HOA DIOCESANA DE CÁDIZ Y CEUTA

[hoac.gif]










UNA MIRADA CRISTIANA DEL TRABAJO HUMANO Y EL BIEN COMÚN
¡ACOGE, ABRAZA, CUIDA, ACOMPAÑA...!
LA VIDA DEL MUNDO OBRERO, CON MISERICORDIA.


¡Bienvenido/bienvenida! al "blog" de la HOAC diocesana de Cádiz y Ceuta.


jueves, 25 de julio de 2019

ORAR EN EL MUNDO OBRERO: «17º DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO» CICLO “C” (28 DE JULIO DE 2019)


17º Domingo del Tiempo Ordinario (28 julio 2019)

25 JULIO 2019 | POR 
Queridas hermanas y hermanos,

Esta semana alzamos los ojos a Dios,
Padre y Madre, y le pedimos:

Señor, enséñanos a orar.

Nuestro consiliario General
presenta así el Orar de la semana:

“Necesitamos orar.

No es posible vivir nuestra fe cristiana
y nuestra vocación humana sin orar.

Y a orar solo
se puede aprender
desde la necesidad,
desde el descubrimiento
del amor de Dios
en nuestra vida.

Es la primera característica de la fe:
se hace orante.

La primera de nuestras necesidades espirituales
para realizar nuestro proyecto de vida militante.

Orar no es rezar, no es decir muchas cosas.

Santa Teresa decía que orar es tratar de amistad
estando muchas veces tratando a solas
con quien sabemos que nos ama.

Es lo que hacía Jesús
de manera habitual
a lo largo de su vida.

Es lo que enseña a sus discípulos.

Dios no es una conquista, sino un regalo,
pero has de buscarlo para hallarle,
has de pedir para recibir,
has de llamar para encontrar
la puerta abierta.

Solo podemos orar
desde el amor
y la confianza.

Nunca desde la cabeza,
aunque oremos la vida.

Siempre desde el corazón”.

Un abrazo en Cristo Obrero y
¡Hasta mañana en el altar!


Mª Carmen Perea
Responsable de Organización
y Vida comunitaria


https://www.hoac.es/2019/07/25/17o-domingo-del-tiempo-ordinario-28-julio-2019/

San Lucas 11,1-13:
«Pedid y se os dará:
“Señor, enséñanos a orar”».

Une, en tu oración, tu vida
a la de tantos hermanos
y hermanas de trabajo
a quienes quieres
acompañar
para que descubran
que Dios les ama.
■ Accede a más oraciones aquí.
■ También en Issuu

martes, 23 de julio de 2019

CONGRESO DE LAICOS: «VIVIR EL SUEÑO MISIONERO DE LLEGAR A TODAS LAS PERSONAS»

Vivir el sueño misionero de llegar a todas las personas

23 JULIO 2019 | POR 
Luis Manuel Romero | Director del secretariado de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar de la Conferencia Episcopal Española.

Deseo compartir la ilusión y la esperanza que tenemos puesta en la preparación del Congreso Nacional de Laicos, que se va a celebrar en Madrid del 14 al 16 de febrero de 2020.

Esta iniciativa surgió a raíz de la celebración de la Asamblea Plenaria del mes de abril de 2018, que trató como uno de los temas nucleares la cuestión de los laicos en la Iglesia y en el mundo. Entonces se decidió encomendar la organización de un congreso de Laicos a la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar.

Este congreso está pensado como un acontecimiento que forma parte de un proceso, de un itinerario, que tiene una fase previa diocesana y una etapa posterior, en la que tras la celebración del congreso, se marquen las líneas fundamentales para dinamizar el laicado en los próximos años.

En estos momentos, fase previa (precongreso), se está trabajando un Documento-Cuestionario en grupos de reflexión, que se han creado en las diócesis, porque queremos escuchar a los laicos, cuáles son sus inquietudes, sus dificultades, sus retos y desafíos para esta Iglesia, Pueblo de Dios en salida. La participación, en estos grupos de reflexión, está siendo bastante amplia y descubro, día a día, una gran ilusión y entusiasmo en los delegados de Apostolado Seglar y responsables de movimientos y asociaciones, en todo lo que respecta a la preparación y animación del congreso.

A continuación, en torno a finales del mes de octubre, se aconseja que se celebre en las diócesis una Jornada de Laicos, en la que se ponga en común las síntesis de las aportaciones de lo que se ha reflexionado en los grupos.

