HOA DIOCESANA DE CÁDIZ Y CEUTA

[hoac.gif]










UNA MIRADA CRISTIANA DEL TRABAJO HUMANO Y EL BIEN COMÚN
¡ACOGE, ABRAZA, CUIDA, ACOMPAÑA...!
LA VIDA DEL MUNDO OBRERO, CON MISERICORDIA.


¡Bienvenido/bienvenida! al "blog" de la HOAC diocesana de Cádiz y Ceuta.


martes, 30 de noviembre de 2010

NAVIDAD 2010: CONVIVENCIA DE LA HOAC, Domingo 12 de diciembre


CONVIVENCIA DE NAVIDAD
H.O.A.C. de CÁDIZ Y CEUTA




¡¡Hoy nos ha nacido un Salvador:
el Mesías, el Señor!!
(Lc. 2,11)





El nacimiento de Jesús reclama
justicia con los pobres




     DÍA: Domingo, 12 de diciembre de 2010.

LUGAR: Parroquia de “El Buen Pastor”

            c/ Romería, 56. Barrio de Jarana.
           



PROGRAMA DE ACTIVIDADES


12:00 h. Llegada y acogida en la Parroquia[1].


12:15 h. Celebración de la Eucaristía.


14:00 h. Comida compartida[2].


16:00 h. Amistad y confraternización[3].


18:00 h. Despedida.






¡¡Te invitamos a participar con la HOAC!!

y

¡¡¡Te deseamos una Feliz Navidad
y un Feliz Año 2011!!!







[1]. Primera acogida en la Parroquia a militantes, familiares y simpatizantes que queramos compartir la Eucaristía en comunidad. La segunda acogida será a las 13:15 h. en el salón parroquial.

[2]. Compartiremos lo que cada uno traigamos de aperitivo, y si es posible y el tiempo lo permite se hará un arroz a cargo de la HOAC Diocesana (por lo que conviene confirmar la asistencia a:
Francisco Güeto 956 83 60 80).

[3]. Hemos de acudir con alegría, con instrumentos para cantar y algún dulcecito para compartir. Que no sea mucha cosa para que nada sobre.


viernes, 26 de noviembre de 2010

ORAR EN EL MUNDO OBRERO.- 1º SEMANA DE ADVIENTO (28 noviembre 2010)


En Adviento, alzad la vista,
abrid los ojos, otead el horizonte.

Aguzad el oído.
Captad los gritos y susurros de la vida.
Palpad el paso de Dios, una vez más,
despertando la esperanza.



TESTIMONIO

Marcelino Camacho falleció el 29 de octubre pasado. Modelo de compromiso obrero y político y de esperanza secular desde muy joven hasta el final de su vida. Habitante forzoso de prisiones franquistas. Secretario general de CCOO desde su legalización hasta 1987.

Algunos de sus eslóganes:

“Ni nos domaron, ni nos doblegaron, ni nos van a domesticar”.

“Libertad, justicia social, paz, pero siempre igualdad”.

“El mundo no saldrá de esta crisis si no recupera la igualdad como elemento esencial de la libertad”.

“Compañeros, siempre adelante, siempre a la izquierda”.

Su esperanza hasta el final la resumía su esposa Josefina, contando algunas de sus últimas palabras: “Si uno se cae, se levanta inmediatamente y sigue adelante”.

Junto a M. Camacho, el testimonio histórico de militantes cristianos que fundaron y desarrollaron Comisiones Obreras. CC.OO. nació en la mina asturiana La Camocha durante la huelga de 1958. En su origen y desarrollo tuvo especial relevancia Jacinto Martín Maestre, de la HOAC. “Podemos pues concluir que los militantes de la HOAC, junto con muchos otros de los Movimientos Apostólicos Obreros, estuvieron presentes en la gestación e implantación de las comisiones obreras más representativas en sus inicios del Estado español” (cfr. B. López García, “Aproximación a la historia de la HOAC, EH 1995, 133-139).



    Nuestra oración en el mundo obrero puede celebrar también la vida y la muerte laicas de un hombre fuertemente comprometido con una sociedad y un mundo obrero más dignos, que es lo que Dios realmente quiere. Es un estímulo del Señor a nuestra esperanza de liberación del mundo obrero.

ORACIÓN

Señor:
si dudo de tus promesas, levanta mi esperanza;
si fracaso, levanta mi ánimo;
si me acosan mil dificultades, levanta mi fortaleza;
si me acobardo, levanta mi espíritu;
si me ciega el tener, acerca mi vida a los pobres;
si no te espero, despiértame;
si me equivoco de dirección, reoriéntame;
si caigo en la rutina, zarandéame para descubrir la
originalidad de cada día y de cada persona;
si no te busco, ven a mi encuentro.
Amén.


SALMO 145
¡Aleluya! Alaba, alma mía, al Señor:
alabaré al Señor mientras viva,
tañeré para mi Dios mientras exista.

No confiéis en los nobles,
en hombres que no pueden salvar:
exhalan su aliento y vuelven al polvo,
ese día perecen sus planes.

Dichoso a quien auxilia el Dios de Jacob,
el que espera en el Señor, su Dios,
que hizo el cielo y la tierra,
el mar y cuanto hay en ellos;
que mantiene su fidelidad perpetuamente,
que hace justicia a los oprimidos;
que da pan a los hambrientos.
El Señor libera a los cautivos.

El Señor da la vista a los ciegos,
el Señor endereza a los que se doblan,
el Señor ama a los honrados,

el Señor guarda a los emigrantes;
sustenta al huérfano y a la viuda
y trastorna el camino de los malvados.

El Señor reina eternamente;
tu Dios, Sión, de edad en edad.
¡Aleluya!
    El Adviento viene de muy lejos en el tiempo, de muy atrás. ¡Qué hermoso saborear este salmo de confianza y esperanza en el Dios que sí hace justicia a desgraciados y empobrecidos, frente a líderes o jefes que traicionan su responsabilidad! Pongamos rostros concretos a emigrantes, huérfanos y viudas de nuestro entorno. Acojamos la gracia del amor solidario de Dios para convertirla en acción (de gracias) humanizadora a través de nuestro PE y QAC.

COMENTARIO (Schökel-Carnitti)

Es un salmo de confianza, a cuyo servicio se ponen la alabanza y la bienaventuranza: podemos confiar en Dios porque es nuestro protector y ello es motivo de felicitación.

Lo primero que se afirma del Señor es que es creador; lo último es que reina por siempre.

Se enumeran situaciones físicas: ciegos y encorvados; socioeconómicas: oprimidos, hambrientos, emigrantes; socio-familiares: viudas y huérfanos; éticas: inocentes/honrados y culpables.

La actividad de un rey es hacer justicia, pero los nobles no son de fiar. Yahvé, el Dios de Jacob, es el rey que mantiene su fidelidad y hace justicia a los oprimidos: emigrantes, huérfanos, viudas.

El reinado sobre el mundo ha pasado a nuestro Señor y a su Mesías, y reinará por los siglos de los siglos (Apocalipsis 11,15).

Si bien el reinado pleno del mesías se inaugura con la resurrección, su acción benéfica empieza a desarrollarse y manifestarse en vida: desata a la mujer encadenada (Lc 13,16), abre los ojos a los ciegos (Mt 9,30; 11,5), alimenta a los hambrientos (Mt 14,13-21).


