HOA DIOCESANA DE CÁDIZ Y CEUTA

[hoac.gif]










UNA MIRADA CRISTIANA DEL TRABAJO HUMANO Y EL BIEN COMÚN
¡ACOGE, ABRAZA, CUIDA, ACOMPAÑA...!
LA VIDA DEL MUNDO OBRERO, CON MISERICORDIA Y COMPASIÓN.


¡Bienvenido/bienvenida! al "blog" de la HOAC diocesana de Cádiz y Ceuta.


martes, 25 de junio de 2019

ENSEÑAR A VIVIR Y A CONVIVIR, por José Antonio Hernández Guerrero




Enseñar a vivir y a convivir.



Como rotundamente afirma la autora de la “Presentación” de este libro, Ángels Grado Ces Notó, “la convivencia es un medio, pero a la vez, es un fin en sí mismo”. Y es que, efectivamente, vivir humana y cristianamente es “convivir” y “con-morir”. Este principio, tan elemental y tan sabido, no siempre solemos aplicarlo en la distribución de los tiempos y, menos aún, en la organización de las tareas docentes, educativas y pastorales. En mi opinión, la importancia de este libro radica en la claridad con la que el autor, un experimentado profesor, inspector, investigador y divulgador de Pedagogía, explica la urgente necesidad de hacernos pensar a los profesores, a los sacerdotes, a los catequistas y, en general, a los agentes de pastoral, sobre el protagonismo de los alumnos y de todos los destinatarios de nuestras actividades educativas: estos son los factores determinantes de las diferentes estrategias y de los diversos procedimientos de una programación adecuada y de la jerarquización correcta de los contenidos, de los métodos y de los instrumentos didácticos.


Como afirma el autor, “de nada sirven unas actuaciones puntuales, pensadas para situaciones concretas, que no forman parte de un plan ordenado y estructurado, pensado a medio y a largo plazo”. Él parte de un supuesto básico: los centros educativos son, a la vez, centros de aprendizaje y centros de convivencia. Pero aclara de manera inmediata que un modelo peculiar de convivencia no es sólo un espacio y un tiempo de coexistencia sino que exige que se viva el respeto mutuo, la colaboración servicial y el afecto sincero. Define y aplica la noción de “convivencia positiva” que supone la creación de un clima adecuado y se “construye día a día” con el establecimiento de unas saludables relaciones consigo mismo, con las demás personas y con el entorno. Esta teoría se fundamenta -como él explica- en la dignidad humana, en la paz positiva y en el respeto a los Derechos Humanos.


El valor y la utilidad de este libro radican, a mi juicio, en la detallada, progresiva y estimulante línea que traza -en la serie escalonadas de ideas, de propuestas metodológicas, de preguntas estratégicas y de respuestas válidas- para, progresivamente, estimular una profunda reflexión y una seria autocrítica. Es un instrumento eficaz para lograr que los agentes de la enseñanza y de la educación mejoremos nuestro trato con los alumnos, para que valoremos cómo, incluyendo unas propuestas motivadoras y, sobre todo, manejando adecuadamente los resortes emocionales, vayamos aprendiendo a desarrollar un modelo diferente de autoridad docente. Efectivamente, la tarea educativa no puede reducirse a proporcionar una serie de conocimientos teóricos y técnicos sino que, además, ha de incluir la orientación y la estimulación para la adquisición de hábitos de convivencia, de diálogo y colaboración: de convivencia.



José Antonio Hernández Guerrero, reflexiona, semanalmente en nuestro “blog”, sobre las Claves del bienestar humano el sentido de la dignidad humana y el nuevo humanismo. Actualmente, nos envía también una reseña semanal sobre libros de pensamiento cristiano, evangelización, catequesis y teología. Con la intención, de informar, de manera clara y sencilla, de temas y de pensamientos actuales, que gustosamente publicamos en nuestro “blog”.


[Pedro Mª Uruñuela
La gestión del aula
Madrid, Narcea, 2018]


ACTUALIDAD DE LA DIÓCESIS:
http://www.obispadocadizyceuta.es/category/actualidad-diocesis/