HOA DIOCESANA DE CÁDIZ Y CEUTA

[hoac.gif]










UNA MIRADA CRISTIANA DEL TRABAJO HUMANO Y EL BIEN COMÚN
¡ACOGE, ABRAZA, CUIDA, ACOMPAÑA...!
LA VIDA DEL MUNDO OBRERO, CON MISERICORDIA.


¡Bienvenido/bienvenida! al "blog" de la HOAC diocesana de Cádiz y Ceuta.


viernes, 26 de junio de 2009

La actual crisis financiera y económica mundial a la luz del bien común de la tierra y de la humanidad

Autor: Miguel d’Escoto Brockmann
Fuente: ALAI, América Latina en Movimiento

Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Crisis Financiera y Económica Mundial y Su Impacto Sobre el Desarrollo



    - Palabras de Miguel d’Escoto Brockmann, Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, al iniciarse la Conferencia de Alto Nivel sobre la Crisis Financiera y Económica Mundial y Su Impacto Sobre el Desarrollo. New York 24-26 junio 2009.


Hermanas y hermanos todos:

Estamos todos aquí reunidos, los representantes de los Estados y de los gobiernos del mundo porque vivimos un momento singularísimo de la historia humana, en el cual está en juego nuestro futuro común. Somos ciudadanos de diferentes naciones y, al mismo tiempo, somos ciudadanos planetarios, viviendo relaciones múltiples de interdependencia de todos con todos.


Una Arca de Noé que salve a todos

En este momento crítico, debemos todos sumar esfuerzos para evitar que la crisis global, con sus muchos y diferentes rostros, se transforme en una tragedia socioambiental y humanitaria. Los retos de las diferentes crisis están todos interconectados y nos obligan a nosotros, representantes de los pueblos de la Tierra, a proclamar nuestra responsabilidad unos hacia los otros y a que juntos, con gran esperanza, busquemos soluciones incluyentes. Ningún mejor lugar que esta sala de la Asamblea General de las Naciones Unidas para hacerlo. Esta es por antonomasia la sala de la inclusividad democrática mundial, Sede del G192. Obviamente que cada Estado tiene la opción de definir su nivel de participación, de conformidad con la importancia que le asigne al tema de cada reunión.

No es humano ni responsable construir una Arca de Noé que salve solamente al sistema económico imperante dejando a la gran mayoría de la humanidad a su propia suerte, sufriendo las nefastas consecuencias de un sistema impuesto por una irresponsable, aunque poderosa minoría. Tenemos que tomar colectivamente un conjunto de decisiones que atiendan, lo más posible, a todos, incluyendo la gran comunidad de vida y la Casa Común, la Madre Tierra.


Superar el pasado y construir el futuro

Antes que nada, necesitamos superar un pasado agobiante y forjar un futuro esperanzador. Hay que reconocer que la actual crisis económico-financiera es el último resultado de un modo egoísta e irresponsable de vivir, de producir, de consumir, de establecer relaciones entre nosotros y con la naturaleza que implicó una sistemática agresión a la Tierra y a sus ecosistemas y una profunda disimetría social, una expresión analítica que disimula una perversa injusticia social planetaria. A mi juicio, hemos llegado a la última frontera. El camino hasta ahora recorrido, parece haberse cerrado y, de continuar así, puede llevarnos al mismo destino ya anticipado por los dinosaurios.

Por eso, los controles y las correcciones del modelo vigente, sin duda, necesarios, son a mediano y a largo plazo, insuficientes. Su fuerza interna para hacer frente a la crisis global se muestra extremamente débil. Quedarse en solo controles y correcciones del modelo demostraría una cruel falta de sensibilidad social, de imaginación y de compromiso con la creación de una paz justa y duradera. El egoísmo y la codicia no se pueden remendar. Tienen que ser sustituidos por la solidaridad y eso, obviamente, implica un cambio radical. Si realmente lo que queremos es una paz estable y duradera, debemos estar absolutamente claros que debemos ir más allá de controles y correcciones del modelo existente y crear algo que apunte hacia un nuevo paradigma de convivencia social.

En esta perspectiva, es imperativo buscar lo que la Carta de la Tierra llama un “modo sostenible de vivir”. Esto implica una visión compartida de valores y de principios que propicien una forma distinta de habitar este mundo y que garanticen el buen vivir de las presentes y de las futuras generaciones. Si grande es el peligro que todos enfrentamos ante los diversos problemas convergentes, más grande es aun la oportunidad de salvación que la crisis mundial nos está ayudando u obligando a descubrir. Hemos construido una economía globalizada. Ahora es el momento de crear una política y una ética globalizadas a partir de las muchas experiencias y tradiciones culturales de los diferentes pueblos.


La Madre Tierra y la ética planetaria

Una ética nueva presupone una óptica nueva. Es decir, una visión del mundo diferente origina, también, una ética diferente, una forma nueva de interrelacionarnos.

Hay que incorporar la óptica que nos viene de las así llamadas ciencias de la Tierra según las cuales la Tierra está insertada dentro de un vasto y complejo cosmos en evolución. Ella está viva, es la Madre Tierra, expresión aprobada por esta Asamblea el pasado 22 de abril. La Madre Tierra se auto regula, articulando, con un equilíbrio sutil, lo físico, lo químico y lo biológico de tal forma que se hace siempre propicia a la vida. Ella produjo una comunidad de vida única dentro de la cual emergió la comunidad de la vida humana – la Humanidad - como la parte consciente e inteligente de la misma Tierra.

Esta concepción contemporánea se compagina con la ancestral visión de la Humanidad y de los pueblos originarios para los cuales la Tierra siempre fue y es venerada como Madre, Magna Mater, Inana, Tonantzín, como la llamaban los náhuatl en mi patria Nicaragua, o Pacha Mama, como la llaman los aymaras en Bolivia.

Crece más y más la conciencia de que todos somos hijos e hijas de la Tierra y a ella pertenecemos. Tal como nos ha recordado muchas veces el Presidente Evo Morales, ella puede vivir sin nosotros, pero nosotros no podemos vivir sin ella.

Nuestra misión como humanos es la de ser los guardianes y los cuidadores de la vitalidad y de la integridad de la Madre Tierra. Lamentablemente, a raíz de nuestro excesivo consumo y despilfarro, la Tierra ha ultrapasado ya en 40% su capacidad de reposición de los bienes y servicios que generosamente nos ofrece.

Esta visión de la Tierra viva es testimoniada por los astronautas que desde sus naves espaciales confesaron, admirados, que Tierra y Humanidad constituyen una única realidad. Vivenciaron lo que se llamó el “Overview Effect”, es decir, la percepción de que estamos tan unidos a la Tierra que nosotros mismos somos Tierra: Tierra que siente, que piensa, que ama y que venera.

Esa óptica nos evoca respeto, veneración, sentimiento de responsabilidad y de cuidado por nuestra Casa Común, actitudes extremamente urgentes de cara a la actual degradación generalizada de la naturaleza.

De esta nueva óptica nace una nueva ética. Una nueva forma de interrelacionarnos con todos los que viven en nuestra morada humana y con la naturaleza circundante. Hoy la ética o será planetaria o no será ética.


Puntos axiales de una ética del bien común

La primera afirmación de esta ética planetaria consiste en proclamar y salvaguardar el Bien Común de la Tierra y de la Humanidad. Partimos del presupuesto de que la comunidad de pueblos es simultáneamente una comunidad de bienes comunes. Estos no pueden ser apropiados privadamente por nadie y deben servir a la vida de todos, de las presentes y de las futuras generaciones y de la comunidad de los demás seres vivientes.

El Bien Común de la Humanidad y de la Tierra tiene las características de universalidad y de gratuidad. Es decir, tiene que involucrar universalmente a todas las personas, los pueblos y la comunidad de vida. De este Bien Común Mundial nadie y ningún ser pude ser excluido. Además, por su naturaleza, es algo gratuitamente ofrecido a todos y, por eso, no debe ser objeto de compra o venta ni ponerse bajo la lógica de la competencia. Por otra parte, debe ser continuamente construido por todos sin que por ello el Bien Común deje de ser común.

¿Cuáles son los bienes fundamentales que constituyen el Bien Común de la Humanidad y de la Tierra? El primero es, sin duda, la propia Tierra. ¿A quién pertenece la Tierra? La Tierra pertenece, no a los poderosos que se apropiaron de sus bienes y servicios, sino al conjunto de los ecosistemas que la componen. Es un don del universo que surgió en nuestra Vía Láctea a partir de un sol ancestral ya desaparecido que originó el sol actual alrededor del cual la Tierra gira como uno de sus planetas. Por el hecho de ser viva y generadora de todos los seres vivientes, tiene dignidad (dignitas Terra). Esta dignidad reclama respeto y veneración y hace que ella sea portadora de derechos: derecho de ser cuidada, protegida y mantenida en condiciones de poder continuar produciendo y reproduciendo vidas.

Tenemos todavía que reconocer que el modo de producción que se globalizó en su voracidad industrialista ha, en gran medida, desvastado la Tierra y, así mismo, dañado también el Bien Común de la Tierra y de la Humanidad. Es urgente que busquemos otros caminos más humanos y más favorables a la vida: los caminos de la justicia y de la solidaridad que son los caminos que conducen a la paz y a la felicidad.

