HOA DIOCESANA DE CÁDIZ Y CEUTA

[hoac.gif]










UNA MIRADA CRISTIANA DEL TRABAJO HUMANO Y EL BIEN COMÚN
¡ACOGE, ABRAZA, CUIDA, ACOMPAÑA...!
LA VIDA DEL MUNDO OBRERO, CON MISERICORDIA.


¡Bienvenido/bienvenida! al "blog" de la HOAC diocesana de Cádiz y Ceuta.


martes, 31 de agosto de 2010

FOTOGRAFÍA CON PEPE JIMÉNEZ, 2 de OCTUBRE de 1998 y E-MAIL


Foto que nos envía nuestro amigo José Luis Sacaluga Rabello.
Pepe Jiménez, primero de la derecha en la fila superior.


Querdios amigos/as:

Publicamos esta fotografía, que nos hace llegar nuestro amigo José Luis Sacaluga Rabello, a quien se lo agradecemos con esta publicación, con la que pretendemos que esta aportación quede recogida en la  Memoria de Pepe Jiménez.

Pepe Jiménez, nace en Barbate (Cádiz) en el año 1953, tenía 57 años cuando fallecía el pasado 25 de agosto de 2010. Pepe Jiménez ingresa en la HOAC en el año 1977, y es elegido Presidente General de la HOAC de 1989 a 1993. Estaba casado y tenía tres hijos (dos hijas y un hijo)

La fotografia está realizada el 3 de octubre de 1998, en la Parroquia de San Francisco Javier de Cádiz, tras la celebración de la Eucaristía de acción de gracias, por la incorporación a la HOAC de Nani, Antonio Cornejo y J.L. Sacaluga.

Pepe Jiménez es el primero de la derecha en la fila superior.



APROVECHAMOS ESTA ENTRADA PARA DEJAR RECOGIDO
EL TEXTO DEL CORREO ELECTRÓNICO ENVIADO A NUESTROS DESTINATARIOS, EN MEMORIA DE NUESTRO HERMANO PEPE JIMÉNEZ



Querido amigo/a:

Reciba un saludo muy cordial de la HOAC diocesana, adjuntamos las dos últimas entradas que hemos publicado en nuestra Web y en nuestro Blog, en memoria de nuestro querido hermano Pepe Jiménez, fallecido el pasado 25 de agosto, a la edad de 57 años, que podéis ver en:


http://www.redasociativa.org/hoac/modules.php?name=News&file=article&sid=1420

http://hoaccadizyceuta.blogspot.com/2010/08/la-voz-de-cadiz-se-hace-eco-del.html


http://www.redasociativa.org/hoac/modules.php?name=News&file=article&sid=1421

http://hoaccadizyceuta.blogspot.com/2010/08/hasta-siempre-amigo-pepe.html

Ahora, nos encontramos con la dicha de poder interceder ante él, para que junto con G. Rovirosa y todos los militantes que nos han precedidos, nos ayuden a hacer realidad el reino de Dios en el mundo obrero. Tal como pedimos en nuestra oración a Jesús Obrero:



Que tu Reino sea un hecho
en las fábricas, en los talleres,
en las minas, en los campos,
en la mar, en las escuelas,
en los despachos y en nuestras casas.

Que los militantes que sufren desaliento
permanezcan en tu Amor.

Y que los obreros muertos
en el campo de honor del
trabajo y de la lucha,
descansen en paz.



Con Pepe Jiménez compartimos la “verdad profunda”: «Solo, no podemos cambiar el mundo; pero si podemos cambiar nuestro pequeño mundo» «Solo, no podemos transformar la sociedad; en comunión, junto con otros, si podemos» «Conseguir la perfecta comunión es una utopía, pero dar un paso hacia ella es un avance para lograrlo» «Lo que más oculta el rostro de Dios es la injusticia que existe en el mundo, la justicia hace resplandecer el rostro de Dios» ...