Las aportaciones de las diócesis, movimientos y asociaciones se enviarán a la Comisión de Laicos que está organizando el congreso y realizará un Instrumentum laboris. Este material de trabajo se mandará, posteriormente, a los delegados diocesanos de Apostolado Seglar, como base de lo que se va a tratar en el congreso.

La segunda etapa es propiamente la relativa al congreso, que se celebrará en Madrid del 14 al 16 de febrero. En él participarán representantes de todas las diócesis españolas y de los diferentes movimientos y asociaciones de apostolado seglar. Se trabajarán cuatro itinerarios que nos atañen a todos: el primer anuncio, el acompañamiento, los procesos formativos y la presencia en la vida pública. Todo el congreso tendrá dos líneas transversales fundamentales: la sinodalidad (comunión) y el discernimiento.

La tercera etapa no se concibe como el final del proceso, sino como el inicio de nuevos caminos que permitan concretar lo reflexionado en la fase diocesana y lo vivido con motivo del congreso.

El congreso, como no podía ser de otra manera, desea subrayar las claves evangelizadoras de la Iglesia universal desde el Concilio Vaticano II hasta hoy. En estos momentos nos sirve de gran orientación el programa pastoral diseñado por el papa Francisco en la exhortación apostólica Evangelii gaudium (2013), en la que define a la Iglesia como «una Iglesia en salida».

El papa Francisco piensa que, en esta dinámica de Iglesia en salida, necesitamos un laicado en salida: «Necesitamos –subrayó– laicos bien formados, animados por una fe sincera y límpida, cuya vida haya sido tocada por el encuentro personal y misericordioso con el amor de Cristo Jesús. Necesitamos laicos que se arriesguen, que se ensucien las manos, que no tengan miedo de equivocarse, que salgan adelante» (Discurso del papa Francisco a los participantes en el Consejo Pontificio para los laicos, 17/06/2016).

El congreso pretende que todo el pueblo de Dios, los laicos, junto con los pastores y la vida consagrada, nos planteemos seriamente nuestra vocación bautismal y la llamada que estamos recibiendo del Señor a una conversión pastoral misionera, que nos lleve a descubrir como algo fundamental la dimensión sociopolítica de nuestra fe, el compromiso en la vida pública (familia, trabajo, educación, economía, política, medios de comunicación…).

Necesitamos profundizar también, desde un discernimiento personal y comunitario, en lo que significa la sinodalidad (caminar juntos). La sinodalidad es el camino que la Iglesia del siglo XXI está invitada a transitar. No estamos tanto ante un tema para reflexionar, sino más bien frente a una actitud, un modo de trabajar juntos en la Iglesia.

Para poder crecer en sinodalidad es necesario que todos nos sintamos partícipes, corresponsables en la misión de la Iglesia. Que aprendamos a trabajar no por oficinas, sino por proyectos, que son los que nos ayudan a ir creciendo en la búsqueda de objetivos y logros comunes. Desde mi punto de vista, esta cuestión es clave también para evitar caer en la tentación del clericalismo y reconocer el protagonismo de la mujer en la Iglesia.

Para la difusión del congreso se ha elaborado una página web, pero, especialmente, se necesita la implicación de todos, desde nuestras posibilidades: obispos, sacerdotes, miembros de la vida consagrada y laicos.

Estamos ante una oportunidad para reflexionar sobre un tema común a todos: la dimensión evangelizadora de nuestra fe cristiana. Todos estamos llamados a ser protagonistas de esta misión. Contamos contigo. Los laicos no sois el futuro de la Iglesia, sino el presente, el ahora de una Iglesia sinodal y en salida.

Y mi deseo final es que todo este proceso lo vivamos desde la alegría y la esperanza, cuya fuente está en Cristo resucitado y es el motor de la evangelización.

Como dice el papa Francisco: «Tenemos necesidad de laicos con visión de futuro, no cerrados en las pequeñeces de la vida… tenemos necesidad de laicos con sabor a experiencia de vida, que se atrevan a soñar…» (ibídem).

Os animo a vivir un sueño, el sueño misionero de llegar a todas las personas, de un laicado en acción, que sea Pueblo de Dios en salida… ¡soñemos, soñemos con alegría!

faldon portada y sumario
tantoportanpoco560-05
faldonsumario2-02
https://www.hoac.es/2019/07/23/vivir-el-sueno-misionero-de-llegar-a-todas-las-personas/

http://www.pueblodediosensalida.com/


lunes, 22 de julio de 2019

CLAVES DE LOS CAMBIOS EN LA IGLESIA Y EN LA SOCIEDAD DURANTE EL SIGLO XX, por José Antonio Hernández Guerrero




Claves de los cambios en la Iglesia y en la sociedad durante el siglo XX.