PALABRA DE DIOS

Mateo 24, 37-44

Cuando venga el Hijo del hombre sucederá como en tiempos de Noé. Antes del diluvio la gente comía, bebía y se casaba, hasta el día en que Noé entró en el arca; y, cuando menos se lo esperaban, llegó el diluvio y se los llevó a todos. Lo mismo sucederá cuando venga este Hombre: dos hombres estarán en el campo, a uno se lo llevarán y al otro lo dejarán; dos mujeres estarán moliendo, a una se la llevarán y a la otra la dejarán. Por tanto, estad en vela, pues no sabéis qué día vendrá vuestro Señor.

Ya comprendéis que si el dueño de la casa supiera a qué hora de la noche va a llegar el ladrón, no le dejaría abrir un boquete en su casa. Pues estad también vosotros preparados, que cuando menos lo penséis llegará este Hombre.


PARA ENTENDER EL TEXTO


Este texto se enmarca en el discurso escatológico sobre el final de la historia, y de la parusía o venida gloriosa y definitiva del Señor Jesús.

La finalidad de este discurso es orientar a los discípulos hacia el futuro desde la vigilancia a la realidad y a su actuación en ella. Se trata de preparar el futuro desde ahora. El final revaloriza el presente, que es lo que realmente tenemos que construir ahora.

La cuestión central es la venida última de Jesucristo, para dar un final feliz a la historia humana llevando a su culminación el plan salvador de Dios; la venida recapituladora de Jesús para llevar la historia a su plenitud: hacer la unidad del universo (Ef 1,10). Esta venida gloriosa y definitiva de Jesús como Señor y Juez de la historia es el horizonte de vida de los cristianos.

Mateo advierte a los discípulos poniendo dos ejemplos: el descuido ante el diluvio (o las desgracias acaecidas especialmente por la acción humana: cambio climático…) y la desidia del dueño que no asegura su propia casa.

    Nuestra contemplación no ha de hurtar la cruda realidad del mundo actual, colgados en el polo opuesto de la nueva humanidad recreada en y por Jesucristo. La experiencia liberadora, llena de gozo, del encuentro e identificación con Jesús en nosotros y en la comunidad cristiana hemos de vivirla en la más profunda encarnación en la realidad de las víctimas de esta sociedad. Como hizo Jesús, que supo integrar la intimidad amorosa feliz con el Padre (y con los discípulos-hermanos) con la solidaridad con los últimos y la confrontación con los poderosos. Hagamos así nuestra oración encarnada de Adviento.

ACTUALIZACIÓN DE LA PALABRA
La novedad y la plenitud final ya son nuestras, nos pertenecen. Jesucristo ha preparado una Iglesia radiante… santa e inmaculada (Ef 5,27).

“… la victoria sobre la muerte ya ha sido definitivamente conquistada; el Espíritu Santo ha sido derramado en los corazones (cf. Rm 5,5) y no cesa de edificar la Iglesia, “germen y principio del Reino” (LG 5)… Dios ha venido a habitar entre los hombres, ha revelado su Amor, ha dado el primer paso (cf. 1Jn 4,19) y nos ha salvado. Pero todavía falta algo porque ahora es Dios quien aguarda. Y lo que espera es que le admitamos en nuestras vidas” (Joël Spronck, Sel.Teol. 196-2010).

En Jesucristo ha aparecido ya la humanidad querida por Dios, el hombre y la mujer auténticos. Jesús es el nuevo Adán (Rm 5,19). Y, por la fe de adhesión e identificación con Jesús, nacemos de nuevo (Jn 3, 3), somos personas nuevas: os despojastesis del hombre que erais antes y de su manera de obrar y os revestisteis de ese hombre nuevo… (Col 3,9-11); donde hay un cristiano, hay humanidad nueva (2 Cor 5,17).

En contraste con la humanidad nueva inaugurada por Jesucristo y que los cristianos, por definición, estamos llamados a vivir y expandir, el actual sistema económico, político y cultural (el capitalismo neoliberal) sigue imponiendo su ley y, en estos momentos de crisis económica, se está consolidando todavía más. Se da por sentado que no hay alternativa a un sistema que genera a raudales empobrecimiento y deshumanización. La realidad es que la actual crisis económica no se superará nunca, sino que se recreará una y otra vez mientras no haya un cambio sustancial de sistema económico, político y cultural.

La sociedad entera, la Iglesia y todos nosotros estamos contaminados por este sistema, que coloniza todas las dimensiones de la persona y todos los ámbitos de la vida personal, familiar, social y cultural. Nos afanamos en trabajar para ganar dinero y para consumir (la “trinidad vital” de ganar-gastar-gozar), en aras del la salud y acrecentamiento del sistema de acumulación de riqueza. Hemos “normalizado” un sistema de vida radicalmente injusto.

Nadamos en contradicciones. “Se descuida la educación ética o se eliminan los fundamentos de la moral, y luego nos extrañamos por la corrupción de la vida pública... Cada uno se dedica a lo suyo, ignorando a quien no le sirva para su interés o placer inmediato, y luego nos extrañamos de sentirnos terriblemente solos… Nos alarmamos ante esa plaga moderna de la depresión, pero seguimos fomentando un estilo de vida agitado, superficial y vacío. Nos sentimos amenazados por las cifras crecientes de desempleo, y al mismo tiempo nos aferramos a nuestro puesto de trabajo y hasta metemos horas extras… Hablamos de justicia y solidaridad, pero son pocos los que se replantean su estilo de vida y estatus social…” (Fl. Ulibarri).

Estad en vela, estad preparados, vigilad. Es la invitación a vivir cada momento como don y señal de Dios, a estar atentos a lo que acontece en el curso de la vida y a discernirlo, sin dejarse embaucar ni seducir por propagandas de ideologías y modas.

“La historia de la salvación acontece en la intrahistoria. Saber leer el paso de Dios por ella y descubrir lo que de oportunidad tiene cada momento es tarea no fácil… Esta lectura creyente no consiste en acercarse al mundo, analizarlo y luego añadir unas consecuencias piadosas o moralizantes, sino descubrir en él a Dios y “escrutar a fondo los signos de los tiempos e interpretarlos a la luz del Evangelio” (GS 4). La realidad misma no deja de ser otra forma de comunicación por parte de quien está detrás de todo y en quien “subsiste todo” (J. L. Segovia, XVIII Curso Fr.DSI 2009, mecanogr.).


Los signos de los tiempos
“La palabra de Dios contenida en las SE y en la Tradición viva de la Iglesia ayuda a la mente y al corazón de los hombres a comprender y amar todas las realidades humanas y lo creado. Ayuda en efecto a reconocer los signos de Dios en todas las fatigas del hombre, tendentes a hacer el mundo más justo y más habitable; sostiene la identificación de los “signos de los tiempos” presentes en la historia; empuja a los creyentes a comprometerse por cuantos sufren y son víctimas de las injusticias. La lucha por al justicia y la transformación es constitutiva de la evangelización (EN, 19; EV 5/1611)” (Sínodo de la Palabra. Proposición 39, en Il Regno 19/2008).

“Que todos los miembros de la Iglesia sepamos discernir los signos de los tiempos, que crezcamos en la fidelidad al Evangelio…” (Plegaria eucarística V/C).
    Vigilancia, discernimiento… No solamente análisis racionales objetivos, aunque también. Lectura de la realidad desde el Espíritu de la libertad y el amor, que genera justicia y crea amistad y fraternidad. ¡Cuánta disponibilidad necesitamos para conectar con la mirada y el corazón de Dios, con-movido por el sufrimiento injusto de los pobres y oprimidos! Para reconocernos, con Jesús, “ungidos por el Espíritu” para liberar, iluminar, levantar, agraciar… Que sea ésta nuestra oración y nuestra vida.