Seguir los pasos de Pepe Jiménez es ser “Testigos de Jesucristo en el Mundo Obrero”, por ello, nuestro COMPROMISO -como decía Rovirosa- es ACCIÓN DE GRACIA. Así lo confirmábamos en la Eucaristía que celebramos el día en el que Pepe nos precedía ante el Padre. Donde nos comprometimos con la Acción de Gracias en aquello que tanto anhelaba Pepe: trabajar por la evangelización del Mundo Obrero, y hacerlo en los sectores que con más radicalidad están sufriendo las consecuencias de la crisis, el paro, la precariedad, la pobreza…

Reciba nuestro abrazo en Jesús Obrero. Y como decía G. Rovirosa:

¡Hasta mañana en el Altar!



Descansa en paz, Pepe Jiménez;
siempre estarás en nuestro recuerdo.


Foto: Pepe Jiménez con 36 años (1989)                           Foto: Pepe Jiménez con 54 años (2007)


HA MUERTO PEPE JIMÉNEZ. Juan Cejudo

[Juan.JPG]
Fuente: Blog de Juan Cejudo

He sentido en mi interior la muerte de Pepe Jiménez como algo muy especial para mí.

A pesar de que en estos últimos años, por diferentes razones, apenas habíamos tenido contacto, es cierto que juntos hemos vivido experiencias para mí inolvidables.



Foto: Pepe Jiménez con 36 años (1989)


Desde comienzos de los setenta, conocí a Pepe. Alguien me comentó que en la calle Santiago 10, bajo (curiosamente en ese mismo número, pero en el 2º piso he vivido varios años), un grupo de jóvenes se reunían allí. Era un local de los jesuitas. Me acerqué y conocí a Pepe. Desde entonces Pepe y yo mantuvimos una relación bastante estrecha.


Por aquellos años anteriores a la democracia, yo había sufrido muchas veces la triste experiencia del paro. Sé bien lo que significa eso. Organizamos la Comisión de parados de Cádiz. Nos movimos bastante. Pepe y yo estábamos juntos en aquellas movidas.


Recuerdo aquellas charlas que teníamos delante de las Asambleas de trabajadores por toda la Bahía: Aeronáutica, Bazán, Fábrica de Tabacos etc...


Juntos apoyamos aquel encierro de 40 parados en Santo Domingo en Diciembre de 1.979. Aquel mismo mes celebramos mi boda y la de dos compañeros más, parados de Santo Domingo, tenidas una detrás de otra en el Gobierno Civil. Allí estaba Pepe con todos los parados del encierro.


Y la Eucaristía que celebramos con un montón de gente en una casa del Barrio de Santa María la misma noche que nos casamos por lo civil.  Allí estaba Pepe.


No se me olvidará aquella concentración que la Asamblea de parados convocó frente al Gobierno Civil en los albores de la democracia. Pepe y yo juntos, con un buen número de parados de todo Cádiz.


Y aquel empeño profético de Pepe queriendo convencer a la policía de que debía de colaborar con nosotros los parados porque nuestra causa era justa.


Y el jefe de policía que nos dijo: "Tenéis dos minutos para disolverse". Y Pepe que seguía dialogando con los policías (yo a su lado) para convencerles. Hasta que lo detuvieron. Y yo me fui en el furgón de policía con él para no dejarlo sólo.


Y dentro del furgón aún seguía Pepe queriendo convencer a todos los policías de que debían de estar con nuestra causa...


Debo decirlo claramente: la experiencia mía en los años que estuvimos muy relacionados (yo calculo desde principios de los setenta a los 90 más o menos), a mí Pepe siempre me pareció una persona ejemplar por su honestidad, coherencia, su serenidad, su bondad y aquella alegría interior que le brotaba en la mirada, como muy bien puede comprobarse en la foto que acompaña este artículo.


Luego, con Pepe también viví la experiencia de estar en la misma Comunidad Cristiana de base unos años, aunque luego aquella comunidad no siguió adelante.


Pero siempre estaba ahí Pepe animando a todos para vernos con cierta frecuencia.


También recuerdo aquel amplio artículo que escribimos él, Enrique Blanco (creo) y yo sobre los Carnavales de Cádiz y que publicó la Revista de la HOAC.


También Pepe nos invitó en el año 1984 al día de la HOAC que se celebró en Facinas. En la foto que aparece todo el grupo, detrás de una mesa, se ve a Pepe.