Aunque, como es obvio, la Historia de la Iglesia no se limita a contar las doctrinas impartidas por los Papas, hemos de reconocer que sus enseñanzas influyen de una manera directa en los comportamientos de los fieles e, indirectamente, en las reacciones que provocan en los ciudadanos y en las instituciones políticas, sociales, culturales y económicas del mundo civil. Recuerdo este principio tan elemental para explicar mi valoración positiva de este libro en el que Mariano Fazio, profesor Ordinario de Historia de las Doctrinas Políticas en la Facultad de Comunicación Social Institucional de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz, aborda el proceso de secularización del mundo contemporáneo tomando como referentes las decisiones doctrinales adoptadas por los Papas cuyos pontificados han cubierto el siglo pasado. A mi juicio, resulta especialmente oportuno situar como punto de partida el recuerdo de la tradición multisecular de reflexionar sobre el papel de la religión en el ámbito de la vida pública y, más concretamente, la atención que, desde el anuncio del Evangelio, ha prestado la Filosofía Política al principio cristiano de la dignidad de la persona humana, como ser único e irrepetible.


Tras considerar los procesos revolucionarios que causaron el cambio de la cosmovisión cristiana de la vida, el autor distingue los elementos socio-político-económicos, históricos o circunstanciales, y los contenidos fundamentales del depósito de la Revelación. Analiza oportunamente las nociones de “clericalismo”, “laicismo” y “secularización” e, incluso, identifica el origen cristiano de la trilogía revolucionaria Liberté, Egalité y Fraternité.


En sucesivos capítulos interpreta las aportaciones magisteriales de Benedicto XV como protagonista de la “restauración cristiana de la paz”, la contribución de Pío XI a la paz individual, familiar y política mediante las enseñanzas de Jesucristo sobre los valores espirituales, sobre la dignidad y santidad de vida, y la función de las Iglesia Católica en la resolución de los problemas del mundo; valora la importancia que Pío XII concede al Derecho Natural como base del nuevo orden internacional y de la estructura interna de las sociedades públicas; se refiere al llamamiento de Juan XXIII a la coherencia entre la fe y la vida de los católicos en la encíclica Mater et Magistra, sondea los nuevos fenómenos sociales después de la Segunda Guerra Mundial, y subraya cómo la Pacem in terris define “el orden que rige en la convivencia entre los seres humanos es de naturaleza moral: apoyado sobre la verdad, realizado según justicia, vivificado y completado por el amor mutuo y, finalmente, equilibrado en la libertad”.


En la segunda parte, analiza el periodo que transcurre desde la celebración del Concilio Vaticano II hasta la conclusión del papado de Benedicto XVI y explica cómo Juan XXIII se propone la renovación de la Iglesia, la búsqueda de la unidad de los cristianos y la apertura al mundo para, juntos, resolver los problemas de la humanidad. Centra la compleja actividad de Pablo VI en el diálogo entre la Iglesia y el mundo moderno, los deseos de justicias, de paz, de desarrollo y de cooperación expuestos en su encíclica Ecclesiam suam. El autor destaca cómo Juan Pablo II define la doctrina social cristiana, no como una tercera vía política entre las teorías del capitalismo liberal y el colectivismo marxista, sino como una ética que posee unos contenidos propios y diferentes. Finalmente se refiere a la doctrina de Benedicto XVI resumiéndola como “sana laicidad”, como afirmación de la autonomía relativa de las cosas temporales y como la secularización en el sentido de “desclericalización” de la cosmovisión cristiana.


En mi opinión, este libro resulta básico para situar de manera adecuada los cambios -sorprendentes, rápidos y profundos- que la Iglesia y la sociedad han experimentado y para interpretar las transformaciones que, sin duda alguna, se seguirán sucediendo.


[Mariano Fazio
De Benedicto XV
a Benedicto XVI

Madrid, Rialp]


José Antonio Hernández Guerrero, reflexiona, semanalmente en nuestro “blog”, sobre las Claves del bienestar humano el sentido de la dignidad humana y el nuevo humanismo. Actualmente, nos envía también una reseña semanal sobre libros de pensamiento cristiano, evangelización, catequesis y teología. Con la intención, de informar, de manera clara y sencilla, de temas y de pensamientos actuales, que gustosamente publicamos en nuestro “blog”.