En seguida tenemos a la biósfera de la Tierra como un patrimonio común de toda la vida de la cual la Humanidad es su tutora. Pertenecen al Bien Común de la Humanidad y de la Tierra, como decía ya en 1972 la Conferencia de la ONU sobre Medio Ambiente, “todos los recursos naturales de la Tierra, incluyendo el aire, los suelos, la flora, la fauna y en especial las muestras representativas de los ecosistemas naturales”.

Especialmente el agua, los océanos y los bosques pertenecen al Bien Común de la Humanidad y de la Tierra. El agua es un bien natural, común, esencial e insustituible y todos tienen derecho al acceso a ella, independientemente de los costos implicados en su captación, reserva, purificación y distribución que serán asumidos por el poder público y por la sociedad. Por eso, nos preocupa enormemente el afán de privatizarla y transformarla en mercancía con la cual, sin duda, se puede ganar mucho dinero. Agua es vida y la vida es sagrada y no objeto de trueques. Esta Asamblea quiere apoyar los esfuerzos para llegar a un Pacto Internacional del Agua con una gestión colectiva para garantizar a todos este bien tan vital.

Algo semejante hay que decir de los bosques, especialmente los tropicales y subtropicales, en donde se encuentra la mayor biodiversidad y concentración de humedad necesaria a la vitalidad de la Tierra. Son los bosques los que impiden que los cambios climáticos inviabilicen la vida en el planeta, porque son los grandes secuestradores de dióxido de carbono. Sin bosques no hay vida ni biodiversidad. Los océanos son los grandes repositorios de vida, los reguladores de los climas, los equilibradores de la base física y química de la Tierra. Bosques y océanos constituyen una cuestión vital y no sólo ambiental.

Los climas de la Tierra pertenecen al Bien Común de la Humanidad y de la Tierra. La resolución 43/53 del 6 de diciembre de 1988 de esta Asamblea General de la ONU sobre “Protección del Clima Global para las Generaciones Presentes y Futuras,” reconoce los climas como Patrimonio Común de la Humanidad (Common Concern of Humankind) porque “son una condición esencial de la manutención de la vida en la Tierra”. El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, más conocido como IPCC, por sus siglas en inglés, considera “los cambios climáticos una preocupación común de la Humanidad que debe ser tratada globalmente con una responsabilidad compartida”.

Pero el gran Bien Común de la Humanidad y de la Tierra es la propia Humanidad como un todo. Tiene un valor intrínseco supremo y representa un fin en sí mismo. Es parte del reino de la vida, altamente compleja, capaz de conciencia, sensibilidad, inteligencia, fantasía creadora, amor y apertura al Todo.

Hay en todas las culturas la clara percepción de que la Humanidad es portadora de una inviolable dignidad. Cometen crimen contra la Humanidad los que hacen guerras y construyen una máquina de muerte que puede eliminar de la faz de la Tierra la vida humana y dañar profundamente la biósfera.

Por eso, mis queridos hermanos y hermanas, ya no debemos esperar. Es imprescindible proceder cuanto antes a la abolición de armas nucleares por completo, no simplemente reducción o no proliferación. Urge establecer la norma de cero tolerancia para armas nucleares, para todos en general sin excepciones. Un encuentro de todos los poseedores de armas nucleares para tomar decisiones sobre ésto es ya algo inaplazable. Estamos viviendo un momento propicio para ésto y no debemos desaprovecharlo. El mundo tampoco puede seguir tolerando la obscenidad de los cada vez mas astronómicos gastos en armamentos mientras se ofrecen irrisorias cantidades para sacar a la mitad de la humanidad de niveles de pobreza inexcusables que, además, constituyen una bomba de tiempo contra todos. La violencia genera violencia y mantener a gente en hambre y niveles infrahumanos de existencia es la peor violencia.


Estrategias para la superación de la crisis

En este momento de la historia bajo la crisis global y a la luz del Bien Común de la Tierra y de la Humanidad, se hace necesario tomar colectivamente medidas de corto y mediano plazo para mantener a la sociedad funcionando, por un lado y para sentar las bases de nuevas formas de vivir sus- tentablemente, por el otro. Cinco ejes fundamentales podrían dar coherencia a las nuevas iniciativas que busquen construir alternativas y también orientar numerosas prácticas que serán discutidas en estos días aquí en la Asamblea General.

    Primero: la utilización sostenible y responsable de los escasos recursos naturales. Esto implica superar la lógica de la explotación de la naturaleza y fortalecer la relación de respeto y de sinergia.

    Segundo: devolver a la economía su debido lugar en el conjunto de la sociedad, superando la visión reduccionista que la hizo el gran eje estructurador de la convivencia humana. La economía debe ser respetuosa de valores y no fuente de valores; debe ser vista como la actividad destinada a crear, dentro del respeto de las normas sociales y ecológicas, las bases de la vida física, cultural y espiritual de todos los seres humanos sobre el planeta.

    Tercero: generalizar la democracia a todas las relaciones sociales y a todas las instituciones. No solamente aplicarla y profundizarla en el campo político, con una nueva definición del Estado y de los organismos internacionales, sino también ampliarla al área de la economía, de la cultura y de la relación entre hombres y mujeres para que sea un valor universal y verdaderamente una democracia sin fin.

    Cuarto: forjar un ethos mínimo desde el intercambio multicultural y desde las tradiciones filosóficas y religiosas de los pueblos, a fin de que puedan participar en la definición del Bien Común de la Humanidad y de la Tierra y en la elaboración de nuevos valores.

    Quinto: potenciar una visión espiritual del mundo que haga justicia a las búsquedas humanas por un sentido trascendente de la vida, de la labor creativa de los humanos y de nuestro corto tránsito por este pequeño planeta.
La concretización de estos cinco ejes fundamentales es esencial para lograr el buen vivir personal, social y planetario. Este se alcanza a través de una economía de lo suficiente y decente para toda la comunidad, viviendo en comunión con los demás seres humanos, con la naturaleza y con el Todo del cual somos parte.

Aquí se dan las bases para una biocivilización que tiene como centralidad la vida, la Tierra y la Humanidad, cuyos ciudadanos se sienten hijos e hijas de la alegría y no de la necesidad.


Cuatro principios éticos fundamentales

Todos estos retos no serán adecuadamente respondidos si no cambiamos nuestras mentes y nuestros corazones y no creamos espacio para la emergencia y el desarrollo de otras dimensiones esenciales del ser humano. El uso exclusivo y abusivo de la razón instrumental-analítica en los tiempos modernos nos ha hecho sordos al clamor de la Tierra e insensibles a los gritos de los oprimidos que son las grandes mayorías de la Humanidad. En lo más hondo de nuestra naturaleza humana somos seres de amor, de solidaridad, de compasión y de comunión. Por eso hay que enriquecer la razón analítica con la razón sensible, emocional y cordial, sede de los referidos valores.

El Bien Común de la Humanidad y de la Tierra es una realidad dinámica y en continua construcción. Para mantenerlo vivo y abierto a otros desarrollos cuatro principios éticos resultan importantes.

El primer principio ético es el respeto. Cada ser tiene valor intrínseco. Su utilización para el Bien de la Humanidad no puede ser orientada por una ética meramente utilitarista, como ha predominado en el paradigma socioeconómico vigente, sino dentro de un sentido de mutua pertenencia, de responsabilidad y de conservación de su existencia.

El segundo es el cuidado. El cuidado configura una actitud no agresiva ante la realidad, actitud amorosa que repara los daños pasados y previene los futuros y, a la vez, se extiende a todos los campos de la actividad humana personal y social. Si existiera suficiente cuidado, no habríamos llegado a la actual crisis financiera y económica. El cuidado está ligado intrínsecamente a la manutención de la vida, porque sin cuidado ella se debilita y desaparece.

La expresión oriental del cuidado se llama compasión, tan necesaria en los días de hoy cuando gran parte de la Humanidad y de la misma Tierra se encuentran crucificadas y magulladas en un mar de padecimientos.

En una sociedad de mercado que se rige más por la competencia que por la cooperación, se constata una cruel falta de compasión con todos los que sufren en la sociedad y en la naturaleza.

El tercer principio es la responsabilidad universal. Todos somos ecodependientes e interdependientes. Nuestras acciones pueden ser benéficas o dañinas para la vida y para el Bien Común de la Tierra y de la Humanidad. Las muchas crisis actuales derivan, en gran parte, por la falta de responsabilidad de nuestros proyectos y prácticas colectivas que han provocado el desequilibro global de los mercados y el del sistema-Tierra.

El cuarto principio es la cooperación. Si no hay cooperación entre todos, no vamos a salir enriquecidos de las crisis actuales. La cooperación es tan esencial que fue ella lo que en el pasado permitió a nuestros ancestros antropoides dar el salto de la animalidad a la humanidad. Al buscar sus alimentos, no los comían de forma individual sino que los traían todos para el grupo y de forma cooperativa y solidaria lo compartían entre todos. Lo que fue esencial en el pasado, sigue siendo esencial en el presente.