Foto: Facinas (Cádiz) Día de la HOAC año 1984


Recuerdo que estuvimos en su boda y que allí toqué la guitarra.

Era un hombre de verdadera fe.  La transmitía, la vivía, la contagiaba...

Sentí de verdad haber perdido el contacto con él en los años posteriores.

Posiblemente nuestra marcha a La Línea durante 11 años y también su militancia en la HOAC, de la que llegó a ser nombrado presidente nacional, influyera en esa separación.

Desde aquí quisiera dar un gran abrazo a su familia, especialmente su mujer e hijos (que no conozco) y hermanos, de modo especial a Lorenzo con quien también compartí muchas experiencias aquellos años.

Se nos ha ido una excelente persona, un gran creyente, un magnífico militante.

Una información muy completa sobre las reacciones a su muerte se puede encontrar en:





Descansa en paz, Pepe Jiménez;
siempre estarás en nuestro recuerdo.


Pepe Jiménez con 36 años (1989)                  Pepe Jiménez con 54 años (2007)



sábado, 28 de agosto de 2010

HASTA SIEMPRE AMIGO PEPE, por Paco González.

Fuente: LA VOZ DIGITAL DE CÁDIZ
Autor: Paco González


EN MEMORIA DEL COMPAÑERO
PEPE JIMÉNEZ


El 26 de agosto nos dejó Pepe Jiménez García. Había nacido en Barbate, y a temprana edad arribó con su familia a Cádiz. Su madre, viuda, regentó una pensión con la que sacó adelante a Pepe, y a sus hermanos. Pronto se mostró inclinado a participar en las reivindicaciones del tiempo de la Dictadura. Con otros parados, protagonizó el encierro de 1978. Aquella fue una manifestación de protesta integral, en la que se unía, a la disconformidad de los encerrados con la penuria del mundo del trabajo, la protesta por la falta de libertades. El militante obrero que era ya conoció la HOAC, un movimiento obrero cristiano que, desde los cuarenta, venía formando trabajadores que luego se integraron en las organizaciones sociopolíticas y sindicales que tanto contribuyeron al advenimiento de la democracia. En la HOAC, comprendió Pepe que los valores de justicia y solidaridad por los que él venía luchando, tenía un marcada referencia en el Evangelio, y descubrió que un militante obrero podía seguir a Jesús siendo también militante cristiano.


Coherente con el compromiso que le sugería la HOAC, se afilió a la UGT y, en calidad de miembro del comité de empresa, participó en las movilizaciones del sector de trabajadores públicos del Ayuntamiento de Cádiz, entidad en la que trabajaba como electricista. Por su tesón y convicciones llegó a ser secretario general provincial de su federación en el sindicato ugestista. Mientras, simultaneaba la actividad laboral y sindical con la militancia en un equipo de la HOAC. La Asamblea de la HOAC lo eligió su Presidente General. En los cuatros años en los que detentó el cargo potenció la misión de la HOAC en la Iglesia y en la sociedad y las relaciones internaciones de la organización.


Finalizado el periodo de representación en Madrid, Pepe Jiménez regresó a Cádiz y continuó su tarea militante, principalmente en la HOAC diocesana. Poco a poco la esclerosis múltiple, con la que ha luchado durante quince años, fue dando la cara.


Aún así, asistía a reuniones, intervenía en debates, preparaba y daba cursillos por buena parte de la geografía española, a pesar de las limitaciones que le imponía la enfermedad. Este incansable dinamismo nos hacía creer que Pepe iba a vencer el desafio más importante de su vida. Sin embargo, la silla sustituyó al bastón y la cama a aquella, su último medio de locomoción. En todas estas etapas, seguía manifestando la misma entrega a los amigos y compañeros.


Fue un apasionado del Mundo Obrero, firme defensor del sindicalismo de clase como instrumento liberador al servicio de los hombres y mujeres del trabajo, y apostó firmemente por su familia: Margarita, su mujer, que con tanta entereza le ha cuidado y acompañado en estos años; y sus hijos, Sara, Jose y Belén. Cuando su maltrecho cuerpo no pudo más, les pidió permiso para morir, se despidió de todos sus familiares, no si antes disculparse por no haber podido responder con más fuerzas. Y se entregó en manos del Padre, como a él le gustaba llamar frecuentemente a Dios.