ACTUALIDAD DE LA DIÓCESIS:
http://www.obispadocadizyceuta.es/category/actualidad-diocesis/



domingo, 21 de julio de 2019

CURSOS DE VERANO 2019: LA HOAC PROPONE SUPERAR LA ECONOMÍA DEL DESCARTE FAVORECIENDO UNA CULTURA DEL ENCUENTRO

La HOAC propone superar la economía del descarte favoreciendo una cultura del encuentro

19 JULIO 2019 | POR 
La Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) expresa, en un comunicado de sus Cursos de Verano en Salamanca, la necesidad de un cambio de paradigma económico, que ponga en el centro el trabajo como medio de humanización de las personas.

La primera de las ponencias corrió a cargo de Enrique Lluch, doctor de Ciencias Económicas, que expuso cómo el sistema capitalista normaliza y genera una mentalidad que justifica un trabajo precario y la exclusión. Señaló algunas propuestas para cambiar y conseguir que la economía sea de otra manera, en línea con lo que plantea la Doctrina Social de la Iglesia, desde la prioridad de la persona y la contribución al bien común.

Por su parte, Cristina Vega, militante de la HOAC, destacó los valores de la cultura hegemónica, centrada en el consumismo, el individualismo y la meritocracia, señalando a las personas empobrecidas como “culpables de su propia situación”. Plantea que necesitamos reorientar nuestra mirada para recuperar los valores del trabajo y del movimiento obrero. Asimismo, releyendo el pensamiento del papa Francisco, señaló la necesidad de acompañar estas realidades, con ternura, humildad y sacrificio, para situar a la persona en el centro de las decisiones y no al dinero.

Concluyeron las ponencias con la intervención de Juan Francisco Garrido, que se centró en cuáles debían ser las principales orientaciones para propiciar un cambio de mentalidad y alentar una nueva cultura. “Este cambio necesita que se hagan visibles estilos de vida solidarios y fraternos, que sumemos a nuestros compañeros y compañeras a estas iniciativas de comunión; así como que generemos acciones orientadas a las instituciones y al seno de la Iglesia, para que estén al servicio de las personas descartadas por este sistema”, manifestó el también militante de la HOAC.

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, estuvo presente en una de las jornadas y tuvo la oportunidad de saludar a los asistentes, a quienes animó a seguir implicándose en el mundo obrero y en sus organizaciones. Finalizaron los cursos con una mesa de experiencias de Trobades (encuentros) que la HOAC de Segorbe-Castellón están promoviendo, el café de los sábados de la Diócesis de Jaén o el acompañamiento y apoyo al conflicto de una empresa de Canarias. Ejemplos todos ellos de cómo una cultura del encuentro puede propiciar un cambio de mentalidad hacia valores como la solidaridad y el compromiso comunitario.

En el marco de estas Jornadas de Profundización y Diálogose celebró la Eucaristía con la comunidad parroquial de la iglesia de San Sebastián. Y, a continuación, tuvo lugar el gesto público en la plaza de Anaya, en el que se manifestó la voluntad en promover esa cultura del encuentro, cuyo itinerario pasa, entre otras, por impulsar acciones que dignifiquen la vida de los trabajadores y las trabajadoras; por formarse para vivir desde la solidaridad y la fraternidad; por crear espacios de encuentro; reclamar unas instituciones al servicio de todas las personas, prioritariamente, de las más desfavorecidas; o anunciar un trabajo digno y para una sociedad decente. Todas estas respuestas son concreciones para plantar cara a este sistema económico que “mata”, en palabras del papa Francisco, que precariza la vida de las personas y de nuestra “casa común”.





Comunicado final

COMUNICADO CURSOS DE VERANO

Salamanca, 19 de julio de 2019

Con el título «Una cultura del encuentro para superar la economía del descarte», La Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) ha realizado una nueva edición de sus Cursos de Verano, en Salamanca, en la Residencia de los Padres Paules, del 15 al 21 de julio, una nueva ocasión para la convivencia distendida y la alegría de encontrarnos con personas de las diferentes diócesis.


El cambio de paradigma económico, la concepción del trabajo humano y del empleo y la cultura del encuentro, han centrado la reflexión de estos cursos. Empezaron el día 15 con las Jornadas de Reflexión, dirigidas a consiliarios, animadores y animadoras de la fe y seminaristas, en las que hemos profundizado en cómo se puede acompañar, desde este servicio a la comunidad, una cultura del encuentro en el mundo obrero y del trabajo.


