HOA DIOCESANA DE CÁDIZ Y CEUTA

[hoac.gif]










UNA MIRADA CRISTIANA DEL TRABAJO HUMANO Y EL BIEN COMÚN
¡ACOGE, ABRAZA, CUIDA, ACOMPAÑA...!
LA VIDA DEL MUNDO OBRERO, CON MISERICORDIA Y COMPASIÓN.


¡Bienvenido/bienvenida! al "blog" de la HOAC diocesana de Cádiz y Ceuta.


martes, 20 de abril de 2010

VEINTE PARADOS SE ENCIERRA EN LA IGLESIA DE SAN LORENZO DE CÁDIZ, DESDE EL 19 DE ABRIL


Fuente: DIARIO DE CÁDIZ
Autor: Pablo-Manuel Durio
En este salón situado en la cripta de San Lorenzo
es donde ayer iniciaron el encierro los veinte desempleados.


El párroco, a través del Obispado, pone un salón a disposición de este colectivo para desarrollar esta acción de protesta después de semanas manifestándose en la plaza de San Juan de Dios



El colectivo de desempleados que llevaba semanas manifestándose en la plaza de San Juan de Dios ha aumentado el nivel de sus protestas y ayer inició un encierro indefinido en la parroquia de San Lorenzo (en la calle Armengual). Se trata de veinte desempleados gaditanos que hace meses formaron el grupo Parados de Cádiz Capital 2010 y que han tomado esta iniciativa como recurso para hacer valer sus reivindicaciones.


El portavoz del colectivo, Daniel Aguilar, manifestaba ayer que han esperado cuarenta días "para agotar la vía administrativa" y que tras el silencio de la mayoría de instituciones a las que han pedido amparo (Junta de Andalucía, Ayuntamiento, Diputación, Subdelegación del Gobierno, Partido Popular, Partido Socialista, CCOO, UGT, Obispado, Asociación de la Prensa, UCA, asociaciones de vecinos y Colegio de Abogados) "no hemos tenido otra opción". A ello se suma, según el colectivo, las trabas cada vez mayores que estaban encontrando para mantener sus movilizaciones en la calle.


Aguilar defiende el comportamiento cívico y "ejemplar" que han tenido en todo momento. "Hemos optado por la vía diplomática, no pueden tener queja ninguna de nosotros, y por lo menos nos merecemos ser recibidos", manifestaba el portavoz ayer mientras ultimaba los preparativos del encierro.

La parroquia de San Lorenzo ha sido el lugar escogido por el Obispado para atender la petición de estos desempleados, tal y como prometió el obispo durante la reunión que mantuvo con ellos. A partir de ahora, contarán con un salón situado en la cripta del templo, con un cuarto de baño sin ducha y con un pequeño descansillo donde poder cocinar, de manera que su acción de protesta interfiera lo menos posible en la actividad cotidiana de la parroquia. "Tenemos que agradecer al padre Jesús (García Cornejo, párroco de San Lorenzo) lo que está haciendo por nosotros. Desde la Iglesia se están portando que no veas", reconocía ayer Daniel Aguilar.


Estos veinte desempleados esperan ahora ser atendidos y recibidos por las administraciones públicas, considerando que con "un esfuerzo" se puede conseguir su principal reivindicación: que las obras que adjudiquen las instituciones en la capital incluyan el requisito de que tengan que ser trabajadas por una mayoría de gaditanos (como de hecho ya ocurre en algunas de las actuaciones que salen a concurso).



Fuente: INFORMACIÓN CÁDIZ
Autor: Juan Antonio Osorio
La veintena de parados gaditanos en el interior de la dependencia
que el Obispado les ha cedido en San Lorenzo


El Colectivo Parados Cádiz Capital 2010 comenzó su encierro ayer en la Parroquia de San Lorenzo de Cádiz, después de que el Obispado de Cádiz y Ceuta, tras haber mantenido diversas reuniones tanto con los párrocos de la ciudad, Arciprestazgo de Cádiz Intramuros, como con los representantes de Parados de Cádiz Capital 2010, ofreciera al grupo de trabajadores en paro los locales pastorales de la parroquia situada en la calle Sagasta, en el casco antiguo.


Tal y como explicó el Obispado de Cádiz y Ceuta, el párroco de la Iglesia de San Lorenzo, Jesús García Cornejo, “dispondrá, en la medida de sus posibilidades, los servicios imprescindibles para alojarlos sin que quede interrumpida la actividad parroquial”, mientras dure el encierro del colectivo de gaditanos que desde mediados del mes de marzo reivindica un puesto de trabajo en la ciudad.


En total se han encerrado, desde ayer, un total de 20 personas, al mismo tiempo que, como explicaba ayer uno de los portavoces del Colectivo Parados de Cádiz Capital 2010, se ha creado un grupo de cinco personas que desde fuera de la Iglesia de San Lorenzo llevará a cabo una labor cercana y de trabajo, pero sin encerrarse.


“Unas cinco personas, los que más problemas tienen para encerrarse, están fuera trabajando como si estuvieran dentro. Seguirán informando con folletos a los gaditanos de la situación, recogiendo firma y buscando ayuda por los comercios, para ver si colaboran en lo que puedan con nosotros, bien sea alimento o otro tipo de ayuda”, explicaba ayer Daniel Aguilar, uno de los encerrados en San Lorenzo.


● Miedo a la higiene

Según los propios encerrados, el sitio es “recogido, no está mal”, pero tienen miedo a cómo puedan llevar la higiene en el lugar que el Obispado de Cádiz les ha cedido para su protesta.


“En principio intentaremos lavarnos con manoplas, así en una especie de lavadero antiguo que tenemos, pero a ver cómo se puede llevar a cabo. A medida que pasen los días veremos si es soportable o no, y a ver si podemos buscar algún tipo de alternativas. Es lo peor del sitio, si vemos que es insoportable veremos cómo lo podemos llevar”, explicaba el portavoz del colectivo.


En lo que a la duración del encierro se refiere, el colectivo deja claro que “tiene carácter indefinido, no tenemos pensada una fecha para dejar la protesta”, explicaban ayer, señalando claramente a “un posible encuentro tanto con la Junta de Andalucía, a través de Juan Bouza, como con el Ayuntamiento de Cádiz, con la alcaldesa Teófila Martínez”, como las claves “para que se desbloquee esta situación”.


Entre la veintena de encerrados hay parados de distintos sectores, primando por encima de todo los operarios de la construcción, pero con electricistas, carpinteros, e incluso una mujer del sector de la limpieza, que aunque no está encerrada de San Lorenzo, colabora en el grupo de trabajo que está en el exterior con la campaña informativa y de recogida de firmas.


● “Me noto extraño”

“Yo ahora mismo, ya estoy un poco mal y comienzo a asimilar esto”, explicaba en la tarde noche de ayer Daniel Aguilar, uno de los parados encerrados. “Hemos intentado estar llevando las horas como podemos, con charlas y con las cartas. Me noto extraño, es una sensación muy rara, y una mezcla de temor y sobre todo de preocupación, porque ya, desde tan pronto, te comienzas a preguntar si esto merece o no la pena realmente, y si tendrá efecto”, explicaba ayer el portavoz que apelaba “al ánimo” para llevar adelante la complicada situación.