Creyentes y no creyentes que le hemos querido , le dijimos hasta siempre en una eucaristía celebrada en su parroquía de San Sebastián, en Puerto Real, localidad en la que vivía últimamente. Dimos gracias por la vida que él tan generosamente nos donó con su decidido compromiso por los más debiles del mundo obrero.


Descansa en paz, Pepe Jiménez; siempre estarás en nuestro recuerdo.


Foto: Pepe Jiménez con 36 años (1989)                                       Foto: Pepe Jiménez con 54 años (2007)

viernes, 27 de agosto de 2010

«LA VOZ DE CÁDIZ», SE HACE ECO DEL FALLECIMIENTO DE PEPE JIMÉNEZ




El gaditano Pepe Jiménez, destacado dirigente de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), ha fallecido en Puerto Real a los 57 años de edad después de una larga enfermedad. Su estado de salud empeoró considerablemente a partir del pasado sábado (21 agosto), día en el que fue ingresado en el Hospital Clínico puertorrealeño hasta que se produzco el fatal desenlace el pasado miércoles (25 de agosto).


Pepe fue, ante todo, un hombre de fe profunda en Jesús a quien siguió con lealtad. Otra de las fidelidades a lo largo de su vida fue su entrega al mundo obrero, como a él le gustaba llamarlo. Una buena prueba de ello fue su destacada presencia en la HOAC -de la que fue Presidente Nacional-, que hizo compatible con su valiente militancia sindical. A pesar de su frágil estado de salud, se sumó al encierro de parados en Santo Domingo de 1978. Numerosos miembros de la Hermandad Obrera de Acción Católica se acercaron en la jornada de ayer hasta el Tanatorio de Servisa para darle su último adiós. A las 15.30 sus restos mortales fueron trasladados del tanatorio a la parroquia de San Sebastián de Puerto Real donde se ofició una eucaristía. Posteriormente fue incinerado en el cementerio de la Villa.


Foto: Pepe Jiménez con 54 años (2007)


Obituario
Fallece Pepe Jiménez, obrero cristiano
Autor: JOSÉ ANTONIO HERNÁNDEZ GUERRERO

Publicado por «LA VOZ DE CÁDIZ»del viernes 27 de agosto de 2010 pag. 12 y 30



Me indica Eduardo Soto que nuestro común amigo, Pepe Jiménez, acaba de fallecer.


Aunque, sin duda alguna, la reacción más adecuada en estos momentos de dolor sea la de sumirnos en un silencio denso y en una oración agradecida, me atrevo a expresar brevemente la honda impresión que, a todos sus conocidos, nos ha causado la vida de este hombre de fe que, tras tener noticias de su enfermedad, decidió seguir subiendo por unos senderos empinados, iluminando con su mirada bondadosa y juvenil las sombras y los recovecos de nuestras complicadas existencias.


Tanto cuando derrochaba salud moviéndose por toda nuestra geografía como cuando, postrado por la enfermedad, ha permanecido recluido en su hogar, ha constituido uno de los argumentos más contundentes para demostrarnos la validez actual de los mensajes centrales del Evangelio.


Esperanzado creyente en Jesús de Nazaret y en los seres humanos, su testimonio ha sido un elocuente y claro discurso en favor de la lucha contra la pobreza, contra las desigualdades y contra las injusticias.


Si su palabra valiente, templada y serena, ha sido un grito enérgico que nos ha convocado para que nos acercáramos a los que sufren la marginación en este mundo, su vida ha sido un valiente y generoso recorrido por los caminos convergentes de la libertad y de la entrega solidaria a los hombres y a las mujeres.


Con su hábil manera de conjugar la fidelidad inquebrantable al Evangelio y con su profunda pasión por la libertad, Pepe nos ha ofrecido un testimonio de coherencia con sus profundas convicciones y nos ha explicado la espiritualidad de la humanización.