Estar en vela significa:

1º. Oración. En Getsemaní Jesús pide a los suyos: Velad y orad para no caer en la tentación, pues el espíritu es decidido pero la carne es débil (Mt 26,41)…

2º. Sobriedad. Sois todos ciudadanos de la luz y del día; no pertenecemos a la noche y a las tinieblas. Por tanto, no durmamos, como los demás, sino vigilemos y seamos sobrios. Los que duermen lo hacen de noche; los que se emborrachan lo hacen de noche. Nosotros, en cambio, como seres diurnos, permanezcamos sobrios… (1Ts 5, 5-8). Medio mundo pasa hambre: ¿es cristiano que hagamos excesos porque nos sobra de todo?

3º. Esperanza. Porque llega el esposo… hay que tener llena la alcuza y las lámparas encendidas (Mt 25, 11-13).

4º. Trabajo. Hemos recibido unos talentos y tendremos que responder de su empleo ante el Señor que nos los ha confiado (Mt 25, 14-30).

5º. Responsabilidad. De todos ante todos. Porque todos somos guardianes de nuestros hermanos (cf. Gn 4,9)…” (A. González Fraile, Homilética 2004/6, 551).


¡ASESINAD palomas, pero no bostecéis!
(J.L. Martín Descalzo)

Ah, miro el mundo, en un vagón de metro,
amontonados, grises van los hombres.
Mastican un pan sin ilusiones,
unas esperanzas racionadas,
gastan amor prefabricado en almacenes,
rezan oraciones de nylon,
se saludan con besos estudiados en el cine.

Ah, veo la buena gente
besuqueando estampas,
acariciando su egoísmo celeste,
mascando rebanadas de hermosas ceremonias.

Adolescentes veo en los jardines
ya como jubilados de la vida,
convirtiendo los sueños en un largo
cansancio de deseos.

Los jóvenes notarios,
empleados de bancos,
dependientas de comercio,
hablando del buen tiempo.

Muchas conversaciones telefónicas,
muchos hoteles,
dibujos en los márgenes de un libro,
clases de matemáticas,
cansancio.

Esta tarde pecamos si os parece,
después tomamos el aperitivo,
a la noche jugamos
al ajedrez.

El mundo
no gira ya, resbala;
no sufre ya, se cansa;
no vive ya, se aburre.

Oh Dios melodramático,
no caigas así, no gesticules,
no vayas a morirte, no,
ten calma.

Danos en tabletas tu Amor,
tomemos una cada semana.
Sin excederse.
Puede ser contagioso,
contraproducente,
contraindicado,
contra mi descanso.

Aburguésate, Dios,
compra sillones de cuero
en tu despacho,
no tengamos que pasarnos
amando la eternidad,
comprende que sería aburrirse
hasta los huesos.


Oh, Cristo, cae,
quede tu sangre en el camino.
Sepa el mundo
que no fue redimido con horchata.



“Nuestro Proyecto de Vida ha de ser, desde Jesucristo, un continuo Proyecto de Humanización… La experiencia de Jesucristo nos ayuda a desarrollar nuestra existencia desde todas las dimensiones que la componen. Pero nuestro Proyecto de Vida está traspasado por una decisión que libremente hemos tomado y que vivimos como un don: ser apóstoles en el mundo obrero y del trabajo”
(HOAC, Material interno)


Para ver el documento, pulsa -- [«AQUÍ»] --

martes, 23 de noviembre de 2010

EDITORIAL N.O. 1516: «LA POLÍTICA DEL ESCÁNDALO»


Editorial de Noticias Obreras
Núm. 1.516 [16-11-10 / 30-11-10]
http://www.hoac.es/pdf/Noticias%20Obreras/2-noviembre/editorial.pdf


«Para Jesús, ser sal significa elegir ser pobre,
estar dispuesto a sufrir por el otro,
padecer hambre y sed de justicia,
prestar ayuda, ser limpio de corazón, trabajar por la paz…».







Dice Castells (1) que en nuestra sociedad la política es básicamente política mediática. Que el mensaje político es necesariamente un mensaje mediático, y el más poderoso de todos ellos consiste en un mensaje sencillo adjunto a una imagen. En política, el mensaje más sencillo es un rostro humano. Así, el líder se convierte en el producto que contiene todas las excelencias que desea el votante-consumidor. Y, por la misma razón, la destrucción de la credibilidad y de las excelencias del líder son las armas políticas más utilizadas por sus adversarios.


Esto implica que todo el que quiera participar en el mercado electoral necesita hacer buen acopio de información comprometida para el adversario; información relativa a su vida personal, familiar, escándalos, corrupciones y corruptelas que puedan deteriorar su imagen. Implica que hay que costear los cuantiosos gastos que cuesta adquirir esta información. Implica que para hacer frente a estos gastos, y con independencia de la moralidad individual, se puede llegar a diversos grados de corrupción en nombre del bien del partido. Así, concluye Castells, la política mediática y la política de la personalidad conducen a la política del escándalo.


Parece como si hubiera un engranaje político del que es imposible zafarse, pero no es así. Los políticos deberíamos tomar conciencia de que somos la sal de la tierra: si se vuelve sosa, ¿con qué se salará? (Mt 5,13). Durante mucho tiempo, la creencia de que no podíamos dejar que la sal perdiera su propiedad nos ha movido a conservar el sentido y la profundidad de las cosas, porque, para Jesús, ser sal significa tomar unas opciones concretas: elegir ser pobre, estar dispuesto a sufrir por el otro, padecer hambre y sed de justicia, prestar ayuda, ser limpio de corazón, trabajar por la paz… (Mt. 5, 1-11).


Esta preocupación desapareció cuando la pregunta tuvo otra respuesta: si la sal se vuelve sosa, ¡cómprate otro kilo, imbécil! La carcajada del auditorio avaló la supuesta genialidad de la ocurrencia y evitó el penoso (exige pensar) y necesario trabajo de analizar el contenido de la respuesta: la sal del nuevo paquete también será sosa y la pregunta seguirá interpelándonos.


Si la política se vuelve sosa, si pierde su sentido y profundidad, si aparece más como una actividad de truhanes y malhechores que de personas vocacionadas al servicio y a la noble entrega a un ideal que busca el bien común, entonces no podemos comprar otro kilo, más bien todo el entramado social y humano se viene abajo, porque la actividad política es la sustancia de lo humano, de la sociabilidad humana, del saberse agradecido y deudor del entramado de redes sociales y personales que forman parte de nuestro yo.


Si ese entramado de redes sociales y personales está sometido por la corrupción, nuestro yo también lo estará en la medida que participemos en él o el silencio sea nuestra respuesta. Sólo podemos recuperar nuestra humanidad luchando por restablecer el verdadero sentido de la política y de las cosas.


Entramos en un largo periodo de campañas electorales, que se van a desarrollar en un contexto presidido por el sufrimiento de muchas personas y muchas familias. Muchos trabajadores han perdido su empleo; muchos han perdido su casa; otros, han entrado en el pozo de la pobreza; y los que ya eran pobres han perdido toda esperanza de salir de su situación. Estas personas esperan y necesitan escuchar que los políticos hemos elegido ser pobres con ellos, que estamos dispuestos a sufrir por ellos, a padecer hambre y sed de justicia, a prestarles ayuda, a construir la paz y a ser honrados. Esta es la política del escándalo que están esperando. ■


(1) «Comunicación, poder y contrapoder en la sociedad red».


