HOA DIOCESANA DE CÁDIZ Y CEUTA

[hoac.gif]










UNA MIRADA CRISTIANA DEL TRABAJO HUMANO Y EL BIEN COMÚN
¡ACOGE, ABRAZA, CUIDA, ACOMPAÑA...!
LA VIDA DEL MUNDO OBRERO, CON MISERICORDIA Y COMPASIÓN.


¡Bienvenido/bienvenida! al "blog" de la HOAC diocesana de Cádiz y Ceuta.


sábado, 11 de octubre de 2014

DESPEDIDA DE PACO GONZÁLEZ
COMO PRESIDENTE DIOCESANO.
SALUDO DE PEPE CARRASCOSA
COMO CANDIDATO

El pasado jueves 02 de OCTUBRE de 2014, en Cádiz, en la Parroquia de La Asunción de Ntra. Sra. sita en c/ Alcalde Blázquez, 11 en el Barrio de Cerro del Moro, tuvo lugar la Asamblea diocesana de la HOAC de Cádiz y Ceuta.

En ella tuvo lugar la despedida de Paco González como Presidente diocesano de la HOAC y el saludo a la Asamblea diocesana de Pepe Carrascosa como candidato propuesto.

Recogemos las sentidas palabras que nos hizo llegar Paco González:


SALUDO A LA ASAMBLEA Y DESPEDIDA DE PACO GONZÁLEZ COMO PRESIDENTE DIOCESANO.
«Queridos compañeros y compañeras:

Más que daros la bienvenida, ya que tod@s hemos quedado convocados en esta Asamblea diocesana de la HOAC de Cádiz y Ceuta, me es grato saludaros y despedirme al mismo tiempo, como Presidente diocesano, tras cuatro años en esta responsabilidad y un año más como responsable de difusión.

Me habría gustado que l@s compañer@s, ausentes por diversos motivos personales, hubiesen estado en este momento solemne de la elección de un nuevo presidente, en la persona de Pepe Carrascosa, que tan generosamente ha aceptado ser responsable de representación de nuestra HOAC diocesana.

Siento también la ausencia de Toñi, por motivos de trabajo.  Me preocupa su imposibilidad para asistir a la mayoría de las reuniones de equipo y actividades diocesanas.  Como sólo tiene la posibilidad de una semana al mes libre por las tardes, pienso que ella debería presentar su calendario de trabajo y nosotros estar más atentos a sus posibilidades, a fin de facilitarle una asistencia más asidua al equipo y actos comunitarios.

Por otra parte, ante la asamblea, agradezco de corazón a Toñi, el haber aceptado con resignación mis ausencias de casa los fines de semana, con motivo de mis desplazamientos a C.G., la preocupación añadida de que fuera solo en estos viajes y las muchas horas de trabajo ante el ordenador o preparando reuniones y actividades.  Ella, con su esfuerzo, ha contribuido a que yo haya podido desarrollar con normalidad mis responsabilidades.

A pesar de todo, ser presidente me ha permitido participar de forma muy activa en la vida organizativa y comunitaria de la HOAC y en la de l@s militantes, en particular en sus preocupaciones, dificultades y expectativas del día a día.

He sentido una gran satisfacción al representar a la HOAC.  Por supuesto, no me ha movido protagonismo alguno sino el afán de que nuestro movimiento fuera conocido en las parroquias, en el Obispado, en las asociaciones laicas y confesionales.  He llegado allí donde he podido, y no de forma desordenada, sino fiel a mi PPVM (Proyecto Personal de Vida Militante), dando, por tanto, prioridad a la vida de la HOAC.

He trabajado con ilusión en la preparación de los materiales de Comisión General y en sus reuniones, donde he podido tomar el pulso y estar al día de los objetivos, reflexiones y propuestas de la HOAC General.  Ha sido para mí un placer servir de puente entre la HOAC diocesana y la comisiones General y Permanente.  Sé que ahora van a ser otros tiempos, pero, aun teniendo en cuenta las conclusiones del último retiro diocesano, que aconsejaban el realismo en las actividades, me atrevo a proponer que nos marquemos una dinámica de mínimos que salve la conexión con las comisiones citadas, y más ahora, que vamos a preparar la XIII Asamblea General, a celebrar (Dm) en agosto de 2015 (del 13 al 16); con los pies en la tierra, a ras de nuestra realidad hoacista, diocesana y obrera, pero dejando los canales de comunicación abiertos y fluidos.