Permanentemente atento a todo lo que pasaba en su entorno, este ser íntegro y sin doblez, valiente, osado y declarado enemigo de las medias tintas, ha sabido encarar con vigor las dificultades de la vida, ha afrontado con fortaleza las adversidades y ha defendido con firmeza sus convicciones.


Vigor, fortaleza y firmeza -no siempre comprendidas ni valoradas- eran los exponentes de la amplitud y de la densidad de su vida interior.


A lo largo de su dilatada trayectoria humana no ha parado de nutrir su mente de ideas, de proyectos y de ilusiones que, progresivamente, se hacían más compactas, más sólidas y más consistentes.


Como ya indicamos hace escasas fechas, Pepe, un hombre de fe profunda en Jesús a quien ha seguido con lealtad, ha sido un servidor fiel del Mundo Obrero.


Ahí están como pruebas su dilatada trayectoria en la HOAC -de la que fue Presidente Nacional-, que hizo compatible con su valiente militancia sindical.


Se nos ha muerto una persona que nos ha dado una lección de profunda humanidad y de sencillez evangélica.


Con Margarita somos muchos los que compartimos el dolor.


Que descanse en paz.


Foto: Pepe Jimenez en la Asamblea diocesana de 20 de octubre de 2007




Finalmente, nos queremos hacer eco de la Oración de Acción de Gracias de la Eucaristía Celebrada en la Parroquia de San Sebastián de Puerto Real, de cuya comunidad formaba parte. En los últimos tiempos recibía diariamente la sagrada comunión bien en su domicilio o en el Hospital Clínico, cuando estaba ingresado, desde aquí queremos agradecer al P. Balbino, al P. Julio y a todos los consiliarios de la HOAC este acompañamiento espiritual. Asimismo, queremos agradecer los acompañamientos recibidos durante todo el proceso de su enfermedad, del sepelio y de la Eucaristía, especialmente a los que se han tenido que trasladar de otras localidades de la provincia y de otras diócesis de Andalucía. Y aquellos que por diversos medios nos han hecho llegar sus sentimientos de pesar y de solidaridad con Pepe Jiménez y Margarita, sus hijos, familia y HOAC diocesana.


ACCIÓN DE GRACIAS


Ante el cuerpo sin vida de nuestro amigo y hermano en la fe y militancia, Pepe Jiménez, queremos darte gracias Señor.


Gracias por haber encontrado en nuestras vidas una persona humana con los grandes valores de un autentico militante cristiano:


Ha vivido la Pobreza desde la cercanía a los trabajadores más pobres, estando a su lado en la lucha por la justicia, ha compartido lo que tenía y lo que era.


La Humildad, sabiendo escuchar y admitiendo la posible verdad del otro, aunque firme en sus convicciones básicas, ha sabido tratar con respeto y cariño a la jerarquía de la Iglesia sin dejar de decir lo que pensaba y ha sabido también obedecer cuando se le ha pedido.


El Sacrificio, de eso sabe más su familia especialmente Margarita, Sara, Jose y Belén; encierros, lucha socio política comprometido sindicalmente en la UGT y en las organizaciones populares, dos años Presidente de la HOAC de Andalucía, cuatro años de Presidente General de la HOAC, su disponibilidad hasta última hora en la lucha por la justicia.


Gracias por su Espiritualidad entroncada fuertemente en la mística de la HOAC, el ha tenido claro, que el cristiano ha de ser seguidor de Jesucristo y comprometido en la misión de la Iglesia, que es la evangelización, aprendió de Guillermo Rovirosa y de D. Tomás Malagón


Gracias porque como los Grupos de Dolor de los primeros años de la HOAC, supo transmitirnos el ofrecimiento de su dolor por la causa de los pobres y del mundo obrero y supo animarnos como nadie a la Misión y a tener plena confianza en el Padre.


Gracias Señor, porque tenemos plena confianza de que ahora está en tu presencia, haciéndote sonreír con su característico sentido del humor.


Como decía Rovirosa: el COMPROMISO es ACCIÓN de GRACIAS, nos comprometemos a trabajar más aún, en lo que tanto anhelaba Pepe, en trabajar por la evangelización del Mundo Obrero, que tanto ha sufrido y ahora están sufriendo los parados de siempre y los afectados por la crisis.