Por fin, pertenece al Bien Común de la Humanidad la creencia testimoniada por las tradiciones espirituales y afirmada por cosmólogos y astrofísicos contemporáneos, de que por detrás de todo el universo, de cada ser, de cada persona, de cada evento y de nuestra crisis actual, actúa la Energía de Fondo, misteriosa e inefable, llamada también Fuente Alimentadora de todo el Ser. Esta Energía sin nombre – estamos seguros – actuará también en este momento de caos ayudándonos y empoderándonos para vencer al egoísmo y tomar las medidas necesarias para que éste no sea catastrófico, sino creativo y generativo de nuevas órdenes de convivencia, de modelos económicos innovadores y de un sentido más alto de vivir y de convivir.


Conclusión: no tragedia sino crisis

Para terminar, quiero testimoniar mi profunda convicción de que el escenario actual no es de tragedia sino de crisis. La tragedia termina mal con una Tierra desvastada pero que puede continuar sin nosotros.

La crisis purifica, nos hace madurar y encontrar formas de superación satisfactorias para toda la comunidad de vida, del ser humano y de la Tierra. El actual dolor no es el estertor de un moribundo, sino el dolor de un nuevo parto. Hasta ahora hemos explotado exhaustivamente el capital material que es finito, cabe ahora trabajar el capital espiritual que es infinito porque infinita es nuestra capacidad de amar, de convivir hermanablemente y de penetrar en los misterios del universo y del corazón humano.

Como todos venimos del corazón de las grandes estrellas rojas en las cuales se forjaron los elementos que nos constituyen, está claro que nosotros nacimos para brillar y no para sufrir. E iremos nuevamente a brillar –esta es mi firme esperanza - en una civilización planetaria más respetuosa de la Madre Tierra, más incluyente de todos, más solidaria a partir de los más desposeídos, más espiritual y llena de reverencia frente al esplendor del universo y mucho más feliz.

Con estas palabras, se dan por iniciadas las intervenciones en esta importantísima Conferencia sobre la crisis financiera y económica mundial. Al contextualizar la problemática, he querido enfatizar que, para poder aprovechar las oportunidades que la actual crisis nos presenta, tendremos que deponer actitudes egoístas. Estas, en verdad, sólo buscan preservar un sistema que, supuestamente, beneficia a una minoría y claramente tiene nefastas consecuencias para la inmensa mayoría de los habitantes del planeta. Tenemos todos que revestirnos de SOLIDARIDAD y de COOPERACIÓN para poder dar un salto cualitativo hacia un futuro de paz y bienestar.

Permítanme, queridos hermanos y hermanas concluir esta reflexión con las palabras del Santo Padre, el Papa Benedicto XVI para esta Conferencia: “Invoco para los participantes de la Conferencia, como también para los responsables de la cosa pública y de los destinos del planeta, el Espíritu de Sabiduría y de Solidaridad Humana para que la actual crisis se transforme en oportunidad capaz de ayudarnos a brindar una mayor atención a la dignidad de cada ser humano y promover una distribución más equitativa del poder de decisión y de los recursos, con particular atención a los pobres, cuyo número, desafortunadamente, es cada vez mayor.”



martes, 23 de junio de 2009

CONCENTRACIÓN REALIZADA EN LA PLAZA DE SAN JUAN DE DIOS (CÁDIZ), VIERNES 26 DE JUNIO A LAS 20 H.

Reportaje fotográfico realizado por Pepe Carrascosa.
Plataforma Social contra la Crisis de la Bahía de Cádiz

La Bahía de Cádiz se ve azotada por una crisis sistemática desde hace ya varios años: desarticulación del escaso tejido industrial, precariedad laboral, alto índice de desempleo, pérdida de población que deben abandonar la provincia ante la falta de oportunidades.


Ante este panorama, diferentes organizaciones hemos creado la Plataforma Social contra la Crisis de la Bahía de Cádiz porque pensamos que la situación requiere propuestas participativas formuladas por los ciudadanos y ciudadanas, y no de conflictos partidistas para ganar votos.



A pesar de la situación crítica de la mayoría de gaditanos y gaditanas, nuestros representantes, a cualquier nivel (estatal, autonómico y municipal) no se ven afectados por la crisis. Nos exigen que nos apretemos el cinturón, que padezcamos temporalmente los efectos de la crisis, mientras, en el peor de los casos, sus salarios resultan inalcanzables para cualquier trabajador o trabajadora. Así, y tomando como ejemplo los más cercanos, Teófila Martínez, alcaldesa de la ciudad de Cádiz, percibe una retribución de 62.942 €, y Francisco González Cabaña, presidente de la Diputación Provincial de Cádiz, un sueldo también anual de 76.000 €.

¡¡¡NO A LOS POLÍTICOS PROFESIONALES!!!


Por otro lado, vemos sesgados los más elementales derechos ciudadanos desde estas Administraciones. Desde el Excelentísimo Ayuntamiento de Cádiz se ha denegado a esta Plataforma la posibilidad de realizar un concierto en un espacio público, sin motivación alguna en la resolución supone un uso restrictivo de los espacios que son de todos y todas.



Por eso, hoy representamos ante el Ayuntamiento este concierto mudo para expresar que no nos van a callar.

Si quieres conocer nuestras actuaciones e iniciativas, visita nuestro blog:

http://bahiadecadizcontralacrisis.wordpress.com/

¡¡¡SALVEMOS LOS ESPACIOS PÚBLICOS!!! ¡¡¡PARTICIPA!!!

¡¡¡OTRO MUNDO ES POSIBLE!!!





REFLEXIÓN SOBRE EL SUELDO DE LOS POLÍTICOS
Autor: Pepe Carrascosa


Es indignante y sufro vergüenza ajena por sufrir a políticos, empresarios, banqueros y a futbolistas que se han acomodado de forma soberana en la peor crisis económica que hemos sufrido. Estas personas que ponemos como ejemplos las ponemos por que son las que más, conocemos por su cercanía geográfica y política, no por su buena o mala gestión política, tampoco por la ideología que profesan, ni tan siquiera por que estos sean los que más altos sueldos obtengan. Pues también en esto las ciudades y las Autonomías más ricas son las que tienen los políticos mejor pagados (Alcalde de Barcelona 177.398 euros, Alcalde de Madrid 100.743 euros, Alcalde de Bilbao 92.873 euros. Presidente de la Generalitat 164.043, de la Comunidad autónoma de Madrid 98.700 euros, Presidente del País Vasco 99.574 euros, etc.)



Por supuesto que ningunas de estas personas asumirán su responsabilidad en toda esta crisis que todos los demás estamos pagando.



Debemos reflexionar sobre estos sueldos y si en esta época de crisis, de más 4 millones de parados y salarios mileuristas en jóvenes sobradamente preparados incluso mejor preparados que la mayoría de nuestros políticos ¿es normal este tipo de retribuciones? ¿O es una indecencia? Algo falla en el sistema. Son necesarios unos valores, unos principios morales y éticos, otra manera de vivir la política, no de “vivir de la política”.



Existen varias propuestas: ésta que presentamos basada en salarios mileuristas y otras basadas en el S.M.I. (Salario Mínimo Interprofesional).



Cuando muchos de nuestros políticos y empresarios hablan de realizar una contención del gasto salarial, lo primero que realizan es congelar el Salario mínimo interprofesional (SMI). Este sirve de base para el cálculo de becas, subvenciones, subsidio de desempleo, pensiones de viudedad, etc. Más de una vez, una vez anunciada la congelación del SMI para el año siguiente, leemos la noticia que los diputados se suben el salario un 7% o que el alcalde de no sé qué pueblo se sube el sueldo un 15%, etc.



Mientras que el SMI afecta muchísimo a mucha gente, incluyendo a nuestros abuelos, las becas… no afecta para nada a los políticos que toman las decisiones sobre el SMI. Por tanto una solución más justa para todo el mundo sería que los salarios de todos los políticos (alcaldes, diputados, ministros, presidentes de las comunidades autónomas, el presidente del gobierno español…) estuvieran ligados al SMI. Con esta medida conseguiríamos que sus decisiones no solo afectaran a sus votantes sino también a ellos mismos, y por tanto se lo pensarían dos veces antes de congelar el SMI. Es seguro que de esta manera los políticos buscarían maneras para optimizar los gastos del estado para así poder asumir el coste del incremento anual que les tocara (según IPC, inflación o el cálculo que se use actualmente para decidir el incremento) sobre el SMI.





La Plataforma Social contra la Crisis de la Bahía de Cádiz,
se concentró en la Plaza de San Juan de Dios de la ciudad de Cádiz,
una vez dada las 8:00 de la tarde del viernes 26 de junio de 2009.


Se procedió a explicar por parte de los organizadores,
el sentido y contenido del acto, en que iba a consistir...


Se dió lectura a la nota informativa,
que fue difundida entre los viandantes.
Pepe Carrascosa nos leyó su reflexión.


De la Plaza de San Juan de Dios,
se partió hacia la Plaza de la Catedral,
difundiéndose la nota informativa
y dándolo a conocer
por medio de megáfono
a toda la ciudadanía.


De la Plaza de la Catedral,
se marchó hacia la Plaza de las Flores.


Una vez en la Plaza de las Flores,
se volvió a leer la nota informativa
y se insistió en el sentido
de la denuncia y la protesta.


Dándose por concluído el acto















ANTESALA Y PREPARACIÓN DEL ACTO

En la reunión del martes 16 de junio, de la Plataforma contra la crisis, acordamos:
  • - Elaborar un recurso a la negativa de concedernos el espacio del Populo para el Concierto (Luis se encarga de elaborarlo).