Dentro de las actividades previstas, el día 16 se convocó a los medios de comunicación a una rueda de prensa en la Casa de la Iglesia de Salamanca, en la que comparecieron el presidente general y el responsable de Formación de la HOAC, y a la que asistieron diversos medios diocesanos y locales, y donde se lanzó el mensaje que fundamenta los cursos: “No podemos conformarnos con una sociedad configurada por una economía profundamente injusta y deshumanizadora”


Los días 17, 18 y 19 se celebraron las Jornadas de Profundización y Diálogo con las ponencias de: Enrique Lluch, doctor de Ciencias Económicas, Cristina Vega y Juan Francisco Garrido, ambos militante de la HOAC. Cada ponencia, desde sus diferentes prismas expuso cómo el sistema capitalista normaliza y genera una mentalidad que justifica un trabajo precario y la exclusión; cómo el Evangelio y la Doctrina Social de la Iglesia (DSI) nos invita a discernir cuál es el horizonte necesario para hacer posible un trabajo digno y una sociedad decente; y de qué manera debemos situarnos vitalmente quienes consideramos urgente un cambio de mentalidad, que nos permita colaborar a alcanzar una cultura de fraternidad y solidaria.


Enrique Lluch, justificó por qué se hace necesario y señaló propuestas para cambiar y conseguir que la economía sea de otra manera, en línea con lo que plantea la Doctrina Social de la Iglesia. Planteó diez premisas sapienciales desde las que la economía se fundamente en la prioridad de la persona y contribuya al bien común.


Por su parte, Cristina Vega desarrolló la propuesta de Trabajo humano y empleo desde la DSI, clave de toda la cuestión social. Realizó una mirada a la realidad desde esta cultura hegemónica, centrada en el consumismo y en el individualismo en una sociedad del “bajo coste”; y se fundamenta en la tecnocracia y el mérito, que señala al empobrecido como “culpable de su propia situación”. Plantea que necesitamos reorientar nuestra mirada para recuperar los valores del trabajo y del movimiento obrero; y releyendo el pensamiento del papa Francisco, señaló la necesidad de acompañar estas realidades, con ternura, humildad y sacrificio, para situar a la persona en el centro de las decisiones y no al dinero.


Concluyeron las ponencias con la intervención de Juan Francisco Garrido que cuál es, a su juicio, debían ser las principales orientaciones para propiciar un cambio de mentalidad y alentar una nueva cultura.  Este cambio necesita que se hagan visibles estilos de vida solidarios y fraternos, y sumemos a nuestros compañeros y compañeras, desde sus situaciones de empobrecimiento y precariedad, a estas iniciativas de comunión; que generemos acciones orientadas a las instituciones y al seno de la Iglesia, para que estén al servicio de las personas descartadas por este sistema.


En este espacio, nos visitó el secretario general de CCOO, Unai Sordo, que tuvo la oportunidad de saludar a los asistentes.


Finalizamos las Jornadas con una mesa de experiencias militantes de acompañamiento a trabajadores y trabajadoras con los que convivimos. En ellas, compartimos cómo ir dando pasos hacia una vida de comunión de nuestras vidas, nuestros bienes y nuestra acción que quiebre la cultura individualista que nos envuelve. En concreto, Trobades (Encuentros) HOAC, de la diócesis de Segorbe-Castellón; El café de lo sábados, de la diócesis de Jaén; y el acompañamiento y apoyo a personas durante su conflicto laboral de la diócesis de Canarias. Han sido tres experiencias inspiradas en la cultura del encuentro.


En el marco de estas Jornadas de Profundización y Diálogo, se celebró la Eucaristía con la comunidad parroquial de la iglesia de San Sebastián. Reunidos celebramos que nuestra vida es envío, es misión, orientada en dar a conocer la alegría del Evangelio y su proyecto de humanización y ofrecimos, para ello, estos días de encuentro, diálogo, convivencia y nuestro compromiso de acción de gracias.


A continuación, como signo de nuestro compromiso comunitario de la HOAC, en la lucha por un trabajo digno para una sociedad decente, tuvo lugar el gesto público en la plaza de Anaya.


La HOAC manifiesta su voluntad en promover una cultura del encuentro, cuyo itinerario pasa por:


1) Impulsar propuestas y acciones que dignifiquen la vida de los trabajadores y las trabajadoras.