Foto: Pepe Jimenez en
la Asamblea diocesana de
20 de octubre de 2007

jueves, 26 de agosto de 2010

PEPE JIMENEZ DESCANSA EN PAZ. FALLECIÓ A LOS 57 AÑOS, EL 26 DE AGOSTO DE 2010

Descansa en paz, Pepe Jiménez;
siempre estarás en nuestro recuerdo.


       Pepe Jiménez con 36 años (1989)            Pepe Jiménez con 54 años (2007)

PEPE JIMENEZ DESCANSA EN PAZ


Eucaristía 16:30 horas Parroquia de San Sebastián de Pto. Real.

Queridos amigos/as:


Comunicaros que Pepe Jiménez se ha ido a la Casa del Padre y está resucitado en nuestros corazones.


Sus restos mortales, se encuentran en el Tanatorio de Servisa de Cádiz situado en:


CALLE Chiclana, s/n esquina Algodonales (Polígono Zona Franca)


Está entrando en Cádiz por el Puente Carranza en la Zona de la Izquierda.


A las 15:30 horas sera trasladado del Tanatorio a la Parroquia de San Sebastián de Puerto Real, sita en la C/Ancha, s/n., esquina c/San José.


A las 16:30 horas tendrá lugar la Celebración de la Eucaristía en dicha Parroquia


A las 17:30 horas será incinerado en el Cementerio de Puerto Real.


Elevamos nuestra oración al Padre por su eterno descanso.


Recibid un abrazo en Jesús Obrero


Hasta mañana en el Altar



----- Mensaje enviado ----
De: Sebastian Henry Perez
Para:
Enviado: jue, agosto 26, 2010 2:47:43 AM
Asunto: Pepe Jimenez descansa en Paz.

Queridos amigos: nuestro querido hermano Pepe ha descansado en la paz de Dios Hoy sobre las dos de la madrugada.
El sepelio será hoy por la mañana.
Un abrazo en Jesús obrero

Sebastián Henry Pérez

domingo, 22 de agosto de 2010

LOS TRABAJADORES DE SAN JUAN DE DIOS PONEN FIN AL ENCIERRO


Foto: INFORMACIONES CÁDIZ - Autor: I J Poveda
El encierro de los trabajadores en el Obispado duró un día.
El vicario se comprometió a dar una solución y, por ahora, parece que está cumpliendo.




El Obispado se compromete a pagar las nóminas a la plantilla de San Juan de Dios




LOS AFECTADOS HABLAN «Hemos pasado una noche muy dura, pero todo esto nos ha hecho más fuertes» «La nueva residencia de ancianos podría abrir a comienzos del mes de octubre»






El viernes 20 de agosto, Pastoral Obrera, Eppo de San Lorenzo y la HOAC, hicimos acto de presencia en la concentración que los/as trabajadores/as del antiguo hospital "San Juan de Dios" de Cádiz, venían llevando a cabo en el patio del Obispado, apoyados por CCOO, para reclamar el sueldo de julio que aún no han cobrado. Siendo el objetivo informarnos de primera mano, testimoniar nuestra solidaridad y apoyo al colectivo y también servir en la medida de nuestras posibilidades de mediadores entre ambas partes, dialogando y haciendo ver a los reclamantes las dificultades reales por las que atraviesa el Obispado y la buena fe y el interés social que D. Antonio Ceballos viene mostrando por el proyecto del geriátrico, cuyo edificio está rehabilitado en un noventa por ciento.



Foto: LA VOZ DIGITAL - Autora: EVA LINDBERG



El vicario general, Guillermo Leonsegui, nos dio toda clase de explicaciones sobre el problema laboral planteado y la problemática que conlleva, siempre en un tono cordial y amable, comprendiendo el objetivo de nuestra presencia en la concentración. Más tarde, pudimos hablar con varias compañeras y un compañero, a los que les explicamos la misión de la P.O, y de las organizaciones a las que pertenecemos, aclarándoles la finalidad de nuestra misión eclesial y obrera.


Seguidamente, el vicario reunió a los/as trabajadores/as concentrados y les comunicó que el lunes se daría la orden de pago de sus nóminas del mes de julio.




