del Estado de Bienestar.


• Una cultura que configura unos valores y una persona capaz de habitar el nuevo escenario social que se está, silenciosa y dramáticamente construyendo.


II. UN JUICIO CRISTIANO ANTE ESTA DOLOROSA SITUACIÓN:

Esta realidad es para los cristianos experiencia de Dios. Él nos interpela en el rostro sufriente de los empobrecidos, de las víctimas. Nuestro encuentro con Él no nos puede dejar indiferentes a estas transformaciones sociales y ante las víctimas que van produciendo.



«…el grito de los pobres atraviesan las nubes y hasta alcanzar a Dios no descansan;
no desiste hasta que Dios le atiende, y el juez justo le hace justicia»

(Eclesiástico 35,17-18)



El Evangelio y la Doctrina Social de la Iglesia nos aportan un proyecto de humanización, de ser y vivir desde Jesucristo, y otra manera de comprender y construir las relaciones sociales -la economía, el trabajo, la política, la cultura…- que ponen a la persona en el centro de la realidad y, especialmente, a los empobrecidos. Los cristianos estamos llamados a vivir desde ahí y a poner en diálogo con otras personas, creyentes o no, esta nueva normalidad para que fecunden proyectos que transformen la realidad de los empobrecidos, desde las víctimas.


III. ALGUNAS IDEAS PARA LA ACCIÓN: LA CARIDAD POLÍTICA:

Los cristianos que hemos de actuar. Y hacerlo junto a nuestros compañeros y compañeras, cristianas o no, uniendo nuestras vidas a las suyas. Y hemos de hacerlo siendo fieles a la realidad que vamos descubriendo, sintiendo, entendiendo y que nos con-mueve. En este sentido es importante que personal y comunitariamente vayamos dando pasos. Algunas ideas para la acción:


• Nuestros hábitos de vida tienen que estar construidos desde la normalidad del Evangelio.


• Nuestra vida ha de ser camino de encarnación con las víctimas.


• Poner del revés la normalidad de cómo nos sentimos, entendemos y actuamos ante el cambio de la sociedad que está operando, la crisis y las víctimas que están generando.


• Construir, desde las comunidades más pequeñas hasta las más amplias, estructuras, iniciativas, normas, leyes… que sean liberadoras. Hemos de desarrollar la caridad política. Unir amor y justicia. Unir atender las consecuencias de la crisis y del cambio social con atajar las causas que generan tanto sufrimiento.


• La comunidad cristiana tiene que ser parte de todo este trabajo. Y debe realizar con su testimonio y compromiso una importante aportación: la búsqueda de otro mundo posible solo será real si se realiza desde y con las víctimas.




Día de la HOAC 2011

«CRISIS ECONÓMICA:

¡¡Justicia para el mundo obrero empobrecido!!».


Este Día de la HOAC, para nosotros y nosotras, es un momento privilegiado de encuentro donde celebrar y compartir la vida de la HOAC con el mundo obrero y de reflexión y denuncia de la realidad conflictiva que está afectando a la vida de tantos trabajadores y trabajadoras. Con él queremos reafirmar nuestro compromiso de recuperar el sentido de la dignidad de la persona, de ser obrero y de ser hijo e hija de Dios, así como nuestra esperanza de contribuir en devolver a Cristo a los pobres, al mundo obrero y del trabajo.


Este año queremos acercarnos a los rostros sangrantes de esta crisis económica que padecemos y presentar la realidad creciente de empobrecimiento y deshumanización que padece el mundo obrero. La actual situación de precariedad laboral y empobrecimiento no es producto solamente de la crisis económica, sino efecto de un mal endémico al sistema económico y productivo vigente, agravado aún más por la crisis, especialmente, en nuestro país, en lo referente al desempleo.


Según el VI Informe de la Fundación FOESSA, entre 1994 y 2007 España experimentó un crecimiento económico superior a la media europea, pero los índices de pobreza se mantuvieron en estos años en torno al 20%. Es decir, que el empleo creado en estos años no ha servido para reducir la bolsa de pobreza y que muchos trabajadores y trabajadoras permanecen en ella a pesar de estar trabajando.


Por tanto, el empobrecimiento es una injusticia estructural de nuestra sociedad, consecuencia de la distribución injusta de los bienes, es un problema radicalmente político. Tomar conciencia del empobrecimiento como injusticia es hoy tarea fundamental, porque en nuestra sociedad se tiende a ocultarlo y a culpabilizar y responsabilizar a las personas empobrecidas de su propia situación. Construir una sociedad a la altura de la dignidad del ser humano pasa porque la lucha contra la pobreza ocupe el centro de la acción política.


El Evangelio y la Doctrina Social de la Iglesia nos aportan un proyecto de humanización, de ser y vivir desde Jesucristo, y otra manera de comprender y construir las relaciones sociales -la economía, el trabajo, la política, la cultura…- que ponen a la persona en el centro de la realidad y, especialmente, a las personas empobrecidas. La tarea de promoción de la justicia en el mundo obrero forma parte de nuestra misión evangelizadora como creyentes y como Iglesia, desde el ánimo que nos da la fe en Jesucristo, que vino a anunciar la Buena Noticia a los pobres.


Nuestra pretensión es que podamos compartir, ahora y siempre, la vida y las aspiraciones de las víctimas del mundo obrero; en primer lugar, con ellas y también con nuestras parroquias, grupos y movimientos cristianos, organizaciones ciudadanas y con todos los trabajadores y trabajadoras.


La Comisión Permanente de la HOAC

Nuevo cuaderno de Ediciones HOAC
PUlsa <AQUI>, para ACCEDER el Cuaderno
con la reflexión completa.

Publicada por Ediciones HOAC
Cuaderno nº 4, título: “CRISIS ECONÓMICA.
¡Justicia para el mundo obrero empobrecido!”.
Una reflexión que presenta la realidad de
creciente empobrecimiento y deshumanización en el mundo obrero.
“La crisis económica es una manifestación más
de la expansión del sistema capitalista neoliberal,
que utiliza y explota a los trabajadores en función de
la obtención del máximo beneficio económico”.

En la HOAC, este tema se integra en el proceso
continuado de reflexión-acción
que se viene realizando a través del compromiso de cada militante
y del quehacer comunitario diocesano y general.
Y, concretamente, en el Día de la HOAC,
un día dedicado a “compartir y celebrar la vida,
el sufrimiento y las luchas del mundo obrero”.