EDITORIAL
Publicado en NOTICIAS OBRERAS:
Núm. 1516 [16-11-10 / 30-11-10] pág. 5


PARA OTROS TEMAS DE INTERÉS PUBLICADOS EN ESTE NÚMERO:
Pulsar en las direcciones interactivas:

SUMARIO: http://www.hoac.es/sumnov2.htm

EDITORIAL: «LA POLÍTICA DEL ESCÁNDALO»
«Para Jesús, ser sal significa elegir ser pobre, estar dispuesto a sufrir por el otro,
padecer hambre y sed de justicia, prestar ayuda, ser limpio de corazón, trabajar por la paz…».
http://www.hoac.es/pdf/Noticias%20Obreras/2-noviembre/editorial.pdf

ÉTICA Y POLÍTICA: «Una visión ética de la política», por Javier Madrazo Lavín, que abre una nueva sección sobre la política entendida como servicio al bien común y defensa de la dignidad de la persona. http://www.hoac.es/pdf/Noticias%20Obreras/2-noviembre/politica.pdf

ECONOMÍA: Análisis Presupuestos 2010 «Un problema sin política, una política sin problema»,
por Joaquín Arriola. Unos presupuestos orientados a atacar el déficit fiscal, lo que a buen seguro empeorará la situación de los trabajadores. La consecuencia más dramática de la crisis financiera y estructural de la economía española es la pérdida de varios millones de empleos. La ocupación regular se ha estabilizado en 2010 en 17,5 millones de trabajadores, dos millones menos de los que llegó a haber en 2007 pero todavía medio millón más de los que había en 2005.
http://www.hoac.es/pdf/Noticias%20Obreras/2-noviembre/economia.pdf

TEMA CENTRAL: «La renovación pendiente de la Iglesia», por Joaquín Perea*. En su último libro, Joaquín Perea apuesta por una Iglesia que no sea otra que la de Jesús, fiel a sí misma y en constante renovación, atenta al presente histórico. Ante la época nueva y desconocida que se avecina, propone una modesta hoja de ruta para superar la incertidumbre y el temor. `[* Páginas 306 a 319 correspondiente al apartado «Actuar» del capítulo XII «La renovación pendiente de la Iglesia: una agenda de transformación evangélica para el siglo XXI», de su libro «Otra Iglesia es posible» (Ediciones HOAC, Madrid 2010)].
http://www.hoac.es/pdf/Noticias%20Obreras/2-noviembre/tquincena.pdf

ENTREVISTA: A Carmen León, Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres: «Hay que facilitar el camino de salida de la violencia», por José Luis Palacios. Carmen León, 65 años, maestra de formación; y ama de casa y militante cristiana y social por elección, casada, con tres hijos y cinco nietos, es la portavoz de la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres, que agrupa a 60 colectivos de mujeres, partidos y sindicatos y que se gestó tras el asesinato de Ana Orantes en 1997 para constituirse oficialmente un año después.
http://www.hoac.es/pdf/Noticias%20Obreras/2-noviembre/entrevista.pdf

EXPERIENCIA: Asociación de Familiares Víctimas de la Violencia de Género Fundación Cardenal Spínola de Lucha contra el Paro: «La rabia convertida en lucha», por José Luis Palacios. Carmen Sánchez, divorciada, de 49 años de edad, es presidenta de la Asociación de Ayuda a Familiares de Víctimas de la Violencia de Género Beatriz Hinestrosa de Córdoba. El recuerdo de su hermana Toñi -asesinada a tiros en la calle por su ex marido- le ha llevado a luchar para intentar acabar con una lacra que diezma a las mujeres de nuestro país.
http://www.hoac.es/pdf/Noticias%20Obreras/2-noviembre/experiencia.pdf

Números anteriores de Noticias Obreras:
http://www.hoac.es/noohoa.htm

Números del Periódico ¡TÚ!:
http://www.hoac.es/tuhoa.htm
«»

lunes, 22 de noviembre de 2010

¿HASTA CUÁNDO LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES?




A pesar de la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, y de los múltiples esfuerzos legislativos, judiciales y policiales que se realizan, el número de mujeres asesinadas en nuestro país a manos de sus parejas o ex-parejas no sólo no disminuye sino que va en aumento.


En lo que va de año son ya más de 63 las mujeres víctimas de la violencia machista. Las expectativas que se había depositado en la ley no han dado el fruto esperado. Las mujeres siguen siendo agredidas en igual o mayor medida.


De alguna manera están atadas a una invisible pero férrea cadena de violencia que afecta a todas las relaciones entre mujeres y hombres. Esta violencia tiene múltiples rostros, se reproduce y perpetúa en la familia, en las relaciones afectivo-sexuales, en el trabajo, en los medios de comunicación y en viejas costumbres muy arraigadas. Las palabras, las imágenes, las actitudes y las conductas han actuado a lo largo de la historia como correa de transmisión de esta cadena cruel, interminable e invisible. La pregunta es: ¿por qué no rompemos de una vez esta cadena?


¿Por qué no rompemos con una socialización tradicional de mujeres y hombres que ha ayudado y ayuda a perpetuar la idea de la superioridad masculina y la sumisión femenina? Se ha de combatir estos valores que aún permanecen y sustituirlos por otros basados en la igualdad y la dignidad de todos los seres humanos, mujeres y hombres. Hay que romper con los viejos estereotipos. Se necesita una educación alternativa basada en valores como el amor, respeto mutuo, equilibrio de poder y responsabilidad entre unas y otros. En una palabra, se necesita una verdadera coeducación. Se necesita acabar con la desigualdad en el reparto de tareas, responsabilidades y recursos económicos. Si no se consigue este nuevo equilibrio, los hombres seguirán ejerciendo su poder hegemónico y las mujeres seguiremos bajo la amenaza constante de sufrir violencia. Cuando una mujer muere asesinada, todas las mujeres mueren un poco.


En muchas ocasiones, las propias mujeres ni siquiera son conscientes de la violencia que se ejerce sobre ellas, creen que siendo sumisas podrán salvar a sus maltratadores, pero con toda seguridad es ése el camino más seguro para ser destruidas física y moralmente por ellos.


Esta situación de desigualdad y de violencia no se corregirá sólo con medidas de carácter penal. Son necesarias también medidas preventivas de carácter educativo, formando en igualdad a chicas y chicos desde la más tierna infancia: en casa, en la escuela, en las instituciones, en la calle y en los medios de comunicación. En las relaciones entre parejas, en muchas ocasiones, es inevitable que surjan conflictos, pero hay que aprender a resolverlos a través del diálogo, la comprensión y la tolerancia.


Es necesario incrementar la financiación a todos los niveles (municipales, autonómicos y estatales) para potenciar los recursos ya existentes, centros especializados, formación de profesionales que han de atender las demandas de ayuda (económica, psicológica, legal, etc.) de las mujeres maltratadas, así como crear centros de orientación y rehabilitación para reconducir las conductas agresivas que tanto daño está haciendo a las mujeres en particular, a las familias, a los propios agresores y a toda la sociedad en general.


Nosotras y nosotros como seguidores de Jesucristo manifestamos que el hombre y la mujer son iguales en dignidad; reivindicamos la necesidad de redefinir la masculinidad y la feminidad desde otros parámetros distintos a los actuales, caminar hacia una cultura y educación que promueva otros valores como el amor, el respeto, la comprensión, el compartir vida y responsabilidades.


