HOA DIOCESANA DE CÁDIZ Y CEUTA

[hoac.gif]










UNA MIRADA CRISTIANA DEL TRABAJO HUMANO Y EL BIEN COMÚN
¡ACOGE, ABRAZA, CUIDA, ACOMPAÑA...!
LA VIDA DEL MUNDO OBRERO, CON MISERICORDIA Y COMPASIÓN.


¡Bienvenido/bienvenida! al "blog" de la HOAC diocesana de Cádiz y Ceuta.


lunes, 20 de marzo de 2017

«LAS PALABRAS VACÍAS»,
por José Antonio Hernández Guerrero




Las palabras vacías



Incluso en nuestras conversaciones cotidianas podemos comprobar cómo las palabras son unos recipientes amplios que, como si fueran cocteleras trasparentes, cada interlocutor, al pronunciarlas o al escucharlas, las llenan y las vacían permanentemente de diversos significados personales. El valor de las palabras depende, en gran medida, de la huella afectiva que le produce al que la emplea, al que la pronuncia o al que la escucha. Nuestras múltiples experiencias como hablantes y las diferentes circunstancias que concurren en nuestras vidas determinan que los objetos, los sucesos y las palabras se tiñan de colores, adquieran sabores y provoquen resonancias sentimentales que, no lo olvidemos, constituyen el fundamento más profundo de nuestros juicios, de nuestras actitudes y de nuestros comportamientos. Las palabras las vivimos o las malvivimos, nos nutren o nos enferman.


Las palabras poseen un fondo permanente, que es el que figura en los diccionarios, pero, además, se llenan de esos otros significados emocionales que son mucho más importantes y más poderosos. Son valores que los enriquecen o los empobrecen y los convierten en eficaces instrumentos de la construcción y de la destrucción del cada ser humano y de cada sociedad.


¿Qué sentidos tienen, por ejemplo, las palabras “mar”, “río”, “montaña”, “valle”, “hombre”, “mujer”, “niño”, “anciano”, “amor” u “odio”? ¿No es cierto que las palabras, poseen unos sentidos diferentes que les damos los hablantes y los oyentes cuando establecemos la comunicación, cuando, integrándolas en la cadena de un discurso, las usamos como vehículos para transmitir nuestras ideas, nuestras sensaciones o nuestros sentimientos, como vínculos para unirnos, como látigos para agredir o como pistolas para matar? La palabra “mar” no significa lo mismo pronunciada por un pescador de Barbate, por un pasajero de un trasatlántico de lujo, por un cordobés que veranea en Conil de la Frontera o por un emigrante que atraviesa en patera el Estrecho de Gibraltar.


Los vocablos, efectivamente, no están completamente llenos hasta que los pronunciamos y los escuchamos. Es entonces cuando las palabras adquieren sustancia humana, calor vital y vibración emocional, de la misma manera que las cuerdas de una guitarra sólo expresan sensaciones, sólo transmiten sentimientos, cuando unos dedos maestros las acarician.


Pero también es verdad que algunas palabras pueden estar vacías, son las que carecen de contenido humano: no nos hieren, no nos envenenan ni nos matan, pero nos aburren, nos hastían y pueden hartarnos, enojarnos e irritarnos. Son canales de meras flatulencias que, quizás, desahogan a los que las emiten, pero nos aburren a quienes las escuchamos. Las palabras, para que sean humanas, han de estar vivas, han de latir y tener temperatura. Hablamos y escribimos con experiencias y con imágenes, más que con gramáticas y con diccionarios por muy importantes que éstos sean.






José Antonio Hernández Guerrero, reflexiona, semanalmente en nuestro “blog”, sobre las Claves del bienestar humano el sentido de la dignidad humana y el nuevo humanismo.


«EL TIEMPO AJENO»,
(Claves del bienestar humano)




«VIDA NUEVA» Boletín semanal: 17/03/2017 – núm. 366


http://www.vidanueva.es/

http://www2.teenvio.com/v4/public/estadisticas/lee/?id_envio=331&id_c=sm_ppc&id_contacto=6469&key2=37a6e4c6278e19d41e1f4c828441de21


Si no puede ver el correo correctamente pinche aquí
Todos los contenidos en VidaNueva.esSíguenos en:twittertwitterfacebookfacebook
VidaNueva
17/03/2017 - Boletín semanal nº 366
portadaVidaNuevaEmilia Fernández, canastera, gitana y mártir
Esta es la historia de la primera mujer calé que sube a los altares
El próximo 25 de marzo, 115 mártires de la Guerra Civil serán beatificados en Almería. Entre ellos, Emilia Fernández, la primera mujer gitana que subirá a los altares. Su historia es apenas conocida y su modelo nos sirve, además, para conocer el estado actual de la pastoral gitana en España.

 Leer más
 Sumario del nº 3.028
  Y ADEMÁS...
Tándem episcopal para un diálogo sincero y sano
El día después de las elecciones en la CEE
No hace falta conocerles en profundidad para constatar que Blázquez y Cañizares tienen personalidades y sensibilidades eclesiales diferentes. No obstante, la disposición entre ambos para ensamblar ambas tonalidades resulta imprescindible en un tiempo convulso en lo social y de resistencia en lo eclesial. Leer más
"La Iglesia no está para condenar, sino para salvar"
Giuseppe Versaldi, prefecto de la Congregación para la Educación Católica
Tras su paso por Salamanca para recibir el doctorado honoris causa de la Universidad Pontificia, el cardenal Giuseppe Versaldi estuvo en Vitoria pronunciando una conferencia. Allí hablamos con él sobre la validez actual del humanismo cristiano, sobre las resistencias a la reforma de Francisco y sobre los abusos, entre otros temas. Leer más
Hacia una conversión ecológica con Laudato si'
Por qué y cómo dejar de participar en este sistema que causa tanto dolor
Con la encíclica Laudato si', el papa Francisco ha puesto sobre la mesa una cuestión que llevaba décadas planteándose: el cuidado de nuestra casa común. Un grito de la tierra que guarda estrecha relación con el grito de los pobres. Llevamos tiempo sabiendo esto. Y, sin embargo, no acabamos de reaccionar... Leer más
No hay margen de error, ni hueco para la brisa
'Notas al pie', por José Beltrán, director de 'Vida Nueva'
Miércoles 15. La tensión de hace unas semanas, al menos, se rebajó. No se percibió en el foro. Solo el acaloramiento propio de cada debate. Eso sí, la estrategia no se esfumó. Murmuraciones jesuíticas saludables al comienzo. Reparto de fichas después. Alguna, con nocturnidad. Sin lugar a la improvisación. Así no hay margen de error. Ni hueco para la brisa... Leer más
La última misa de la tele
La opinión de José Lorenzo, redactor jefe de 'VN'
"¿Qué quieres ver? Hoy no hay misa". "¿Por qué? ¿No hay Dios?", respondió llena de temor. "No, es que la han quitado unos que mandan porque dicen que es un privilegio"... Leer más
.
Enviado a hoaccadizyceuta@gmail.com por Vida Nueva
Si quiere dejar de recibir mensajes pinche aquí