  • - Entregarlo en el Ayuntamiento a principios de semana junto con una petición de entrevista.

  • - Hacer una nota de prensa con esta información y con la convocatoria del viernes.

  • - Elaborar una hoja informativa para repartir el viernes (Luis).
    Contenidos: denuncia de la prohibición del concierto por el Ayuntamiento y denuncia de los sueldos de los políticos.

  • - Acto del viernes:

    • - Concierto mudo (trajes y máscaras: Eduardo, instrumentos musicales: Guru).

    • - Carteles tipo "sandwich" con los sueldos de los políticos (Se encarga Pepe).

    • - Si hay gente suficiente, haríamos una asamblea; en caso contrario, nos daríamos una vuelta por la catedral y calles adyacentes.



VALORACIONES DEL ACTO:

Empieza la movida. Testimonio de Iglesia viva de nuestros hermanos de la HOAC.
Saludos de Enrique Maestre.


Es de agradecer la felicitación de E. Maestre, sabemos de su honestidad cuando lo hace.

Este actuar que la HOAC tuvo junto con otros colectivos, nos demuestra que aunque seamos pocos, con imaginación y valentía podemos hacernos presente en la denuncia profética en el interior de la Iglesia y en la acción política.

Dos reacciones a dicho actuar en la denuncia de los sueldos de los políticos:

El primero: El amigo E. Maestre envía a sus contactos, (algunos o muchos de ellos miembros de los propagandistas o de esa parte ultraconservadora de nuestra Iglesia) a esta hora les estará escociendo que unos malos cristianos, heterodoxos, aliados de comunistas y masones se atrevan a poner en la picota el sueldo de su apreciada y amadísima Sra. alcaldesa Teófila Martínez.

El segundo: La ausencia en la concentración de I.U. a estos compañeros no les habrá caído bien que entre los políticos denunciados por su sueldo se encontrara su compañero de partido y alcalde Sr. Barroso de Puerto Real. En la actual coyuntura de crisis de ideas, proyectos, futuro y de cercanía con el pueblo, no se les ocurre nada más que arropar, proteger a un señor que hace de la política su cortijo con un lenguaje burdo y soez muy lejano al verdadero lenguaje de la política (y que sí tienen otros compañeros suyo de partido) el cual no necesita de los malos modos para decir las verdades del barquero pero quizá sus ansias de poder en estos años no le ha dado tiempo para adquirir la experiencia para hacer de la política el arte de lo posible y el de adquirir esos aspectos (elegancia, oratoria, inteligencia, respeto...), tan necesario para ser referente de servicio al pueblo.

Como podemos ver dos modos de ver, sentir y vivir la política, el de la derecha eclesial y el de parte de I.U. en ambos casos con un fuerte componente de manipulación ideológica y por lo tanto totalmente alejado de los principios cristianos, pues ellos no nos ven, como hermanos los primeros y como compañeros los segundos o lo que es lo mismo falta de comunión y de solidaridad.

Por estas razones y quizá por otras más que se me ocurra y que se os ocurra a vosotros veo como positivo la concentración de la "Plataforma social contra la crisis en la Bahía de Cádiz" (en la que la HOAC está presente) pues nos sitúan ante la realidad de la política y ésta la confrontamos con la realidad sufriente del pueblo vista desde los ojos de Cristo.

Este modo de actuar de los militantes hoacistas sin ser este exclusivo, es el que hace la síntesis entre "Proyecto Evangelizados del militante - Quehacer Apostólico Comunitario" Esta síntesis es lo que intenta conseguir nuestro trabajo con las situaciones de sufrimientos del mundo obrero que vamos experimentamos a modo de crisol en "los sectores", pero que si esto no lo vivimos desde los cimientos que nos ofrece la vinculación "Formación - Espiritualidad - Compromiso", entonces seremos arrastrados por esa terrible maquinaria que son los partidos políticos y que poco a poco nos va apartando del único sentido que tiene el ser cristiano, "Ser como Cristo entre los pobres, servidores"

Un abrazo en Jesús obrero

Pepe Carrascosa




PRECEDENTES:

Una convocatoria ‘fantasma’ llama a los obreros en paro


Fuente: ¡VIVA CÁDIZ! 20/05 /09· 22:36 · Juan Antonio Osorio

● Reivindica trabajo para los habitantes de la capital y no para “personas de fuera”

● Nadie firma el comunicado, que cita a los parados el día 1 a las 10.00 horas en San Juan de Dios


Carteles de colores inundaban ayer las calles llamando a los operarios de la construcción en paro para una movilización convocada para el lunes día 1 de junio en la plaza de San Juan de Dios.


La convocatoria de concentración trae consigo un misterio poco común ya que el comunicado no aparece firmado por ningún sindicato, asociación o partido político. Ademas, por el momento la Subdelegación del Gobierno en Cádiz no tiene conocimiento de que nadie haya pedido permiso para llevar a cabo la una concentración en la fecha y el lugar anunciados.


Lo que sí está claro es el destinatario de esta concentración fantasma: personal de la construcción en paro, al igual que el objeto, que no es otro que revindicar el trabajo en el sector con mano de obra de la capital.


“Gaditano, si eres de la construcción, estás parado y estás harto de la situación que sufrimos en nuestra ciudad, viendo cada día como nuestras obras y nuestras calles las levantan personas de fuera de nuestras murallas...”, así comienza este particular llamado, colocado en distintos y llamativos colores, en fachadas, paredes, casapuertas y numerosos lugares de las calles de la ciudad.


Este mismo comunicado insta a estos operarios de de la construcción a que “dejemos de ser tan conformistas y ahora más que nunca lucha por lo tuyo. ¡Hazte oír!, que sepan que estamos aquí y estamos dispuestos a todo”, concluye la convocatoria.


Con fecha, hora, lugar y un destinatario claro, lo único que aún no está definido es la atribución de la concentración de los operarios de la construcción que se espera para el 1 de junio a las 10.00 horas en San Juan de Dios.


La convocatoria ya ha despertado la curiosidad entre los gaditanos, que ante el aluvión de carteles, se ha visto obligado a parar, al menos, para leerla.
● ¿Contra el trabajo de los foráneos?

Lo que sí remarca la convocatoria es la lucha por la utilización de los operarios de la construcción de la capital en las obras de la ciudad. “Estas harto...viendo cada día como nuestras obras y calles las levantan personas de fuera de nuestras murallas y provincia”.


sábado, 20 de junio de 2009

GOBIERNOS: OÍDOS SORDOS ANTE UN CLAMOR GLOBAL


No sabemos quién definió el concepto «crisis» como «algo que no acaba de morir y algo que no acaba de nacer». Nada mejor que la imagen de algo que agoniza y no permite el nacimiento de algo nuevo, que necesariamente debe ocupar su lugar, para mostrarnos la realidad de la situación actual del mundo.


Los Objetivos del Milenio, esa pantalla que muchos utilizamos para tapar nuestra vergüenza y convencer, y convencernos, de que estamos haciendo algo, no acaban de encontrar el camino de su realización. Si no hay un impulso más decidido por parte de los gobiernos del mundo, especialmente del mundo desarrollado, llegaremos al año 2015 con la cara más dura que el cemento para que no se nos caiga de vergüenza.


La crisis de la vergüenza internacional, esa que llaman crisis financiera, pero que es una crisis moral en la que se ha fundamentado un sistema de corrupción sin precedentes, nos ha descubierto que si hay montañas de dinero para socorrer a los sinvergüenzas, ¿cómo no va haberlo para socorrer a las víctimas de estos sinvergüenzas? Para responder a esta pregunta la ONU va a celebrar, a finales de junio, una cumbre de líderes mundiales sobre la crisis financiera y económica mundial y sus efectos sobre el desarrollo. El objetivo es «determinar respuestas de emergencia y de largo plazo para mitigar los efectos de la crisis, especialmente en las poblaciones vulnerables, e iniciar un necesario diálogo sobre la transformación de la arquitectura financiera internacional».


Junto a esta iniciativa de la ONU podemos señalar otras que apuntan en el mismo sentido:


El Movimiento Humanista ha organizado «La Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia», que culminará el 2 de enero de 2010 en Argentina. Reclaman soluciones para la situación actual. Sobre ella dicen: «Vivimos una situación crítica en todo el mundo caracterizada por la pobreza de vastas regiones, el enfrentamiento entre culturas, la violencia y la discriminación que contaminan la vida cotidiana de amplios sectores de la población».


La Fundación Cultura de Paz, que preside Mayor Zaragoza, ha lanzado su campaña «En Tiempos de Crisis, soluciones para la gente». En su manifiesto señalan la pobreza y el cambio climático como los retos más importantes que tenemos planteados y añade: «resulta ilusorio y totalmente injusto pensar que en nuestras sociedades todo el mundo puede salir adelante disponiendo de un empleo digno. Más bien, lo que constatamos es la existencia de millones de excluidos, de un amplio contingente de personas de todas las edades que realizan «trabajos basura» o no tienen ni siquiera acceso a ellos».


Amnistía Internacional está movilizando a los ciudadanos de todo el mundo con su iniciativa «¡Exige Dignidad!», que tiene como eje la lucha contra la pobreza, a la que consideran como la principal negación de los derechos humanos.