En este día, la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), la Iglesia y las organizaciones sociales debemos unir nuestros esfuerzos a los de todas aquellas personas y colectivos que trabajan para erradicar la violencia de género, haciendo posible una vida más digna para la mujer y el hombre. Sólo así será posible una sociedad más humana y más justa donde impere la paz y el amor.


CONCHI VALLEJO E INMA LOUZADO,

(HOAC DE CÁDIZ)





domingo, 21 de noviembre de 2010

GOZOSO HOMENAJE A “PEPE JIMÉNEZ”, por Paco González (Presidente diocesano de la HOAC)


El pasado 25 de agosto fallecía Pepe Jiménez, en Puerto Real (Cádiz), tras padecer una larga enfermedad y 57 años de una vida plenamente comprometida al servicio del mundo obrero y de la HOAC. Pepe fue Secretario General de la Federación Provincial de Servicios Públicos de la UGT, Presidente de la HOAC de Andalucía y Presidente Gral. de la HOAC (1989-1994). Los quince últimos años de su vida los pasó luchando contra la esclerosis múltiple que padecía, sin renunciar a sus obligaciones profesionales y compromiso militante en el sindicato y en la HOAC. Sin embargo, paulatinamente, tuvo que ir reduciendo su actividad conforme avanzaban los dolorosos efectos de la enfermedad.


El 13 de noviembre se celebró un acto en homenaje de Pepe, al que asistieron militantes diocesanos, de diócesis andaluzas, de otros puntos de España, miembros de la Comisión Permanente, antiguos militantes de la HOAC, políticos, sindicalistas, amigos y amigas de Pepe Jiménez. Paco González, presidente diocesano, presentó el acto recordando lo que nuestro compañero había supuesto para la HOAC diocesana por su testimonio de vida, compromiso militante y posterior lucha y activa resignación ante la enfermedad. A continuación, se proyectó un power point con imágenes de la vida familiar, social y militante de Pepe Jiménez.



Finalizada la proyección, varias personas que habían compartido con Pepe experiencias y compromisos presentaron emocionados testimonios de lo que éste había significado en sus vidas. Así, Luis Pizarro y Juan Bouza, Consejero de Gobernación de la Junta y Delegado Provincial de Empleo respectivamente, recordaron los años de amistad y reivindicaciones laborales en el Ayuntamiento de Cádiz, en el que Pepe trabajaba como electricista. Expusieron también la radicalidad evangélica del que fue su compañero, su estilo directo e inmediato en la toma de decisiones, su liderazgo no exento de humildad y volcado en la causa de los pobres del Mundo Obrero. Destacaron, además, la lealtad a sus amigos y su capacidad de persuasión para atraer a los indecisos en las reivindicaciones laborales.


Pino Jiménez, Presidenta Gral. de la HOAC, en sentidas palabras, nos recordó que Pepe Jiménez ya estaba en la Casa del Padre, y que su ejemplo servirá para que otros muchos militantes sigan sus huellas en una época en que la injusticia se ceba en el mundo obrero y, particularmente, en las mujeres. Intervino, a continuación, Juan Fco Garrido “Juanfra”, del Grupo de Trabajo de Formación, y que coincidió con Pepe en la Comisión Permanente. Dirigió un emocionado recuerdo al compañero desaparecido, al que le unieron estrechos lazos de amistad y afecto. Dijo que Pepe fue un hombre de oración perseverante y de profunda espiritualidad, que había conseguido hacer vida el evangelio y la mística de la HOAC. Finalmente, subrayó Juanfra la intensidad con que Jiménez integraba en su vida familiar el compromiso sindical y hoacista.



Margarita, mujer de Pepe, cerró la mesa del testimonio rememorando al marido y padre, que hizo realidad su gran aspiración de tener hijos, y de cuya felicidad por ello fue testigo Margarita. Entre lágrimas y buen humor, hizo mención a los años pasados en Madrid, mientras Pepe fue Presidente, y que calificó de duros e inolvidables. Se refirió también al amor mutuo que se profesaban; al proyecto común de vida que se habían trazado y que la enfermedad no pudo truncar del todo. No podía olvidar los momentos finales de Pepe y su despedida, no sin antes pedir permiso para partir.


Intervinieron algunos asistentes al acto que destacaron la coherencia evangélica de Pepe, incluso no compartiendo con él sus creencias; su valentía y espíritu dialogante, incluso en tiempos de represión. Otros manifestaron el cariño que le tuvieron en vida a él y a su familia, siempre atenta a las necesidades ajenas.


La jornada, plena en vivencias y sentimientos, finalizó con la Eucaristía concelebrada por el obispo diocesano, D. Antonio Ceballos, con varios consiliarios de la Hoac y el director del Colegio Salesiano. En la homilía, D. Antonio recordó a Pepe como el militante obrero cristiano que supo estar en el momento que le pedía la Iglesia y el Mundo Obrero.



LA HOAC DIOCESANA DE CÁDIZ y CEUTA.


miércoles, 17 de noviembre de 2010

ACTO EN RECUERDO DE PEPE JIMÉNEZ EN EL COLEGIO DE SALESIANOS DE CÁDIZ. por Juan Cejudo


Fuente: Blog de "Juan Cejudo"


El pasado sábado 13 de Noviembre asistí a un acto en recuerdo de Pepe Jiménez.


Lo convocaba la HOAC, ya que Pepe fue militante muy activo de este movimiento. Él fue responsable de Andalucía, primero y, posteriormente, a nivel nacional.


Fue un acto muy emotivo para mí por lo que luego diré.


Hizo la presentación Paco González, presidente de la HOAC de Cádiz.




A continuación se expuso en power point una presentación de la vida de Pepe que resultó muy interesante.


A continuación se invitó a subir a la mesa a varias personas que tuvieron contacto con él. Por no alargar demasiado, diré que me parecieron especialmente interesantes las exposiciones de la presidenta nacional de la HOAC y sobre todo de Margarita, su esposa que en no pocos momentos se emocionó y que nos contó sus vivencias desde que se conocieron por primera vez hasta su estancia en Madrid durante la etapa de Pepe como presidente, su vuelta a Puerto Real, la rica experiencia tenida con sus tres hijos, la etapa de su enfermedad y sus últimos momentos.


Las distintas intervenciones de todos los de la mesa nos daban a conocer la hondura de la madurez humana y cristiana del Pepe que yo conocí y con el que compartí muy de cerca casi 20 años de mi vida (aproximadamente desde 1970 a 1990).



Al terminar las exposiciones de los miembros de la mesa, Paco González invitó a algunos de los que estábamos en la sala a poder exponer también nuestras vivencias tenidas con él.


Yo, a pesar de mi emoción que apenas pude contener, pude levantarme para exponer algo de lo mucho que viví junto a él en todos esos años.


Aunque ya lo señalé recientemente en un artículo de este blog titulado "Ha muerto Pepe Jiménez" destaqué en mi intervención cómo le conocí en el año 1970 en unos locales que los jesuitas tenían en la calle Santiago donde se reunían un grupo de jóvenes, si no recuerdo mal, al amparo de un jesuita dinámico: el Padre Marin.


Desde el principio noté que Pepe tenía un especial carisma de líder, de animador nato del grupo. Varias veces estuve en su casa de la calle Benjumeda ( mi madre vivía entonces en la Plaza Viudas, esquina con Benjumeda) y conocí a su madre y hermanos.



En el año 1975 a mí me habían despedido de muchas empresas y no había manera de poder encontrar trabajo. Además, por mis circunstancias como cura obrero, estaba "fichado" de un modo especial.