Gracias a Pepe Carrascosa por dar el paso.  Sé lo que te ha costado tomar esta decisión.  Te ha movido, sin embargo, el noble afán de agradecer a Dios que te haya ido abriendo puertas en la vida, en la salud y en las dificultades de tu militancia.  Si me permites un consejo, como antecesor en la responsabilidad, ve paso a paso, con paciencia, haciendo uso de tu capacidad de análisis -que la tienes- con realismo y apertura al diálogo.

Finalmente, no me queda más que dar gracias a l@s militantes diocesan@s en general, a mi equipo, que me ha apoyado en el desempeño de mi función, y a los compañeros de la Comisión Diocesana, con los que he compartido muchas horas de reflexión y toma de decisiones para dar cumplida respuesta a las planificaciones de los distintos niveles y dinamizar la vida de la HOAC de la Diócesis de Cádiz y Ceuta.

Gracias a todos y a todas.

Paco González»


La HOAC diocesana de Cádiz y Ceuta y sus militantes, agradecemos a nuestro querido compañero, amigo y hermano Francisco J. González Álvarez, los cuatro años entregado a la HOAC diocesana en la responsabilidad de Representación (Presidente diocesano) y a la HOAC como miembro de Comisión General.  Recordamos que Paco González, fue propuesto por la Asamblea diocesana de fecha 2 de julio de 2010 y nombrado por el Obispo diocesano D. Antonio Ceballos Atienza, con fecha 14 de julio de 2010, por el plazo de cuatro años (fue publicado su nombramiento en el Boletín Oficial del Obispado núm. 2576, pág. 747, con núm. de registro del documento C/0429/10).


Este verano, el pasado 29 de agosto, nos hacía llegar nuestro también querido compañero, amigo y hermano Pepe Carrascosa, la siguiente reflexión, en la que tomaba la decisión de ofrecerse a esta responsabilidad y servicio.  Nos decía así Pepe:


«Compañer@s de C.D. y militantes de la HOAC de Cádiz:

Desde que Paco González nos comunicó el término de su mandato como presidente diocesano y su decisión de no continuar como tal más tiempo.  La situación en que quedaba la HOAC diocesana al no haber candidato/a para tal fin me ha preocupado por la incierta situación en que quedaba nuestro movimiento.  Ha transcurrido el verano y se aproxima el inicio del curso y no se ha producido cambio alguno que mejore el problema, seguimos sin que haya disponibilidad por parte de nadie de nosotros, aparte de los que hoy ya están desempeñando una en C.D., comprendo y comparto todas las razones esgrimida por los compañer@s, yo también expuse las mías, mis limitaciones físicas de la vista y de las rodillas, aunque también había una basada en mi comodidad.

Durante el tiempo transcurrido no he dejado de reflexionar, leer y orar, estando en comunicación con mi equipo.  En estos momentos he ido mejorando bastante de las intervenciones quirúrgicas y aun espero mejorar más.

Ya solo me quedaba por superar la comodidad y el miedo ante esa responsabilidad que se me echaba encima.

El cariño que a todos vosotros os tengo y la seguridad de lo necesaria que es la HOAC para Cristo, para la Iglesia y para el mundo obrero fueron ablandando mi corazón y mi confianza en Dios y fui recordando las palabras que Cristo nos dejó antes de volver con el Padre: "Yo estoy con vosotros todos los días hasta el final del mundo" (Mt 28,20).  Luego si Cristo está con nosotros, entre nosotros, que he de temer, si fue Dios el que me dio la vida, si Él conoce todas mis interioridades (pecados y virtudes, más de lo primero que de lo segundo), podría Él acaso dejar que yo malograse su obra, por lo tanto ya no me quedan excusas.

Soy consciente de los difíciles .momentos que vivimos en la diócesis a nivel de obispado y de que quizá nos toquen tiempos de caminar por el desierto y con escasos frutos con que alimentarnos.

Todo esto lo he discernido con mi equipo y mi decisión de presentarme a la responsabilidad de representación diocesana, lógicamente esto ha de ser votado en A.D. en fecha posterior aunque cercana al retiro diocesano, al igual que la prioridad de la difusión de la HOAC.

Un abrazo en Jesús obrero.
Pepe Carrascosa».