También la Iglesia, con el Mensaje de Benedicto XVI en la Jornada Mundial de la Paz, el pasado 1 de Enero,–entre otras muchas iniciativas– planteábamos la necesidad de afrontar la injusticia de la pobreza: la comunidad cristiana, decía, «no dejará de asegurar a toda la familia humana su apoyo a las iniciativas de solidaridad creativa, no sólo para distribuir lo superfluo, sino cambiando sobre todo los estilos de vida, los modelos de producción y de consumo, las estructuras consolidadas de poder que rigen hoy la sociedad».


Ante esta situación, parece que los Gobiernos más importantes están delegando en políticos de segunda fila para que los representen en la cumbre de las Naciones Unidas. Dicho de otra manera: así evitan comprometerse.


Un clamor global está cobrando forma y estructura: este sistema de producción y consumo ya no engaña a nadie. Los Gobiernos del mundo tienen dos salidas: abanderar el cambio o ser arrollados por él.



EDITORIAL
Publicado en NOTICIAS OBRERAS:Núm. 1.482 [16-6-09 / 30-6-09] pág. 5
http://www.hoac.es/pdf/Noticias%20Obreras/2%20junio/editorial.pdf


OTROS TEMAS DE INTERÉS EN ESTE NÚMERO:

● Laboral (I): Cerco a Michelin por ocultar información sobre amianto:«Grietas en el Pacto de Silencio», por José Luis Palacios

● Laboral (II): Creada la Secretaría de la Mujer en CC.OO. de Vinalopó-Vega Baja«Igualdad en el sindicato», por Cristina López

● Tema de la quincena: «Las migraciones y el derecho del emigrante»:por la Comisión Permanente de la HOAC
En un anterior número de «Noticias Obreras» (1480) ofrecíamos una reflexión desde la Doctrina Social de la Iglesia (DSI) sobre la comunidad internacional y el derecho al desarrollo integral de los pueblos. Continuando con esa reflexión nos centramos ahora en un aspecto fundamental de la comunidad internacional, el fenómeno migratorio, también desde la perspectiva que nos ofrece la DSI.

● Entrevista a Conrado Giménez, Fundación Madrina«La maternidad es un factor de desigualdad social», por José Luis Palacios

● Iglesia: Los fundamentos (I) «Ante la crisis, Dios se mezcla en la historia»,por José Ignacio Calleja

● Tema de Formación: «La Política desde la Doctrina Social de la Iglesia»por la Comisión Permanente de la HOAC

● XII Asamblea General de la HOAC: Madrid, del 13 al 16 de agosto de 2009,«PARA EVANGELIZAR EL MUNDO OBRERO Y DEL TRABAJO, HUMANICEMOS LA CULTURA».





miércoles, 17 de junio de 2009

PARA EVANGELIZAR EL MUNDO OBRERO Y DEL TRABAJO, HUMANICEMOS LA CULTURA




Madrid, del 13 al 16 de Agosto de 2009
XII ASAMBLEA GENERAL DE LA HOAC





La Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) celebra del 13 al 16 de agosto su XII Asamblea General bajo el lema:




«PARA EVANGELIZAR EL MUNDO OBRERO Y DEL TRABAJO, HUMANICEMOS LA CULTURA».


Los hombres y mujeres que formamos la HOAC queremos plantearnos en esta Asamblea cómo configurar, desde nuestra identidad como movimiento de Acción Católica y nuestra misión evangelizadora en el mundo obrero y del trabajo, una manera de sentir, pensar y actuar y ofrecerla como propuesta que transforme la cultura que genera el sistema de producción y consumo.


En esta XII Asamblea General queremos reflexionar en la respuesta que hemos de dar a los retos que nos plantea la actual situación de empobrecimiento y deshumanización que vive el mundo obrero y del trabajo para su evangelización.


Esta situación actual viene marcada por el hecho de que el sistema de económico de producción y consumo se ha convertido en sistema social y cultural que está configurando un modelo de ser persona, una sensibilidad, una manera de conocer y de actuar que nos hace vivir desde la máxima normalidad e indiferencia la explotación de las personas, la injusticia y el empobrecimiento que el mismo sistema produce. La actual crisis económica es un claro ejemplo de lo que esto significa.


Este empobrecimiento y deshumanización se manifiestan especialmente en cinco situaciones del mundo obrero y del trabajo:


● La precariedad laboral, la exclusión social que genera el mercado de trabajo.

● Las crecientes dificultades para la vida familiar y la educación.

● Las condiciones de vida y trabajo de los inmigrantes, y

● La discriminación de la mujer en el mundo del trabajo.


Pero la cultura dominante también está influyendo en la Iglesia, y por tanto en la HOAC, y está siendo un obstáculo a la tarea evangelizadora. Por ello es fundamental construir y vivir unos nuevos valores que fructifiquen y transformen la cultura y la forma de pensar, sentir y actuar de las personas.


Por tanto, el problema fundamental que nos encontramos es la supervivencia del ser humano y la deshumanización. Combatir esta situación pasa porque la Iglesia y la HOAC seamos capaces de proponer a Jesucristo como propuesta de humanización y de liberación para todos. También para el mundo obrero y del trabajo. Experiencia que vivimos y trasmitimos en la medida que dejamos a Cristo ganar terreno en nuestras vidas, en la medida que somos místicos en el corazón del mundo obrero.


Esta experiencia de Jesucristo se ha de convertir en formas de vida y acción que se conviertan en proyecto de felicidad para responder al hombre y a la mujer de hoy.


Estas propuestas de vida y acción queremos que nos ayuden a:

■ Construir y vivir un proyecto de humanización que sea expresión del encuentro y la experiencia personal con Jesucristo.

■ Desarrollar una vida de comunión en la familia, en la HOAC, en la Iglesia… que posibilite vivir dicho proyecto de humanización encarnado en la debilidad del mundo obrero.

■ Realizar, fruto del encuentro con Cristo, un Quehacer Apostólico Comunitario y un Proyecto Evangelizador de los militantes generador de comunión y de humanización.


Ponemos el trabajo de esta XII Asamblea General en manos del Padre y le pedimos que nos ayude a la Iglesia y a la HOAC a configurar nuestra vida y nuestro compromiso desde Jesucristo para hacer realidad su proyecto de humanización en el corazón del mundo obrero y del trabajo.


«Una fe que no se convierte en cultura es una fe no acogida en plenitud,
no pensada en su totalidad, no vivida con fidelidad»


(Juan Pablo II, Carta autógrafa por la que se instituye
el Consejo Pontificio de la Cultura, 20 de mayo de 1982)





sábado, 13 de junio de 2009

CIEN AÑOS DE D. ANTONIO AÑOVEROS

Se ha cumplido el 13 de junio de 2009, festividad de san Antonio de Padua, cien años del nacimiento de D. Antonio Añoveros, que gobernó la diócesis de Cádiz y Ceuta entre 1964 y 1971. Lo hizo con mano firme y volcado en los más necesitados. En febrero de 1974, siendo prelado de la diócesis de Bilbao provocó la mayor crisis entre la Iglesia y el régimen de Franco.

● El obispo comenzó a denunciar las injusticias sociales en pleno franquismo.
● En su polémica homilía defendió el derecho a la identidad del pueblo vasco.
● El presidente del Gobierno, Arias Navarro, ordenó su arresto domiciliario.


Sirva como homenaje, estos dos artículos publicado el primero en Diario de Cádiz en agosto del año 2007, con motivo de la edición de una biografía suya y el segundo publicado en Diario Vasco con motivo del centenario de su nacimiento.



LA ENERGÍA DE UN HOMBRE BUENO.
Fuente: DIARIO DE CÁDIZ
Autor: José Antonio Hidalgo


Antonio Añoveros gobernó la diócesis de Cádiz entre 1964 y 1971. Lo hizo con mano firme y volcado en los más necesitados. Su etapa coincidió con la profunda renovación de la Iglesia gracias al Concilio Vaticano II y con el preámbulo de lo que fueron los años más duros en la relación entre el catolicismo y el régimen franquista. Su estancia en Cádiz se había iniciado unos años antes, cuando el 17 de febrero de 1954 llegó a la ciudad, con el cargo de obispo coadjutor con derecho a sucesión. Al frente de la diócesis se encontraba Tomás Gutiérrez, obispo castellano de la antigua escuela y de salud delicada. Esta etapa gaditana que se alarga durante dos décadas, como la que le precedió, primero en Tafalla (Pamplona) y después en Málaga, y la que le continuó, ya al frente de la diócesis de Bilbao, se relata en un intenso y documentado libro escrito por el sacerdote José Miguel Abad Vallejo.


Abad, antiguo párroco de San Severiano, acompañó a Añoveros durante buena parte de su vida eclesial, como secretario particular desde su llegada a Málaga, a principios de los años cincuenta hasta su traslado a Bilbao, veinte años más tarde. Una relación intensa que para el padre Abad se había iniciado incluso antes, en el seminario de Tafalla.


El trabajo, un compendio de numerosos recuerdos que José Miguel Abad ha ido redactando en los últimos años, refleja la fuerte personalidad de Antonio Añoveros ya patente en los trágicos años de la Guerra Civil cuando, siendo capellán militar, no dudaba en administrar el Sacramento a todo aquel que lo solicitaba, aún estando en el bando republicano y enfrentándose por ello con los militares nacionales.