Decidimos organizarnos los parados. Pepe y yo estuvimos ahí desde el principio, organizando a los parados por barrios, sensibilizando a las asociaciones de vecinos, a los trabajadores en las fábricas ( llegamos a dirigirnos a las asambleas de trabajadores en Construcciones Aeronáuticas, Fábrica de Tabacos, Bazán, Matagorda...).

Insistíamos mucho en el sinsentido que tenían las muchas horas extras que se echaban mientras miles de trabajadores no podían encontrar un empleo... Fue una experiencia dura para nosotros y al mismo tiempo ilusionante.


Hicimos pegatinas para sensibilizar a la población gaditana con el problema del paro. Hicimos una revistilla ( que aún conservo) que se llamaba "La Voz de los parados". Convocamos asambleas en los locales del ya extinto "Sindicato vertical" que era el único que existía en aquella época de Franco.


Tuvimos entrevistas con el Gobernador Civil, quien casi nos echa a patadas de su despacho...


Y también, ya en el año 1977, en los albores de la democracia, una concentración frente al Gobierno Civil. Allí estábamos muchísimos parados. La policía nos dió dos minutos para disolvernos. Pepe y yo estábamos siempre juntos. Yo veía que nos iban a detener si no nos disolviamos. Pero Pepe, que era el líder, no estaba por la labor de disolvernos.


Él quería a toda costa convencer a los policías de que debían de estar con nosotros, con el pueblo, porque nuestra causa era justa. Él seguía insistentemente dirigiéndose a los policías para convencerlos. Yo miraba el reloj y veía que el tiempo de los dos minutos se terminaba. Pero de allí nadie se movía.


Efectivamente, a los dos minutos, a Pepe la policía lo detuvo y lo metió en el jeep. A mí no me detuvieron. Pero yo me metí en el jeep con Pepe. No quería dejarlo sólo.


Era admirable cómo Pepe, dentro del jeep, seguía insistiendo en querer convencer a los policías para que se unieran con nosotros.


Pero aquellos policías franquistas no estaban por la labor. Estaban en silencio escuchando durante todo el recorrido ( desde el Gobierno Civil hasta la calle Isabel la Católica que era donde estaba entonces la Comisaría) las arengas que Pepe les echaba con garra, con fuerza y con convencimiento.


Así hasta que llegamos. Luego, aquella comisaría se fue llenando de gente que venía de todo Cádiz para solidarizarse con nosotros. Recuerdo que un famoso policía, Jesús Charro, ya fallecido, decía al ver la comisaría llena de gente "¿Pero de dónde sale tanta gente?". Y al poco tiempo nos dejaron en libertad.


Luego, en diciembre de 1979, aquel amplio movimiento de parados de Cádiz desembocó en aquel famoso encierro en la iglesia de Santo Domingo de unos 40 parados y que duró un mes más o menos. Yo acababa de empezar a trabajar en una cooperativa de consumo, pero estuve con Pepe apoyando aquel encierro día tras día.


Con Pepe también tengo el entrañable recuerdo de haber estado en mi boda. Nos casamos tres parejas de parados el mismo día una detrás de otra.


Además de la familia de cada uno de nosotros, los 40 parados estuvieron presentes en las tres bodas. Recuerdo que el juez, al ver que la gente no se iba, sino que se quedaba, decía "¿pero qué pasa que la gente no se va?"


Ya por ese tiempo Pepe y yo pertenecíamos a una misma comunidad cristiana de base. Nos reuníamos en las casas y celebrábamos la Eucaristía.


La misma noche, después de casarnos por lo civil, celebramos la Eucaristía en un piso del barrio de Sta. María con un buen número de vecinos y amigos. Pepe y yo estábamos allí. Y seguimos en aquella comunidad algunos años (no recuerdo bien cuántos), hasta que ya Pepe se fue a vivir a S. Fernando y nos fuimos dispersando.


Recuerdo también aquel artículo que escribimos sobre el Carnaval de Cádiz Pepe, Enrique Blanco y yo y que publicó la Revista "Noticias Obreras" de la HOAC.


Cuando Pepe entró en la HOAC (por cierto que recuerdo haberle dejado algunos números de la Revista cuando él aún no conocía a la HOAC), él nos invitaba a mi mujer y a mí a participar en algunos encuentros. Ahí está la foto de aquel encuentro celebrando un Día de la HOAC en Facinas en el año 1984 donde Pepe aparece detrás de una mesa. Mis hijos eran muy pequeños.






Luego, lamentablemente, fuimos perdiendo el contacto Pepe y yo. Yo calculo que a partir de los años 90. Nosotros nos fuimos en el 92 a vivir a La Línea por problemas de trabajo donde estuvimos 11 años. Él tenía ya una mayor responsabilidad con cargos en la HOAC, primero en Andalucía, después a nivel nacional.


Recuerdo que estuvimos en su boda y quiso que tocara la guitarra (por cierto que me hubiera gustado poder tener alguna foto de recuerdo de aquel día y no la tengo). Desde entonces fuimos perdiendo el contacto.


Pero el recuerdo que yo tengo de él es magnífico. Su mirada refleja lo que era: un hombre limpio, honesto, un hombre de los de verdad, buena gente, sencillo, afable, un hombre con una gran fuerza interior,aunque con su carácter cuando hacía falta tenerlo...


Sobre todo, un hombre con una gran fe, con una gran vivencia cristiana. Sé que Jesucristo era su referencia en la vida e intentaba imitarle y procurar caminar en la vida con su estilo.


De verdad que hombres así no hay muchos.


Creo que su mujer, sus hijos, sus hermanos y demás familiares pueden sentirse verdaderamente orgullosos de él. Ha sido un verdadero ejemplo de vida.


Del público también intervino Carmen Chico para recordar, con toda razón, a Lorenzo. Porque para nosotros siempre eran Pepe y Lorenzo, los dos hermanos, que siempre estaban juntos. Y también intervino Arauz que recordó facetas vividas con él en la militancia en UGT.


Después determinar este acto cívico, tuvo lugar una misa , presidida por el obispo Antonio Ceballos.


Pepe Jiménez se merecía realmente este acto en su recuerdo.

comentarios:

HOAC de Cádiz dijo...

Nuestro muy querido Juan Cejudo:

Muchas gracias por tu artículo sobre el acto en memoria de nuestro Pepe Jiménez, que goza ya de la plenitud de la vida eterna en el seno del Padre. Has sabido recoger perfectamente, en tu artículo, todo lo que vivimos en ese acontecimiento “presente de plenitud” que tan intensamente nos emocionó a todos. Y que la HOAC, queremos que sea el “pan de comunión” que tú nos ofrece, y que por nuestra parte, vamos a partir y repartir, como en la multiplicación de los panes y los peces, a quienes sufren en debilidad y pobreza.

Para que nuestro común querido amigo “Pepe Jiménez”, siga siendo un testimonio vivo “resucitado” del “proyecto evangelizador” de cada militante obrero cristiano y del “quehacer apostólico comunitario” de la HOAC, como movimiento al que perteneció "Pepe" durante más 30 años.

Muchas gracias Juan por tu “presencia” en la realidad de los que sufren.

Con todo nuestro cariño recibe nuestro abrazo fraternal.

Como dijo “Juanfra” a la finalización de su intervención en el acto:

¡Hasta mañana en el Altar de la Vida!


LA COMISIÓN DIOCESANA DE LA HOAC

Comentarios:

Pedro Castilla dijo... Queridos amigos: Enhorabuena por el acto homenaje a nuestro resucitado Pepe Jimenez. Estuvo precioso. Nos gustó mucho la intervencion de la Presidenta Gral. de la HOAC y del miembro del grupo de formación de la Comisión Permanente. Muy profundas, humanas, solidarias y cristianas palabras.