2) La importancia de vivir desde las claves de nuestra espiritualidad cristiana y valores inspirados en la justicia social que nos humanicen; vivir desde la solidaridad y la fraternidad;

3) Informarse y formarse para ser y vivir de otra manera;

4) Crear espacios de encuentro;

5) Reclamar y favorecer instituciones al servicio de todas las personas, prioritariamente, de las más desfavorecidas;

6) Y el anuncio de un trabajo digno y para una sociedad decente.


Todas estas respuestas son concreciones para plantar cara a este sistema económico que “mata”, en palabras del papa Francisco, que precariza la vida de las personas y de nuestra “casa común”.


Los días 20 y 21 los dedicaremos a las Jornadas de Oración, en un clima de serenidad y silencio. Con las Bienaventuranzas, oramos cómo se abre paso el Reino de Paz y Justicia, en nuestras vidas y, especialmente, en las situaciones de precariedad y pobreza con las que convivimos.


Compártelo en redes y entre tus contactos:

https://www.hoac.es/2019/07/19/la-hoac-propone-superar-la-economia-del-descarte-favoreciendo-una-cultura-del-encuentro/

https://www.hoac.es/wp-content/uploads/2019/07/COMUNICADO-CURSOS-DE-VERANO_def.pdf




jueves, 18 de julio de 2019

NOTICIAS OBRERAS «REVISTA DE VERANO 2019»

Noticias Obreras | Revista de Verano 2019

18 JULIO 2019 | POR 
Presento lo contenidos de la Revista del Verano de 2019 que remite a las personas suscritas junto con la revista de julio:

Sumario

NNOO digital

Libros • Otras vidas. Cinco libros, tres novelas y dos ensayos. Los asquerosos, sonde el protagonista se ve obligado a vivir en un entorno sencillo y austero; Todos nuestros presentes equivocados, novela divertida y futurista; Artículo 353 del código penal, una historia políticosocial. Además, Ungidas, un itinerario de oración basado en la experiencia de las mujeres del Evangelio, y Fuera de clase, textos de filosofía de guerrilla. Por José Luis Palacios.

Poesía • El encuentro, un milagro para un verso, de Presen Pérez. Acompaña su poesía con unas recomendaciones: Historia de una anatomía, de Francisca Aguirre, y Campos de Castilla, de Antonio Machado.

La Casa Común • Encuentros con los seis sentidos, o cómo disfrutar de la naturaleza sin hacer de ella un objeto de consumo. Por Araceli Caballero. En esa misma línea, Toñi Tecles escribe un segundo artículo de esta sección: Cultiva la mirada.

Oración • Para esta sección contamos con Cita con Dios, de Àlvar Miralles, y Somos imagen del Dios de los encuentros, de Fernando Díaz Abajo. El primero nos habla de los paseos de Dios con lo humano. El segundo artículo es una propuesta para el encuentro con Dios, los otros, la creación y con uno mismo.

Cine • Encuentros decisivosSusana García nos recomienda dos películas: Azur y Asmar y Selma. A las que se suman tres más de Iñaki LancelotFig Tree, Renault 12 y Campeones.

Viñeta • Nuestra sección más gráfica cuenta con dos ilustraciones comentadas por sus autores. En Cambias, avanzas, creces…, de Miguel Cruz. Y Javiñetas ilustra Vergüenza tendría que darnos.

Música • Sentidos en común, sobre la música como medio universal de comunicación. Por Ángel Aguas.

Relato • Para esta sección también contamos con dos relatos. Memoria de un encuentro, de la teóloga Dolores Aleixandre, nos habla de encender la lampara y seguir a Jesús. Y La señora Esmeralda, de Teresa Sanchis, nos regala un relato sobre amor a la educación, por encima de los prejuicios.

Aplicaciones • Conciencia móvil nos trae aplicaciones para el móvil que nos ayudarán a crecer durante el descanso veraniego. Por Pedro Grande.

Teatro • El dramaturgo Jorge Picó escribe La bicicleta, cuando entre muchos se puede lograr cualquier cosa.

La portada viene ilustrada por Chipola.




Ilustración de portada: Chipola


Compártelo en redes y entre tus contactos:




miércoles, 17 de julio de 2019

ORAR EN EL MUNDO OBRERO: «16º DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO» CICLO “C” (21 DE JULIO DE 2019)


16º Domingo del Tiempo Ordinario (21 julio 2019)

17 JULIO 2019 | POR 
Queridas hermanas y hermanos,

Queremos ser como María,
que sabe “reconocer
las huellas del Espíritu de Dios
en los grandes acontecimientos
y también en aquellos que
parecen imperceptibles”.