Su cercanía a los más necesitados, patente durante el conflicto, se trasladará al día a día tras ser nombrado, en 1941, párroco de Santa María de Tafalla. Allí pondrá en práctica algo que será norma de actuación en toda su vida pastoral y que se hará patente en su estancia en Cádiz: labor pastoral centrada en la familia, en las clases más necesitadas, que se reflejaban en elaboradas homilías. Apoyará a todo el movimiento católico volcado en lo social, como Caritas, a la vez que sabrá respetar la religiosidad popular.


Recuerda Abad el desprecio que tuvo que soportar Añoveros de una parte de la Curia del obispo Tomás Gutiérrez, celoso por su presencia. Este menosprecio lo invirtió en recorrer constantemente la Diócesis y dejar patente su “otra” forma de actuar. Ya como obispo, y tras participar en Roma en los debates del Concilio Vaticano II, promueve las “misiones populares” a la vez que mantuvo una estrecha relación con los obreros del Movimiento de Acción Católica. Su apuesta por los más necesitados le llevó a rechazar un opulenta subvención para la restauración de la Catedral, cuyas puertas se cerraron debido al mal estado del templo. Consideró que una ciudad con tantas necesidades de viviendas sociales no debía dedicar tanto dinero a esta reforma.


Su marcha a Bilbao, donde aguantó con estoicismo el desprecio de los curas nacionalistas, dejó a los gaditanos, huérfanos de un buen obispo aunque su labor fue continuada por Antonio Dorado.





El centenario del obispo incómodo

Se cumplen hoy cien años del nacimiento de Antonio Añoveros, el prelado que provocó la mayor crisis entre la Iglesia y el régimen de Franco.



Autor: EUSEBIO GORRITXATEGI SAN SEBASTIÁN.
Fuente: DIARIO VASCO


DV. En un día como hoy, 13 de junio, pero hace exactamente cien años, nació un obispo llamado Antonio Añoveros, de temperamento poco conflictivo y ensimismado en su peculiar misión apostólica de guía espiritual, que fue quien provocó, sin pretenderlo, aunque no inconscientemente, la mayor crisis entre la Iglesia Católica y el régimen franquista agonizante. Nos hallamos, pues, en el centenario del nacimiento de monseñor Añoveros a quien la casi totalidad de los medios eclesiásticos europeos le otorgó el calificativo del Hélder Cámara español.


El protagonista de esta jornada vio su primera luz la festividad de San Antonio en Pamplona, en el seno de una familia acomodada cuyo talante liberal contrastaba con la mayoritaria opción carlista de la zona.


Añoveros fue el tercer hijo del matrimonio formado por Julio Añoveros y Claudia Ataun y vino al mundo después de María Luisa y Juana y antes del último hermano, Julio. Su padre era director general de Tabacalera de Navarra y periodista de gran reputación en la zona, pero las grandes convicciones religiosas de su madre influyeron decisivamente en el camino de Antonio.


Nadie sabía entonces que protagonizaría uno de los escándalos más sonados del final del franquismo cuando, el 24 de febrero de 1974, publicó una pastoral en la que hacía un llamamiento para que se reconociese la identidad cultural y lingüística del pueblo vasco. Este llamamiento provocó una desorbitada reacción del Gobierno, que ordenó su arresto domiciliario, y convirtió a Añoveros en un símbolo del nacionalismo vasco.


El hombre que incomodó los últimos años del régimen franquista cursó los estudios primarios y el bachillerato con los maristas de Pamplona. A punto de terminar Derecho en la Universidad de Zaragoza sorprendió a propios y extraños cuando hizo público que deseaba ingresar en el seminario, objetivo que cumplió cuando entró en el Seminario de Pamplona.


Primeros encontronazos

Tras ser ordenado sacerdote, en 1933 inició su ministerio como coadjutor en la parroquia de San Nicolás en su Pamplona natal. Poco después fue designado párroco de Tafalla. Durante la Guerra Civil prestó servicios como capellán en diversos hospitales, centros benéficos y, en 1937, en un batallón de ametralladoras. Al final de la contienda fue nombrado rector de Tafalla y consiliario diocesano de Acción Católica, cargo que desempeñó hasta 1952. Ese año, a instancias del cardenal Herrera Oria, fue nombrado rector del seminario, luego vicario general y obispo auxiliar de Málaga, ciudad donde inició su contacto directo con la realidad del campo andaluz, cuya injusticia comenzó a denunciar sin reparos. Fue aquí donde comenzaron sus primeros encontronazos públicos con la clase política dominante, que acogió con malestar las críticas lanzadas por el prelado.


Añoveros, hombre tan aplaudido como vilipendiado, escribió una carta pastoral en la que pedía a los responsables de la situación una inmediata solución a la crisis. Es más, su tarea de apostolado social le hizo acreedor en 1968 a ser distinguido por el diario Pueblo con el calificativo de 'Popular Nacional' y por el semanario catalán Mundo, como la 'Personalidad del Año'.


En 1965 fue designado obispo de Cádiz-Ceuta, sede en la que permaneció hasta diciembre de 1971, fecha en la que fue elegido por Pablo VI -atendiendo al ruego de su antecesor José María Cirarda-, para ocupar la delicada sede vizcaína. Era el año en que la Iglesia iniciaba la apertura mediante la asamblea de obispos y sacerdotes, y la época en la que el régimen comenzaba su persecución contra grupos católicos progresistas.


Añoveros llegó a Bilbao en un momento en el que comenzaron a proliferar las multas o los encarcelamientos de sacerdotes, que originaron una fuerte tensión entre los dos poderes.


Homilías en euskera

El apodado Hélder Cámara español reflejó permanentemente en sus cartas pastorales una profunda preocupación por los problemas económicos y sociales. Como había hecho años atrás, dedicó especial atención a los pobres y oprimidos y, poco a poco, el pamplonica que fuera andaluz con los andaluces fue tomando conciencia de la dramática situación del País Vasco y decidió que era hora de «ser vasco con los vascos». Empezó a recitar de memoria homilías en euskera que le traducían sus compañeros (él nunca estudió este idioma), continuó con un decreto de excomunión para los policías y terminó con el surrealista caso Añoveros.


El obispo desencadenó la tormenta el 24 de febrero de 1974, justo doce días después de que el presidente del Gobierno, Carlos Arias Navarro, proclamara las Cortes Orgánicas «el espíritu aperturista del 12 de febrero». Pocos meses antes, un atentado de ETA había acabado con la vida del almirante Luis Carrero Blanco, presidente del gobierno y máximo aspirante a suceder a Franco.


El domingo 24, en la mayoría de las iglesias de Vizcaya se leyó un escrito titulado El Cristianismo, Mensaje de Salvación para los pueblo. El texto había sido aprobado personalmente por Añoveros, quien se responsabilizó de su contenido.


El párrafo clave de la homilía decía: «El Pueblo Vasco, lo mismo que los demás pueblos del Estado Español, tiene derecho a conservar su propia identidad cultivando y desarrollando su patrimonio espiritual, sin perjuicio de un saludable intercambio con los pueblos circunvecinos, dentro de una organización socio-política que reconozca su justa libertad».


El mensaje removió muchos cimientos, entre ellos los de un gobierno que se veía superado por los nuevos tiempos políticos. Las autoridades estimaron que la homilía contenía un juicio contra la unidad de España, hasta tal extremo que el Gobierno tuvo preparado en el aeropuerto de Sondika un avión para trasladar por la fuerza a Añoveros a Roma. La actitud del obispo de Bilbao y de su vicario general, José Ángel de Ubieta, que se negaron a salir de sus respectivos domicilios, originó que ambos sufrieran arresto domiciliario durante varios días.


Excomunión

La crisis quedó solucionada finalmente gracias en parte a la posición solidaria del Episcopado español -parece ser incluso que el arzobispo de Madrid, monseñor Tarancón, tenía preparada un acta de excomunión para miembros del Gobierno- y a la negativa del Papa Pablo VI a satisfacer las exigencias de las autoridades españolas.


En 1977, al cumplirse el XXV aniversario del nombramiento de Añoveros como obispo, Pablo VI le designó asistente al Solio Pontificio. Un año después, el 26 de noviembre de 1978, sufrió una crisis cardíaca. Debido a su precaria salud -padecía además arteriosclerosis y Parkinson- presentó insistentemente la dimisión hasta que fue aceptada por Juan Pablo I en septiembre del mismo año. Añoveros fue sustituido por Juan María Uriarte, quien en abril de 1981, junto con los obispos de Gipuzkoa y Álava, hizo pública una nota en la que criticaba la situación política, lo que desencadenó una nueva tormenta en las relaciones entre el Gobierno y la Iglesia católica.


Añoveros ya estaba para entonces apartado de la vida pública. Cuando se jubiló, le ofrecieron una vivienda en Pamplona, pero en Vizcaya le rogaron que no se alejara de Bilbao, por lo que se retiró a una residencia de monjas llamada El Refugio, emotivo reconocimiento que fue un consuelo para su ancianidad.