Muy sentida fue la intervención de Margarita, viuda de Pepe, que dió todo un testimonio de lo que es un proyecto de vida en común en el matrimonio cristiano, hasta sus últimas consecuencias. Estuvo para salirse del Planeta.

Y por supuesto la conducción de Paco. Todo estuvo muy bien. El espíritu de Pepe Jimenez y de la querida HOAC, estaba presente.

Un fuerte abrazo.


lunes, 15 de noviembre de 2010

PRESENTACIÓN DE LA AGENDA LATINOAMERICANA 2011


Queridos amigos/as:


El proximo Jueves 18 de Noviembre a las 19.30 horas, en la Universidad de Cadiz Paseo Carlos III, 3. 11003 Cádiz, el Comite Oscar Romero, presentara la Agenda del 2011 con el tema: ¿Que Dios?. ¿Que Religion?.


El presentador es Fernando Bermudez, gran amigo del Comite de Cadiz. Es medico y sacerdote, ahora secularizado.





Ha estado mas de 30 años en Guatemala, llevando programas de Salud, de Pastoral, de Derechos Humanos...


Vivió con sus feligreses 8 años en los campos de refugiados de Chiapas, al tener que huir todos durante la guerra, al sur de Mexico.


Participo en los acuerdos de paz.


Quizo volver a España cuando asesinaron a su amigo y compañero de trabajo el obispo Gerardi, pero ni el pueblo, ni la Conferencia Episcopal lo dejaron.


Retorno a su Murcia natal el año pasado.


Ha escrito numerosos libros.


Es una persona muy querida en Guatemala y en Latinoamerica.


Creo que merece la pena escucharlo ya que, con toda seguridad, disfrutaremos y nos enriqueceremos.


Un fuerte abrazo


De Pedro Castilla




CONFERENCIA-COLOQUIO

"¿QUÉ DIOS? ¿QUÉ RELIGIÓN?"

POR FERNANDO BERMÚDEZ LÓPEZ

JUEVES, 18 DE NOVIEMBRE - 19:30H

SALA ARGÜELLES

AULARIO “LA BOMBA”

Paseo Carlos III, 3. 11003 Cádiz


CARTEL MIRADAS CON LUPA 4.10
Acción Social y Solidaria en colaboración con el Comité de Solidaridad Oscar Romero de Cádiz organiza el cuarto acto del ciclo Miradas con Lupa, en esta ocasión y bajo el título “¿Qué Dios? ¿Qué Religión?”, contaremos con la presencia de Fernando Bermúdez López, misionero, cofundador de la revista “Voces del tiempo” y Catedrático de Espiritualidad, Ética y Teología.


En el mismo acto se presentará la Agenda Mundial Latinoamericana 2011, conocida herramienta pedagógica y de sensibilización que este año lleva por título “¿Qué Dios? ¿Qué Religión?".


Como cuenta Pedro Casaldáliga en su presentación: Esta Agenda, que ha costado muchos intercambios con respecto al tema y a las implicaciones que el tema trae consigo, ofrece un elenco bastante completo de aspectos.

La historia de las religiones y del ateísmo o la increencia.

La diferencia y complementariedad entre espiritualidad y religión.

La religión que fomenta y justifica guerras.

El espiritualismo, el fundamentalismo, la alienación, denunciados tantas veces y persistentes ayer y hoy.

La necesidad del diálogo inter-religioso.

El macroecumenismo.

La sacralización del poder, del lucro, del consumismo.

La caída, entonces, de viejos dioses substituidos por dioses nuevos.

La necesidad, la sed vital, de respuesta a las interrogaciones mayores del corazón humano.

La búsqueda de sentido para la vida personal y para la sociedad humana como un todo."


Como todos los años además de para uso personal, esta Agenda está pensada como un instrumento pedagógico para comunicadores, educadores populares, agentes de pastoral, animadores de grupos, militantes...


Los textos son siempre breves y ágiles, presentados bajo la concepción pedagógica de la «página-cartel», pensada y diagramada de forma que, directamente fotocopiada, pueda ser entregada como «material de trabajo» en la escuela, en la reunión de grupo, en la alfabetización de adultos... o expuesta en el tablón de anuncios. También, para que esos textos puedan ser transcritos en el boletín de la asociación o la revista del lugar.


viernes, 12 de noviembre de 2010

CURSO DE DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA EN CÁDIZ, PARROQUIA DE «SAN JOSÉ»


 Benedicto XVI                                                      Papa León XIII
          19 de abril de 2005 - _................                                   20 de febrero, 1878 – 20 de julio, 1903


CURSO DE DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA EN CÁDIZ,
PARROQUIA DE «SAN JOSÉ»


Nos hacemos eco, del Curso de Doctrina Social de la Iglesia, que se ha iniciado en la Parroquia de San José de Cádiz, sita en Avda. de Andalucía entre c/ Poeta Nieto y c/Jesús de la Paz. Cuyas sesiones tienen lugar todos los jueves de 18:30-19:30 horas en los salones parroquiales.


Los profesores que están impartiendo este Curso de D.S.I., son:


• Dña. María del Carmen Fernández Sánchez,
Directora del Instituto Internacional de Teología a distancia
(Centro asociado de Cádiz), y


Manuel López López, Delegado Episcopal de Anuncio y Proclamación y Director del Secretariado de Catequesis.


Este curso de D.S.I., es continuación del temario básico del tronco común de la formación del Instituto de Teología a Distancia San Agustín de Madrid (extensión de Cádiz), que se ha venido estudiando durante los cuatro años anteriores y que son:

1. Revelación y Fe - Mensaje Cristiano I

2. Biblia y Jesucristo – Mensaje Cristiano II

3. Iglesia y Sacramentos – Mensaje Cristiano III

4. Moral cristiana – Mensaje Cristiano IV


El curso de D.S.I., lo forman 11 unidades didácticas y una introducción general.


Las personas interesadas, pueden dirigirse a dicha parroquia para recibir información.


El esquema de cada unidad didáctica es el siguiente:

CONTENIDO:


INTRODUCCIÓN GENERAL

U.D. 1: Aspectos generales de la Doctrina Social de la Iglesia:
- Definición de la Doctrina Social de la Iglesia (DSI)
- Los documentos principales que contienen la DSI
- División de la DSI: General y Especial
- Las fuentes de la DSI: Revelación y razón
- El recurso a las Ciencias Sociales
- La legitimidad de la DSI
- Los géneros literarios

U.D. 2: La dimensión histórica de la DSI
- La DSI anterior al siglo XX
- La formación de la DSI en la época contemporánea

U.D. 3: Principios, criterios y orientaciones de la DSI
- Los principios generales de la DSI
- Los criterios de juicio para enjuiciar correctamente las realidades sociales
- Las directrices para la acción social

U.D. 4: La persona humana: derechos y deberes
- La antropología cristiana
- Los derechos humanos y la Doctrina Social de la Iglesia
- Cuadro de los derechos del hombre
- Los deberes del hombre
- Los derechos y deberes del gobernante
- Los derechos y deberes de los pueblos

U.D. 5: El principio de solidaridad humana
- Dos datos de situación
- Definición de la solidaridad
- La solidaridad como principio de la DSI Sus grados
- La opción preferencial por los pobres. Sus características
- El destino universal de los bienes de este mundo
- Corolario sobre el principio de solidaridad
- Derivaciones de carácter sociológico