Nuestro Consiliario general
presenta así el Orar
que os enviamos:

“Con frecuencia
nuestra oración
está llena de prisas,
de palabras y ruidos,
y no dejamos espacio
para escucharle a Él.

Y, con frecuencia, por eso,
nuestra manera de estar
y acompañar a las personas,
es también así:

Apresurada,
superficial,
distante,
formal,
sin corazón,
sin complicarnos
con sus vidas.

Redescubrir
la escucha
y la oración,
el encuentro con Jesús
como la mejor parte
de nuestra vida,
da otra dimensión
a nuestro empeño
de liberación,
a nuestro
quehacer.

Nos dispone
a la escucha de
la comunidad,
a la escucha
de los pobres,
a redescubrir
la hospitalidad,
la humanidad
que estamos llamados
a construir en nuestras
relaciones sociales,
con la novedad
del Evangelio.

Es ponernos en
actitud sosegada
para acompañar
la vida de las personas,
para poder leer la vida
y los acontecimientos,
en los que reconocer
el paso acompasado
de Dios con nosotros.

Nos permite
acompasar
nuestro caminar
al ritmo vital
de los pobres”.

Un abrazo en Cristo Obrero y
¡Hasta mañana en el altar!


Mª Carmen Perea
Responsable de Organización
y Vida comunitaria



San Lucas 10,38-42:
«Marta lo recibió en su casa.
María ha escogido la parte mejor».
 

A la luz de este evangelio,
con el ritmo pausado
de este tiempo de verano,
puedes retomar
tu Proyecto de Vida,
y hacerte consciente
de las necesidades espirituales
que has de cultivar como
discípulo del Señor, Jesús.

Dedica un tiempo con calma
a revisar esa dimensión
de tu proyecto de vida.

Y concreta algún compromiso
que te ayude a avanzar
en esas actitudes que descubres
como necesarias para tu vida.
■ Accede a más oraciones aquí.
■ También en Issuu 

martes, 16 de julio de 2019

MANUAL TEÓRICO Y PRÁCTICO PARA LA COMUNICACIÓN EVANGÉLICA, por José Antonio Hernández Guerrero




Manual teórico y práctico para la comunicación evangélica.



Aunque es cierto que, como afirma la totalidad de los críticos, el papa Francisco domina los procedimientos técnicos de la comunicación, en mi opinión, su singular eficacia para trasladar sus mensajes estriba, sobre todo, en un conjunto de factores no exclusivamente lingüísticos, literarios ni retóricos. Es sabido que Bergoglio posee una amplia formación humanista y es verdad que ha desarrollado una dilatada actividad como profesor de literatura y como agente en los medios de comunicación, pero su sorprendente poder de persuasión es el resultado de otros factores que también hemos de tener en cuenta.


En mi opinión, este libro del vaticanista y subdirector de la redacción romana del diario Avvenire, Mimmo Muolo, nos proporciona una exhaustiva y detallada variedad de análisis de sus escritos, de sus actitudes, de sus gestos y, sobre todo, de sus comportamientos cotidianos. Él parte de un supuesto que, a mi juicio, es la clave del interés con el que los creyentes y los agnósticos siguen sus intervenciones: el papa Francisco entra en contacto con los destinatarios de sus discursos a través de los diferentes sentidos pero, sobre todo, del tacto: “el encuentro con él se articula, muy a menudo y de manera espontánea, en torno a una serie de gestos que han estado presentes desde los primeros días de su pontificado y que aparecen como totalmente innovadores dentro de su familiar sencillez”. Nos propone que consideremos sus gestos como “verdaderos actos magisteriales”, que no deberían ser valorados como expresiones de mera “simpatía humana” ni siquiera como un comportamiento “revolucionario”, porque, a su juicio, pueden tener más valor que un documento escrito o una homilía, y equivaldrían en cierto sentido a una encíclica. No sería exagerado afirmar que podrían situarse al nivel magisterial de los grandes documentos de su pontificado. Se podría afirmar, incluso, que sus gestos traducen y concretan sus enseñanzas.


Tras una introducción en la que explica las diferencias de los discursos de Francisco y los de Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II y Benedicto XVI, el libro está articulado en cuatro capítulos en los que, de manera detallada, interpreta los mensajes que, con sus comportamientos, nos envía el papa: 1.- Los gestos de la vida cotidiana, 2.- Los gestos de caridad y de misericordia, 3.- Los gestos pastorales en sentido clásico, y 4.- Los gestos de comunicación.