En 1985, Antonio Añoveros sufrió un derrame cerebral y su salud se fue deteriorando. El 24 de octubre de 1987, murió a consecuencia de una afección pulmonar. Durante las veinticuatro horas en las que estuvo expuesto el cadáver en la catedral de Bilbao, el desfile de personas fue incesante. Fueron horas y días en los que algunos de sus discípulos releyeron dos de sus libros más sobresalientes, escritos cuando era el obispo más joven de España: La subversión del dinero y El diálogo.



--------------------------------------------------------------------------------
De: Juan Cejudo Caldelas
Para: Eduardo Soto Bordoy
Enviado: sábado, 13 de junio, 2009 18:59:31
Asunto: Re: CIEN AÑOS DE D. ANTONIO AÑOVEROS

Amigo Eduardo: gracias por recordarnos con estos artículos la figura del gran obispo Añoveros al que siempre llevaré en mi corazón. No sólo porque fue el obispo que me ordenó sino porque supo sintonizar con las causas sociales de su tiempo y porque fue un obispo abierto y todo corazón.

Y algo de lo que poco se habla: fue el gran impulsor de los curas obreros en la Diócesis. Llegamos a ser más de 20 curas obreros y de las primeras diócesis donde se empezó en España.

Espero , cuando tenga un pco de tiempo, poder escribir algo sobre él a partir de mis propias vivencias...

Un abrazo: Juan Cejudo




jueves, 11 de junio de 2009

Ética y votos. José María Castillo, teólogo

Fuente: MOCEOP

Una de las cosas que han quedado más claras, después de las últimas elecciones al parlamento europeo, es que los escándalos del corrupción de PP en Madrid no le han impedido ganar los votos que necesitaba para derrotar al PSOE.


Por supuesto, no soy tan estúpido como para dictar sentencia en los casos de corrupción en los que se han visto imputados los miembros del PP o del PSOE. Me limito a recordar lo que todo el mundo sabe, sea cual sea la sentencia que, en su día, dicten los jueces. En todo caso, y sea lo que sea del veredicto final de la justicia, el hecho es que una notable mayoría de ciudadanos españoles, a la hora de votar, no parece que tenga en cuenta la presunción de honradez o desvergüenza de los políticos a quienes vota.


A la vista de estos hechos (por no hablar, sin ir más lejos, del comportamientos de los italianos con Berlusconi), resulta inevitable hacerse una pregunta: ¿qué criterios éticos son los verdaderamente determinantes de nuestra conducta? Cada día está más claro que la seguridad económica nos motiva más que la honradez ética.


Es más, seguramente se puede afirmar que el dinero (y todo lo que aporta el dinero: bienestar, consumo, seguridad...) importa más que la honradez. Por eso se comprende que, después de lo que ha caído con la crisis, si somos sinceros, tenemos que reconocer que la aspiración de millones de ciudadanos es salir cuanto antes de esta situación. ¿Para qué? Muy sencillo: al menos, para volver a donde estábamos antes y, si es posible, para salir mejor y más fortalecidos.


O sea, si es cierto (y parece que lo es) que ha sido el capitalismo descontrolado el que nos he metido en este lío espantoso, resulta que lo que más anhelamos ahora mismo es recuperar lo que teníamos, es decir, volver al capitalismo de antes. Eso sí, organizándolo de forma que funcione mejor. Pero con tal que podamos disfrutar de todo lo que nos ha aportado la economía de mercado y el capital financiero.


Sin pensar, ni por un momento, que ha sido precisamente ese sistema económico el que nos ha acarreado sufrir las consecuencias de la conducta desvergonzada de los que han sabido y han podido manejar los hilos del sistema. Pero no importa. Para mucha gente, es tan maravilloso el sistema, que, si es preciso, nos rendimos a los pies de los más corruptos, con tal de que nos devuelvan el bienestar seguro y desbocado en el que hemos vivido desde que nos hicimos ricos.


Y es obligado recordar, una vez más, que el sistema que tanto nos gusta y que tanto anhelamos, es el sistema que premia a un número cada vez más reducido de ciudadanos del mundo. A sabiendas que el número de los satisfechos es cada día menor, precisamente porque el número de los hambrientos y excluidos de las ventajas del sistema es cada día mayor. Porque, como es lógico, para que los países ricos vivan cada día mejor, eso se consigue a costa de los que demás vivan cada día peor.


Sin necesidad de recordar, una vez más las estadísticas de la opulencia y el hambre, que todos conocemos, con lo dicho basta para volver, con temor y temblor, a la pregunta de antes: ¿qué convicciones éticas nos han metido en la cabeza y en el corazón de nuestras conductas? A la hora de pontificar sobre el bien y el mal, la justicia y la injusticia, todos somos más honrados que la honradez misma.


Pero cuando hablamos así, ni nos damos cuenta de que el sistema capitalista, por su misma naturaleza, nos ha configurado interiormente de forma que ha disociado nuestros pensamientos de nuestras conductas. Queremos un mundo justo, pero luego resulta que para conseguir lo que decimos que queremos, ponemos al frente de esa tarea a individuos de los que no tenemos seguridad alguna sobre su sinceridad, su honestidad y su vergüenza.


¿A dónde vamos por este camino? ¿Qué mundo les vamos a dejar a nuestros jóvenes, a nuestros niños, a las generaciones futuras? Seguro, un mundo con muchas técnicas y miles de artilugios. Lo que no sabemos es si podrá ser un mundo más humano, más habitable y más honesto. Será, sin duda, el mundo de los predicadores de la justicia y la verdad.


Pero seguramente será también el mundo de la mentira, el mundo en el que nadie podrá fiarse de nadie, el mundo del odio y del desprecio. No me resisto aquí a recordar el pensamiento acerado de Nietzsce, en su “Genealogía de la moral” (III, 13): “¡Y cuánta mendacidad para no reconocer que ese odio es odio! ¡Qué derroche de grandes palabras y actitudes afectadas, qué arte de la difamación justificada! Esas gentes mal constituidas: ¡qué noble elocuencia brota de sus labios! ¡Cuánta azucarada, viscosa, humilde entrega flota en sus ojos! ¿Qué quieren propiamente? “Representar” al menos la justicia, el amor, la sabiduría, la superioridad , tal es la ambición de esos “ínfimos”, de esos enfermos!”.


La conclusión no es despreciar (más todavía) a los políticos. No estoy hablando de ellos. Estoy hablando de todos. De los que hemos votado. Y también de los que no han querido votar. De pico y lengua, estamos todos bien abastecidos. Lo que no sé es si la coherencia ética se corresponde con nuestras palabras. Ahí está, creo yo, el problema del momento.



lunes, 8 de junio de 2009

XII ASAMBLEA GENERAL DE LA HOAC:
REPORTAJE DE LA «HOAC DE CÁDIZ»


























Militantes de la HOAC en la manifestación del «Primero de Mayo» de 2004 en Cádiz,
fotografía publicada en Noticias Obreras nº 1.443 [1-11-07 / 15-11-07],
más información de este tema en:
http://www.redasociativa.org/hoac/modules.php?name=Content&pa=showpage&pid=52.


Militantes de la HOAC en la manifestación del
«Primero de Mayo» de 2004 en Cádiz.




«NO AL CIERRE DE “DELPHI”», Abril 2007.
La HOAC se solidariza con los trabajadores y trabajadoras
y reivindica que no cierren la planta de Puerto Real (Cádiz)



Militantes de la HOAC con los trabajadores de «DELPHI»
manifestación celebrada en Cádiz el 12 ABRIL 2007



Militantes de la HOAC con los trabajadores de «DELPHI»
manifestación celebrada en Cádiz el 12 ABRIL 2007



Militantes de la HOAC de Andalucía en la manifestación
del «Primero de Mayo» de 2007 en Cádiz



Militantes de la HOAC de Andalucía en la manifestación
del «Primero de Mayo» de 2007 en Cádiz



Militantes de la HOAC de Andalucía en la manifestación
del «Primero de Mayo» de 2007 en Cádiz



Manifestación de las Iglesias diocesanas de Cádiz y Jerez
desde la Factoría de «DELPHI» a la Parroquia de San Pedro,
de la Barriada del Río de San Pedro de Puerto Real (Cádiz)
donde se concelebró una Eucaristía con los dos obispos
y los trabajadores de «DELPHI» el «Primero de Mayo» de 2007.










¡TÚ FORMACIÓN POLÍTICA,
CON LA H.O.A.C.!

LA ESPIRITUALIDAD DEL COMPROMISO POLÍTICO Y SINDICAL CON LA SOCIEDAD Y EL MUNDO OBRERO



CURSO BÁSICO DE
FORMACIÓN POLÍTICA







Si estás interesado/a, pulsar

«AQUÍ»






Visita de la Comisión Permanente de la HOAC
a la Diócesis de Cádiz y Ceuta, 6/8 Noviembre 2007.


Visita de la Comisión Permanente de la HOAC
a la Diócesis de Cádiz y Ceuta, 6/8 Noviembre 2007.

Militantes de la HOAC en la manifestación
del «Primero de Mayo» de 2008 en Cádiz.

Militantes de la HOAC en la manifestación
del «Primero de Mayo» de 2008 en Cádiz.