La Asamblea diocesana agradece y acepta el gesto y la disponibilidad de Pepe Carrascosa.


SALUDO A LA ASAMBLEA DIOCESANA DE PEPE CARRASCOSA COMO CANDIDATO PROPUESTO.

«Bueno hermanos: reconozco que presentarme como candidato para la responsabilidad de representación no es muy ortodoxo, esto puede parecer una muestra de vanidad por mi parte.  Os aseguro que no es así, de igual manera el no ofrecer mi disponibilidad para prestar este servicio seria por mi parte una muestra de falsa humildad.

Perdonad la comparación que os voy a hacer, pero puede ayudar a comprender esta opción que hoy nos reúne.

Las llamadas al seguimiento, Jesús las hacía, yendo directamente en busca de quienes él quería, ahí tenemos la elección de Pedro, Juan, Mateo, etc.  Pero Jesús también se hizo el encontradizo, como hizo con Natanael, Andrés o Felipe, yo humildemente me considero ser de estos últimos, que aunque todos eran discípulos de Jesús estos eran de los menos importantes.

Fijaos que estos tuvieron escasa participación, según leemos en los Evangelios, yo solo los recuerdo en el Evangelio de Juan tras el regreso de Jesús del desierto, cuándo "dos de ellos siguieron a Jesús.  Jesús al darse cuenta que le seguían se volvió y les preguntó.  Qué buscáis? ellos contestaron, Rabí dónde vives?  Venid y lo veréis les respondió Jesús, se fueron con Él, vieron donde vivía y pasaron el día con Él"

Como podéis ver yo no soy como Pedro, Juan [apóstoles], Paco Gueto, Chani o Paco González [los tres anteriores presidentes diocesanos habidos], que fueron llamados directamente por Jesús, fueron propuesto para esa misión.  Yo sencillamente salí al camino y en él me ha visto Jesús, no había nadie más en el camino, ojalá hubiesen habidos otras opciones.

Yo únicamente me ofrezco a serviros a vosotros, a los obreros, a la HOAC, a la Iglesia y a Cristo.  Yo confío que con vuestra ayuda y la de Dios pueda hacer fructífero este servicio.

Cuando tomé esta decisión pensé también en esa frase de Cristo: "Quien quiera seguirme, que cargue con su cruz y me siga", en ese momento pensé, pero si mi cruz está ya rota de tanto cargar con ella, como rota está las vidas de tanta gente de mi pueblo a los que nos debemos.  Pero que se haga tu voluntad Padre, no la mía.

En ello estamos en estos momentos.  Son tiempos difíciles los que vivimos en la sociedad y en la Iglesia, somos pocos y con muchas dificultades, pero también tenemos un extraordinario compañero de viaje, es Jesús de Nazaret, Él nos anima a seguir el camino, Él nos levanta y nos sacude el polvo cuando caemos, nos protege del calor y del frío, Él tiene puesta su mirada en cada uno de nosotros para que ninguno se quede atrás y se pierda.

Y Él solo "nos pide que nos amemos los unos a los otros como Él nos ama" y amándonos compartiremos alegrías y dificultades, nos corregiremos mutuamente y saldremos en defensa los unos de los otros.

Entonces dirán "mirad como se aman" y querrán conocernos y seguirán a Cristo.

Os parece un deseo de buenas intenciones esto que os digo? o es una obligación de todo seguidor de Jesús de Nazaret.

Un favor os pido, rezad por mí, voy a necesitar de muchas oraciones, de vuestras experiencias, de vuestros consejos... también de vuestra entrega por la causa de los obreros, de los pobres, que también es la causa de Cristo.

Un abrazo.  Pepe Carrascosa»


Una vez aprobada por unanimidad la candidatura de nuestro querido hermano: JOSÉ MANUEL CARRASCOSA FREYRE y pueda ser elegido Presidente diocesano de la HOAC, se comunica esta propuesta al Vicario General, para que el Obispo diocesano D. Rafael Zornoza Boy, de su bendición, en forma de nombramiento, para mayor gloria y servicio de esta Iglesia diocesana que somos, enviada, con el único y maravilloso tesoro de nuestras pobres fuerzas y la ayuda del Altísimo, a la evangelización de nuestro querido mundo obrero y del trabajo.

Damos gracias al Padre por esta elección en la que nos hemos sentido interpelados e iluminados por el Espíritu de Jesús.