HOA DIOCESANA DE CÁDIZ Y CEUTA

[hoac.gif]










UNA MIRADA CRISTIANA DEL TRABAJO HUMANO Y EL BIEN COMÚN
¡ACOGE, ABRAZA, CUIDA, ACOMPAÑA...!
LA VIDA DEL MUNDO OBRERO, CON MISERICORDIA Y COMPASIÓN.


¡Bienvenido/bienvenida! al "blog" de la HOAC diocesana de Cádiz y Ceuta.


miércoles, 15 de abril de 2009

“IN MEMORIAN” DE PEPE ZORRILLA



































































«Pepe Zorrilla»:
Un inmigrante de Periana (Málaga)
en Puerto Real.
«La Industrialización».
Autor: Joaquín Cruz



Pepe Zorrilla, es natural de Periana[1], un pueblo situado en la sierra de la provincia de Málaga.


Pepe Zorrilla, nace un 10 de Enero de 1.940, siendo el menor de cinco hermanos.


Cuando contaba con 12 años, Pepe Zorrilla, se traslada a Málaga (ciudad), donde cursa estudios en el antiguo centro de Formación Profesional “General Franco”, donde se va especializar como “delineante”, profesión que le va a acompañar durante toda su vida laboral.


Una vez concluidos sus estudios de Delineación, en el año 1957, cuando contaba con solo 17 años de edad, Pepe, “emigra” junto con otros compañeros de la provincia de Málaga y se viene a residir a Puerto Real.


Pepe, ingresa el 5 de Agosto de 1957 en la “Factoría de Matagorda”.


En la Bahía de Cádiz y en ella Puerto Real, se vivía, en aquel tiempo, una etapa de gran industrialización, con sus centros de trabajo dedicados al: Sector Naval, Aeronáutico, Máquinas Herramientas, etc., acompañado de sus correspondientes empresas auxiliares y “contratas”, que dio lugar a que muchas personas de pueblos de nuestra provincia de Cádiz y de otras provincias de Andalucía, encontrase aquí en Puerto Real, su lugar de trabajo.


Pepe Zorrilla, a su llegada a Puerto Real, hace parada y fonda en la entonces conocida como “Casa TANA” en la calle San José, donde conviviría con las demás personas que formaban el grupo de malagueños.


Pepe Zorrilla, desde muy joven supo lo que era estar fuera de su pueblo, alejado de su familia, pero pronto encontró a Encarna Flores con la que formaría un hogar y fruto de ese matrimonio fueron sus hijos: Encarni y Pepe.


Cuando en vacaciones de verano, Pepe Zorrilla, acompañado de su inseparable “Encarna”, se desplazaba a su pueblo para ver a su familia, nos contaba, que tardaba más tiempo que para ir a Madrid, y nos relataba, con su gran sentido del humor el recorrido que tenía que hacer: «salir de Puerto Real hacia Cádiz, para coger el “Comes” de las 8 de la mañana destino Algeciras y desde aquí (Algeciras) coger los autobuses de “Portillo”, desplazarse a Málaga, para luego y en borrico subir hasta Periana». ¡Qué buen sentido del humor tenía Pepe!


Sin olvidar su pueblo de Periana, Pepe, se hizo un Puertorrealeño más, se involucró en la vida: social, cultural y sindical.


Social, con su participación en las peñas.


Cultural, en los coros de carnaval, Masa Coral Puertorrealeña…


Sindical, desde el principio de los años 70 como representante sindical, siendo secretario del Jurado de Empresa, posteriormente en la USO y en el CAT, actividad que no abandonó hasta su baja en la empresa el 28 de marzo de 1990.


Pepe como cristiano, se comprometió en la lucha por conseguir una sociedad más justa y solidaria. Participó en la Comunidad Parroquial como responsable de Cáritas. En el inicio de las comunidades cristianas de base. Su gran actividad siempre estuvo centrada en la defensa de los más débiles, en eliminar las diferencias sociales y salariales que existían.



[1]http://www.periana.es/pagina.asp?cod=4092