1. PROYECTO PERSONAL DE VIDA MILITANTE (P.P.V.M.)

El punto de partida para comprender los distintos conceptos que utilizamos, para comprender el Proyecto Evangelizador, es el:

En este esquema podemos ver todos los elementos que componen la construcción de la Vida nueva a la que somos llamados

2. ¿CUÁL ES NUESTRO COMPROMISO?

Las mediaciones no son nuestro compromiso, sino el lugar donde lo desarrollamos sobre una situación del mundo obrero.

3. EL PROYECTO EVANGELIZADOR ES LO QUE CUALIFICA NUESTRO COMPROMISO?

Y lo hace porque es Jesucristo quien nos enseña:

En el SER de nuestro Dios, en esa Comunión que se da en el Padre, en el Hijo y en el Espíritu Santo, está la forma más humana de vivir y esa es, la propuesta de liberación para el mundo obrero.

El Proyecto Evangelizador, es el COMPROMISO visto como:Es lo que llamamos PROYECTO EVANGELIZADOR

4. IMPLICACIONES DEL PROYECTO EVANGELIZADOR:

1. Un Quehacer, actividad concreta con las personas, en los ambientes e instituciones.
2. Una manera de concebir la acción política: Como el proceso de concienciación y personalización que experimentan las personas al intentar dar respuestas a los problemas que tienen y a las injusticias que padecen desde el trabajo en los ambientes y en las instituciones.
3. Una manera de concebir la acción militante: La cual posibilita el proceso de personalización y concienciación y que se haga desde Jesucristo.
4. Una espiritualidad: Este quehacer y esta manera de concebir la acción política y militante tiene su origen en la experiencia de sentirse amado por Dios. La respuesta que se da es ofrecerle una vida comprometida al servicio de los más pobres y necesitados.

5. EL PROYECTO EVANGELIZADOR TIENE TRES DIMENSIONES:

1. Situar el compromiso,
2. Concretar el quehacer, conociendo la situación
3. Realizar el Proyecto Evangelizador

5.1. Situar el compromiso:

• Un lugar: Donde trabajo, donde vivo, la parroquia...
• Una Sector o situación: Paro, pobreza-marginación, exclusión social, precariedad laboral...
• Una organización: Partidos, sindicatos, A A.VV. AMPAS, ONGs, Otros...

5.2. Concretar el quehacer: para ello hemos de conocer la situación.


Cuáles son las situaciones de injusticia que se dan. Elegir un problema, el que más nos preocupa, el que nos parece más llamativo… Cuáles son las instancias políticas, administrativas o sociales de las que depende la solución al problema. Hacerlo con las personas, con el ambiente y con las instituciones.

Debemos descubrir las situaciones positivas, que nos va a permitir construir la Comunión y la esperanza; descubrir los signos de la presencia de Dios: gentes comprometidas, actitudes solidarias, logros conseguidos... A este quehacer hemos de incorporar las actividades evangelizadora de la HOAC (Centros de interés, el TU, Noticias Obrera, Ediciones HOAC...) (grupos de acción)

5.3. Realizar el Proyecto Evangelizador


• Planificar la acción:


Conclusión:

El Proyecto evangelizador forma parte de un cuerpo armónico para llevar a cabo la misión que tenemos encomendada: «anunciar a Jesucristo y llevar la Buena Noticia de la liberación para el mundo obrero y en especial a los más débiles y empobrecidos». La HOAC y la Iglesia -como dijo Guillermo Rovirosa- necesita «especialistas en Cristo y en el mundo obrero».



SEBASTIÁN GONZÁLEZ BARROSO, ANTIGUO MILITANTE DE LA HOAC, NOMBRADO HIJO PREDILECTO DE LA CIUDAD DE JEREZ


Sebastián o la lucha de una generación.
El mundo sindical, político y vecinal se volcó con el nombramiento de
Sebastián González Barroso como Hijo Predilecto de Jerez
Sebastián González pide «militancia y compromiso social» contra la crisis.




  • LUGAR: CENTRO INTEGRAL DE LA MUJER
    PLAZA DEL PALILLERO, CÁDIZ

  • HORA: 19:00 H.

  • ORGANIZA: H.O.A.C. (Hermandad Obrera de Acción Católica),
    con motivo de la conmemoración del día
    internacional de la mujer trabajadora.

Las desigualdades de género evidentes en nuestra sociedad en el ámbito laboral, sindical, político o doméstico, no son más que una manifestación del Conflicto Social. Este libro pretende desentrañar sus verdaderas causas, que no se explican sólo por el género, sino por la forma en que el sistema capitalista organiza el trabajo (flexibilidad) impidiendo el desarrollo del ser humano varón o mujer, la vida de familia, y la vida de la comunidad, mostrando una verdadera contradicción entre la estructura productiva y la estructura familiar. ¿Qué consecuencias se derivan para las personas y las familias? ¿Es posible entender y vivir de otro modo las relaciones entre personas, familia y sociedad?








"La Iglesia no puede permanecer insensible a los grandes problemas humanos como el de la siniestralidad"


El obispo diocesano Antonio Ceballos afirma que la salud laboral es sobre todo una cuestión de justicia, que los accidentes de trabajo son un problema de todos y que solidariamente se han de crear iniciativas por parte de las administraciones e instituciones públicas y privadas a fin de que el problema sea efectivamente erradicado, "porque ¡el trabajo es para la vida! ¡ni un muerto más!", lema de la campaña de sensibilización que con la siniestralidad laboral que llevan a cabo la HOAC, movimiento apostólicos obreros y los secretariados diocesano de Pastoral Obrera.

En su carta pastoral el prelado de Cádiz y Ceuta llama a las administraciones, a las empresas y sindicatos y a los mismos trabajadores para que se cumplan las leyes de prevención existentes y se pongan cada vez más medios para lograr las mejores condiciones laborales desde el propio contrato de trabajo hasta los aspecto de seguridad e higiene. Monseñor Ceballos dice que "la Iglesia no puede permanecer insensible a los grandes problemas humanos, como el de la siniestralidad laboral".

Asimismo alude al índice general de Accidentes de Trabajo y cita que entre enero y mayo en España se produjeron 640.138 accidentes laborales, de ellos 767 mortales; 110.234 ocurrieron en Andalucía, con 129 víctimas, y en la provincia de Cádiz concretamente 16.565, con 20 trabajadores muertos, así como otro en Ceuta.

El prelado pregunta al respecto porqué no se hace el mismo esfuerzo que se está llevando a cabo para erradicar los accidentes de circulación, "muchos de los cuales son en realidad accidentes de trabajo".

Igualmente señala que año tras año la media de accidentes de trabajo es la misma y que los "mal llamados" accidentes laborales se pueden evitar, para lo que considera necesario cumplir y hacer cumplir las leyes y generar un nivel de conciencia colectiva tal que resulte insoportable convivir cada día con ese drama, "que tanto sufrimiento está trayendo a los trabajadores y trabajadoras y a sus familias".

Ceballos resalta que "la persona, imagen de Dios, debe ser la medida de todo ello; ella y su seguridad ha de ser lo primero, por encima de cualquier otra consideración, interés o benéfico.

Ante esa situación, el obispo de Cádiz y Ceuta proclama que "la gloria de Dios es que las personas vivan y que el trabajo es para la vida".



Cartel de la Campaña contra
la Siniestralidad Laboral.


Militantes de la HOAC de Cádiz y Ceuta, en la campaña de recogida de
firmas contra los accidentes laborales, viernes 21 de noviembre de 2008,
en la plaza del Palillero de la ciudad de Cádiz.

Militantes de la HOAC de Cádiz y Ceuta, en la campaña de recogida de
firmas contra los accidentes laborales, viernes 21 de noviembre de 2008,
en la plaza del Palillero de la ciudad de Cádiz.

Panorámica de la concentración y manifestación contra la la siniestralidad laboral,
realizada por toda la HOAC de Andalucía en Sevilla el 25 de abril de 2009.

Sebastián Henry, Presidente diocesano de la HOAC de Cádiz y Ceuta,
en la Eucaristía contra la siniestralidad laboral
celebrada en Sevilla el 25 de abril de 2009





Llamada a la sensibilidad,
fraternidad y solidaridad,
ante el clamor de las familias sin trabajo.




Ante el día:









Concentración de la "Plataforma social contra la crisis en la Bahía de Cádiz" (en la que la HOAC está presente) pues nos sitúan ante la realidad de la política y ésta la confrontamos con la realidad sufriente del pueblo vista desde los ojos de Cristo.

Este modo de actuar de los militantes hoacistas sin ser este exclusivo, es el que hace la síntesis entre "Proyecto Evangelizados del militante - Quehacer Apostólico Comunitario" Esta síntesis es lo que intenta conseguir nuestro trabajo con las situaciones de sufrimientos del mundo obrero que vamos experimentamos a modo de crisol en "los sectores", pero que si esto no lo vivimos desde los cimientos que nos ofrece la vinculación "Formación - Espiritualidad - Compromiso", entonces seremos arrastrados por esa terrible maquinaria que son los partidos políticos y que poco a poco nos va apartando del único sentido que tiene el ser cristiano, "Ser como Cristo entre los pobres, servidores"



PARA EVANGELIZAR EL MUNDO OBRERO Y DEL TRABAJO,
HUMANICEMOS LA CULTURA

Madrid, del 13 al 16 de Agosto de 2009