HOA DIOCESANA DE CÁDIZ Y CEUTA

[hoac.gif]










UNA MIRADA CRISTIANA DEL TRABAJO HUMANO Y EL BIEN COMÚN
¡ACOGE, ABRAZA, CUIDA, ACOMPAÑA...!
LA VIDA DEL MUNDO OBRERO, CON MISERICORDIA Y COMPASIÓN.


¡Bienvenido/bienvenida! al "blog" de la HOAC diocesana de Cádiz y Ceuta.


miércoles, 30 de septiembre de 2015

JORNADA MUNDIAL POR EL TRABAJO DECENTE
7 de octubre de 2015.


LA HOAC IMPULSA LA JORNADA MUNDIAL
POR EL TRABAJO DECENTE


Participa en la convocatoria del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos (MMTC) con acciones en las redes sociales y también, junto a organizaciones de inspiración católica, convocando iniciativas de reflexión, oración, denuncia y movilización en las diferentes diócesis.




En torno al 7 de octubre, la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) impulsa y participa en una serie de convocatorias y actividades con motivo de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente. Para la HOAC, la cita es de una triple importancia.


En primer lugar, tiene que ver con la dimensión internacional de la HOAC, miembro fundador del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos (MMTC), que ha convocado a todas sus organizaciones a una acción mundial por el Trabajo Decente. Esta iniciativa del MMTC utilizará las redes sociales para visibilizar «nuestra preocupación por el retroceso que están sufriendo los derechos laborales y sociales de los trabajadores y las trabajadoras en todo el mundo».
 
 
La segunda cuestión relevante está vinculada al compromiso de la HOAC junto con las organizaciones firmantes de la declaración «Iglesia unida por el trabajo decente», que quiere mostrar una Iglesia preocupada por las realidades sufrientes en el mundo obrero y del trabajo, como son las situaciones de desempleo galopante “que afecta a los jóvenes, que se ven sin trabajo, sin posibilidad de independizarse, sin recursos para crear una familia y obligados muchos de ellos a emigrar para buscarse un futuro fuera de su tierra; o el que afecta a otras tantas personas -mayores de 45 años, migrantes, mujeres…- y que sigue siendo un drama social y humano hoy”.
 
 
Este grupo de organizaciones está impulsando una dinámica de colaboración para desarrollar, en torno al 7 de octubre, en las diferentes diócesis del país, la realización de vigilias de oración y actos de reflexión y denuncia sobre la actual situación de las condiciones de trabajo.
 
 
Finalmente, la tercera característica tiene que ver con los compromisos de las personas militantes de la HOAC en sus sindicatos, que en este día 7 de octubre desarrollan también actividades en torno a la Jornada Mundial por el Trabajo Decente convocada por la Confederación Sindical Internacional (CSI).
La HOAC hace una llamamiento a todas las personas sensibles a esta reclamación a participar en los actos que se convoquen.
  
«…es necesario reafirmar que el trabajo es una realidad esencial para la sociedad, para las familias y para los individuos, y que su principal valor es el bien de la persona humana, ya que la realiza como tal, con sus actitudes y sus capacidades intelectuales, creativas y manuales. De esto se deriva que el trabajo no tenga solo un fin económico y de beneficios, sino ante todo un fin que atañe al hombre y a su dignidad. ¡Y si no hay trabajo esa dignidad está herida!».
 
Papa Francisco




PARA LA REFLEXIÓN PERSONAL Y EN GRUPO:

VER: ¿Por qué no puedo vivir si no trabajo y si trabajo pierdo la vida? Disculpen el tono de la pregunta, que puede parecer un tanto exagerada… ¡pero no! Cada día que pasa comprobamos que el desempleo sigue siendo uno de los problemas principales que sufrimos, porque si no trabajamos, a la larga, no vivimos. Pero también observamos cómo, últimamente, hay personas que solo encuentran empleos en su gran mayoría precarios e inestables. Empleos que nos «van quitando la vida». Personas que trabajan pero que no logran salir de la pobreza. Con salarios que no permiten vivir con cierta dignidad y cubrir las necesidades básicas.

Estamos convencidos de que podemos poner nombres concretos a esas situaciones de desempleo o empleos precarios. Lo más importante del trabajo no es el trabajo en sí, sino quién lo realiza, las personas que lo desarrollan. Personas de nuestro entorno, que día a día viven en la incertidumbre de no tener trabajo ni esperanza de encontrarlo. O personas que viven con el miedo de perder el empleo que tienen. Un empleo que no les facilita sobrevivir dignamente, pero que aceptan resignadamente como un mal menor frente al desempleo. Se trata de una realidad que muchos vivimos y conocemos muy de cerca en nuestras familias, amistades, barrios,…


JUZGAR: Ante estas situaciones la Iglesia no ha permanecido ni puede permanecer callada.  Las tristezas y las angustias de las personas, sobre todo de las que más sufren, son también tristezas y angustias de los discípulos de Cristo.

Discurso del Papa en su encuentro con el mundo del trabajo en Cagliari, 22-9-2013: «Aquí también encuentro sufrimiento. Un sufrimiento que uno de vosotros ha dicho que “te debilita y acaba robándote la esperanza”. ¡Un sufrimiento —la falta de trabajo— que te lleva (…) a sentirte sin dignidad! ¡Donde no hay trabajo, falta la dignidad! Y este problema (…) es la consecuencia de una elección mundial, de un sistema económico que trae consigo esta tragedia; de un sistema económico que tiene en su centro un ídolo llamado dinero. Dios quiso que en el centro del mundo no hubiera un ídolo, sino el hombre, el hombre y la mujer, para que saquen adelante, con su trabajo, al mundo. Pero ahora, en este sistema sin ética, en el centro hay un ídolo, y el mundo se ha convertido en idólatra de este “dios-dinero”. ¡El dinero manda! ¡Manda el dinero! Mandan todas las cosas que le sirven a él, a este ídolo…».