Foto: LA VOZ DIGITAL - Autora: EVA LINDBERG



A continuación, los concentrados/as, se reunieron en asamblea junto con la representación sindical, por nuestra parte, dimos por concluida nuestra modesta misión.


En la asamblea se decidió desconvocar la concentración que se mantenía en el Obispado desde el día de ayer jueves 19 de agosto, a la espera de lo que ocurra el próximo lunes, y con más efectividad económica el próximo martes.


Ver como se hacen eco de esta noticia Diario de Cádiz, La Voz Digital e Informaciones Cádiz, en los enlaces correspondientes:


http://www.diariodecadiz.es/article/cadiz/772231/los/trabajadores/san/juan/dios/ponen/fin/encierro.html

http://www.lavozdigital.es/cadiz/v/20100820/cadiz/trabajadores-hospital-juan-dios-20100820.html

http://www.andaluciainformacion.es/portada/?a=136593&i=100&f=0



martes, 17 de agosto de 2010

JUVENTUD OBRERA CRISTIANA Núm. 95 EDITORIAL


Fuente: http://www.joc.es/


Hace pocas semanas Vicky Harrison, una joven británica de 21 años, se quitaba la vida porque “no encontraba trabajo”.


Fue una estudiante con calificaciones brillantes. Desde que acabó los estudios superiores había realizado más de 200 entrevistas y aún no había sido contratada.



Foto: Cavendish Press


Buscó trabajo relacionado con aquello que había estudiado y, al no encontrarlo amplió sus fronteras, buscando cualquier trabajo. Y tras dos años de búsqueda no soportó más. Su padre la encontró con una carta en la que se despedía de sus familiares y amigos. En ella les decía que no era culpa suya, que simplemente no se sentía feliz con lo que era y con lo que hacía. Se sentía fracasada y humillada.


Hoy, en España, hay cinco millones de parados. Un millón doscientas mil familias tienen a todos sus miembros sin trabajo. El domingo pasado una compañera me decía, entre lágrimas, que no se encuentra a gusto consigo misma y con lo que hace: “No sé muy bien el porqué, pero no estoy bien”.


Acabo de leer en la prensa que en Japón, durante muchos años las relaciones laborales se caracterizaron por una dedicación exclusiva, vitalicia y devota del trabajador a su empresa; y que, a cambio, éste recibía una cobertura médica y social mejor que la del estado de bienestar de muchos países europeos,… vacaciones subvencionadas, guarderías, seguros de desempleo y el compromiso no escrito de no despedir a sus empleados. Pero las cosas han cambiado progresivamente. Hoy, miles de ciudadanos carecen, no solo de empleo, sino también de cualquier cobertura social. Las calles se han llenado de “sin techo” y de personas que han perdido su medio de vida.


Millones de japoneses, al cumplir los treinta años siguen trabajando como empleados en tiendas o en restaurantes de comida rápida, con malos contratos y malas condiciones. Es entonces cuando se hacen conscientes de que ya no tendrán un empleo y unas condiciones como las que tenían sus padres algunas décadas atrás. Son los “friitaa”[1], una nueva categoría de trabajadores precarios. Pero la precariedad más dura la padecen los “refugiados de cibercafé”. Como sus ingresos no llegan para costearse una vivienda, se ven obligados a pernoctar en los cibercafés de 24 horas; eso sí, en cómodos sillones y con duchas accionadas con monedas.




Foto: Cavendish Press



Pienso en Vicky. ¿Su muerte servirá para algo? Sus padres han decidido crear una fundación, que llevará su nombre, para ayudar a jóvenes desempleados a afrontar el duro mercado laboral. En Japón los “friitaa” han creado un sindicato, al margen de los conservadores sindicatos tradicionales, para ayudar a los jóvenes a manifestar su descontento con el actual sistema económico y social. ¿Podemos nosotros contribuir a la creación de un sistema más justo y más humano? Yo creo que sí. Se lo debemos a Vicky.



[1] Friitaa: palabra creada a partir del inglés freelance (trabajador autónomo, por cuenta propia, independiente)