No tengo dudas de que esta obra constituye un manual teórico y práctico de información, de explicación y de comunicación pastoral, tanto para la evangelización como para la catequesis y para la homilía. Su lectura atenta servirá para que los agentes de pastoral, además de encontrar un modelo de identificación, reconozcan los factores decisivos en la elaboración, en la pronunciación y en la escritura de los diferentes géneros de discursos. Estoy convencido de que, si se lee reflexivamente y si se aplica de manera adecuada en las distintas situaciones, puede ayudar eficientemente a los agentes de pastoral para perfeccionar la calidad de los mensajes.


[Mimmo Muolo
La encíclica de los gestos
Madrid, Paulinas, 2019]



José Antonio Hernández Guerrero, reflexiona, semanalmente en nuestro “blog”, sobre las Claves del bienestar humano el sentido de la dignidad humana y el nuevo humanismo. Actualmente, nos envía también una reseña semanal sobre libros de pensamiento cristiano, evangelización, catequesis y teología. Con la intención, de informar, de manera clara y sencilla, de temas y de pensamientos actuales, que gustosamente publicamos en nuestro “blog”.



ACTUALIDAD DE LA DIÓCESIS:
http://www.obispadocadizyceuta.es/category/actualidad-diocesis/



jueves, 11 de julio de 2019

ORAR EN EL MUNDO OBRERO: «15º DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO» CICLO “C” (14 DE JULIO DE 2019)


15º Domingo del Tiempo Ordinario (14 julio 2019)

11 JULIO 2019 | POR 
Queridas hermanas y hermanos,

Cuánto bien nos hace este Papa,
que nos ayuda continuamente
a centrarnos en lo fundamental.

“… la Iglesia necesita
la mirada cercana,
para contemplar,
conmoverse,
y detenerse ante el otro
cuantas veces
sea necesario…

Tenemos que darle
a nuestro caminar
el ritmo sanador
de projimidad…”
(EG 169).

Nuestro Consiliario General
nos sitúa ante el Orar:

“Este fin de semana estaremos ya
a punto de iniciar los Cursos de Verano.

Para reflexionar y orar juntos
frente a la cultura del descarte.

Vienen a modo las palabras
del papa Francisco en su homilía
del pasado 8 de julio:

En este sexto aniversario
de mi visita a Lampedusa,
pienso en los “últimos”
que todos los días
claman al Señor,
pidiendo ser liberados
de los males que los afligen.

Son los últimos engañados
y abandonados para
morir en el desierto;
son los últimos torturados,
maltratados y violados
en los campos de detención;
son los últimos que desafían
las olas de un mar despiadado;
son los últimos dejados
en campos de una acogida
que es demasiado larga
para ser llamada temporal.

Son sólo algunos de los últimos
que Jesús nos pide que amemos
y ayudemos a levantarse.

Desafortunadamente,
las periferias existenciales
de nuestras ciudades
están densamente pobladas
por personas descartadas,
marginadas, oprimidas,
discriminadas, abusadas,
explotadas, abandonadas,
pobres y que sufren.

Con el espíritu de
las Bienaventuranzas,
estamos llamados
a consolarlas en
sus aflicciones y
a ofrecerles misericordia;
a saciar su hambre
y sed de justicia;
a que sientan
la paternidad
amorosa de Dios;
a mostrarles
el camino
al Reino de
los Cielos.

¡Son personas,
no se trata sólo
de cuestiones
sociales o migratorias!

“No se trata sólo de migrantes”,
en el doble sentido de que
los migrantes son
antes que nada seres humanos,
y que hoy son el símbolo
de todos los descartados
de la sociedad globalizada”.

Un abrazo en Cristo Obrero y
¡Hasta mañana en el altar!


Mª Carmen Perea
Responsable de Organización
y Vida comunitaria


San Lucas 10,25-37:
«¿Quién es mi prójimo?».
 

Con el proyecto personal
de vida por delante,
y teniendo presente la vida
de tus compañeras
y compañeros,
de trabajo,
de vida en el barrio;
teniendo presente
tu familia,
tu parroquia…

¿Cómo has de crecer
en practicar
la misericordia
con quien necesita
que te hagas
su prójimo?

¿Y qué vas a ser y aportar
para que esta Iglesia nuestra
sea cada vez más samaritana?

Porque esta Iglesia
que construye el Espíritu,
solo se hace con lo que
cada una y cada uno
está dispuesto a empeñar
por el Evangelio.
■ Accede a más oraciones aquí.
■ También en Issuu