Caritas in Veritate, 63: «Un trabajo decente es un trabajo libremente elegido, que asocie efectivamente a los trabajadores, hombres y mujeres, al desarrollo de su comunidad; un trabajo que, de este modo, haga que los trabajadores sean respetados, evitando toda discriminación; un trabajo que permita satisfacer las necesidades de las familias y escolarizar a los hijos sin que se vean obligados a trabajar (…); significa un trabajo que, en cualquier sociedad, sea expresión de la dignidad esencial de todo hombre y mujer».

·       Podemos mentalizar a las personas de nuestro alrededor de que esta situación no es la normal ni la justa.
 

·       Podemos participar en las movilizaciones que se convoquen con motivo de esta jornada, para pedir que se ponga fin al trabajo precario, para pedir al gobierno (sea cual sea) medidas enérgicas para la creación de empleo en unas condiciones decentes y con pleno respeto a los derechos de los trabajadores y las trabajadoras.

·       Podemos cuidar mejor del medio ambiente.  No puede haber empleo en un planeta muerto.

·       Podemos potenciar entre familiares, la comunión y el compartir como forma de luchar contra la cultura consumista e individualista dominante.

Si conoces algún caso flagrante de precariedad, hazlo visible ante los agentes sociales, medios de comunicación, redes sociales u otros medios. No podemos normalizar la injusticia.




Concentración en Cádiz por la Jornada Mundial del Trabajo Decente
 
La jornada se desarrolla este año con el lema "Stop a la avaricia empresarial. Precariedad y bajos salarios es igual a más desigualdad y más pobreza". La movilización está prevista para las 12:00 horas del 8 de octubre ante la Subdelegación del Gobierno
Rueda de prensa de presentación de la jornada reivindicativa.
Rueda de prensa de presentación de la jornada reivindicativa.

UGT y CCOO han convocado actos reivindicativos con motivo de la Jornada Mundial del Trabajo Decente, que este año se desarrolla bajo el lema "Stop a la avaricia empresarial. Precariedad y bajos salarios es igual a más desigualdad y más pobreza". En Cádiz, según anunciaron Francisco Andreu y Lola Rodríguez, secretarios generales de UGT Cádiz y CCOO Cádiz, respectivamente, se ha convocado una concentración el 8 de octubre, a las 12:00 horas, ante la Subdelegación del Gobierno. En Cádiz se da la peculiaridad de que la Jornada Mundial del Trabajo decente se conmemora con un día de retraso con respecto al resto de las ciudades para que no coincida con un festivo local.

Los sindicatos quieren denunciar en esta jornada "la permisividad de los Gobiernos ante los abusos empresariales destinados a conseguir beneficios rápidos a costa de los derechos laborales y sociales", lo que configura mercados de trabajo más desregulados, precarios y de bajos salarios. Igualmente, alertaron sobre el alarmante crecimiento de la desigualdad. El hecho de que España sea uno de los países de la Unión Europea donde más ha crecido esta desigualdad no ha llevado al Gobierno a replantearse sus políticas: por el contrario, los Presupuestos Generales del Estado para 2016 muestra una insistencia en ellas. Frente a esto, los sindicatos reclaman un cambio de rumbo para hacia una recuperación sostenible que fomente una redistribución justa de la riqueza. La generación de empleo de calidad  y la reducción de la pobreza debería ser prioritaria para las políticas públicas en un país donde el desempleo atenaza a más de 4 millones de personas, más de un 25% de los asalariados son temporales, cada vez son más los trabajadores que tienen un contrato a tiempo parcial (1,8 millones de ocupados) los salarios han bajado más de 7 puntos desde 2011 y continúa el alarmante incremento de los parados de larga duración (3,2 millones de personas buscan trabajo desde hace más de un año y 2,3 millones desde hace más de dos años), la mitad de los cuales no cobra ya ninguna prestación.

Por todo ello, CCOO y UGT exigirán apostar por empleos de calidad, con derechos y salarios dignos, situando a las personas en el centro de las políticas, y revertir las últimas reformas laborales, en especial la de 2012, que han institucionalizado la precariedad en las relaciones laborales. También reclaman el fortalecimiento del el sistema de prestaciones por desempleo, incorporando además una de ingresos mínimos tal y como han planteado en una Iniciativa legislativa Popular, y reformar el sistema de políticas activas de empleo, con un Servicio Público de Empleo reforzado financiera, humana y tecnológicamente.

Las propuestas sindicales en esta Jornada Mundial del Trabajo Decente pasan también por mejorar las redes de protección social garantizando el Estado de bienestar, recuperando la universalidad de la sanidad y educación y garantizando el poder adquisitivo de los pensionistas; recuperar los derechos arrebatados a los ciudadanos, y retirar la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana y del Código Penal, detalló el secretario provincial de UGT, mientras que su homóloga en CCOO aseguró que en momentos de reconocimiento económico las políticas deben poner “la proa en las personas que realmente lo están pasando mal”. En la provincia de Cádiz, casi un 63% de los desempleados no tienen ya derecho a prestación.

Ambos sindicatos han insistido en que en España se vive una malentendida austeridad impulsada en la eurozona como receta para salir de la crisis y aseguran que "crecer a cualquier precio no es la receta para consolidar un crecimiento sostenible".

Andreu hizo un llamamiento a la participación en la concentración del próximo 8 de octubre. “Que se sume todo aquel que quiera seguir apostando por el empleo y denunciando la situación laboral que vivimos en estos momentos”, concluyó Lola Rodríguez.