U.D. 6: El principio del bien común (o de convergencia en el bien común)
- Presupuesto inicial del tema
- El hombre, como persona, sujeto capital de la vida en sociedad
- La autoridad también es sujeto capital de la vida asociada
- La definición completa del bien común



U.D. 7: El principio de la acción subsidiaria de la autoridad
- Análisis de la Quadragesimo Anno (nII. 79-80)
- Reflexiones sobre la naturaleza: trascendencia de la subsidiariedad

U.D. 8: El principio de participación
- Fijación, sentido y desarrollo del principio de participación
- Definición del principio de participación
- El principio de participación: causas de su relieve en la reciente DSI
- Proceso de ampliación del principio de participación
- El principio de participación: sus ámbitos y consecuencias

U.D. 9: El principio de la concepción orgánica de la vida social (I)
- Indicación cronológica líneas de desarrollo del tenia
- La tendencia asociativa y el derecho natural de asociación
- El derecho de asociación
- Las entidades intermedias, un término nuevo significativo

U.D. 10: El principio de la concepción orgánica de la vida social (II)
- La historia del término "socialización" en la DSI
- Contexto histórico de la socialización
- Definición de socialización
- Causas concretas de la socialización
- Valoración: juicio crítico sobre la socialización


U.D. 11: El principio de la justicia social
- El sustantivo, el adjetivo y el término compuesto: "Justicia social"
- La novedad semántica de la justicia social en la DSI
- La historia del término "Justicia social"
- en los documentos sociales del Magisterio
- Dinamismo de la justicia social: tres funciones del derecho justo la justicia social





La D.S.I., supuso para el Movimiento Obrero naciente de finales del siglo XIX, el poder construir una conciencia liberadora para los pobres; a los que dota de una identidad, de una esperanza y de una utopía.




La luchas inspirada en la D.S.I. generó una voluntad política, que va a conseguir la mayoría de los derechos que hoy tenemos: derechos de asociación, de voto, derecho de ejercer cargos políticos y públicos, la jornada de los tres ochos (8h. de trabajo, 8h. de vida familiar, 8h. de descanso) por los que murieron muchos trabajadores el 1 mayo de 1868, la asistencia sanitaria, la educación, las pensiones, la vivienda, el derecho al trabajo.


La reflexión sobre la situación de explotación, precariedad, pobreza y paro que sufre el mundo obrero y del trabajo, dio lugar a que el Papa León XIII publicara, en 1891, la Encíclica «Rerum Novarum» (Cosas Nuevas). Las cosas nuevas de las que también se hace eco Juan Pablo II, en la Encíclica «Laborem Exercens» (L.E. 8.2). Y que la Iglesia las condena de forma clara y contundente (en R.N. 2)


En el cuarenta aniversario de la Rerum Novarum, en 1931, el Papa Pío XI publicaba la encíclica «Quadragesimo Anno» (Sobre la restauración del orden social en plena conformidad con la ley evangélica) En ella se condena al liberalismo económico (Q.A. 37)


Esta doctrina de la Iglesia se ha ido profundizando y ampliando con el tiempo y constituye hoy uno de los principales tesoros de nuestra fe.


El razonamiento de la Iglesia descansa en dos postulados fundamentales de su Doctrina Social: El Destino Universal de los Bienes y el Derecho de Propiedad Privada.


En el primero, la Iglesia defiende que todos los bienes han sido creados por Dios para que sirvan a todas las personas. En el segundo, la Iglesia defiende que toda persona tiene derecho a poseer lo necesario para vivir con dignidad, porque esa posesión de lo necesario es lo que le permite ser libre y no depender de nadie.


En virtud de estos principios, la Iglesia siempre ha condenado la apropiación de lo superfluo y nos ha hecho responsables de la pobreza del otro.


Como muestra, tenemos lo que nos han venido diciendo los santos padres, y en especial San Basilio a principios del siglo IV


«Si cada uno tomara lo que cubre su necesidad y dejara lo superfluo para los necesitados, nadie sería rico, pero nadie sería tampoco pobre. ¿No saliste desnudo del vientre de tu madre? ¿No has de volver igualmente desnudo al seno de la tierra? Ahora bien, lo que ahora tienes, ¿de dónde procede? Si respondes que del azar, eres impío, no reconociendo al Creador y no rindiendo gracias al que te lo ha dado. Mas si confiesas que todo te viene de Dios, dinos la razón por que lo has recibido… …Del hambriento es el pan que tú retienes; del que va desnudo es el manto que tú guardas en tus arcas; del descalzo, el calzado que en tu casa se pudre. En resolución, a tantos haces agravios, a cuantos puedes socorrer» (S. Basilio [139] 7.1 - [140] 7.2)


Como conclusión, podemos resumir, que, cuando la persona usa su libertad para romper el proyecto humano que Dios ha creado, genera una terrible injusticia.


Vivir desde el poseer, el poder y el consumo instintivo es malo, porque genera injusticia, opresión y pobreza en el otro. Esta es la contraposición que Jesús hace entre acumular riquezas para sí o ser rico para Dios. (Mt 6,19-33 y Lc 12,15-21)


Rovirosa, el fundador de la HOAC, decía que una de las consecuencias es que se había introducido como principio organizador de la sociedad la lucha por la existencia en lugar de la colaboración por la existencia.


Esto es: las personas tienen que vivir enfrentándose unas a otras; cuando han sido creadas para amarse unas a otras, para vivir en comunión, para ser UNA.


Conectando con lo que nos dice nuestro obispo D. Antonio Ceballos Atienza en su Carta Pastoral: “Dando a la Familia su valor”, publicada con motivo de la XXXII Semana de la Familia de este año, en su punto 5:


“La familia cristiana es una comunión de personas,
reflejo e imagen de la Trinidad”



Que lo venimos reflexionando los militantes en la HOAC, en la que nos hemos hecho la pregunta: ¿cómo vivir la comunión en nuestro hogar y familia como camino para configurar y construir un proyecto de vida cristiano, profundamente humano y encarnado en la debilidad del mundo obrero?.




“Los militantes cristianos, como personas, no formamos parte de la realidad como individuos aislados. La familia es la comunidad primaria y fundamental donde los militantes viven y construyen su proyecto de vida, su humanización, tanto en la sociedad como en la Iglesia. Es necesario caer en la cuenta de que nuestras familias son parte fundamental de nuestra vida cristiana y nuestra militancia y por ello se han de convertir en espacios abiertos desde los que construir el Reino de Dios”.

   
El ser humano como ser político
La dignidad de la persona
La solidaridad con los empobrecidos
     
El bien común
El destino universal de los bienes y el derecho a la propiedad
La Responsabilidad Humana en la Natrualeza
     
Solidaridad y subsidiaridad
La participación en la vida política
La verdad, la justicia y la libertad
     
La comunidad internacional y el derecho al desarrollo
Las migraciones y el derecho del emigrante
La comunidad política - Sociedad, instituciones sociales y Estado
     
La democracia como sistema político
Iglesia y comunidad política: democracia laica y religión pública
Un bien de la persona y de la sociedad al servicio de la vida
     
Comunidad de personas al servicio de la sociedad
El trabajo convertido en mercancía
 
XII Asamblea General de la HOAC

     
HOAC - COMISIÓN PERMANENTE
ALFONSO XI, 4 - 4º · 28014 MADRID
Tlf.: 91 701 40 87 FAX: 91 522 74 03
e-mail: organizacion@hoac.es